Cómo hicieron los "indignados" de España para llevar a juicio al exjefe del FMI Rodrigo Rato

  • 26 septiembre 2016
Rodrigo Rato Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Rodrigo Rato, alguna vez considerado un genio financiero, fue llevado a interrogatorio en abril de 2015.

Los "indignados" de España están a las puertas de anotarse una de sus mayores victorias contra la corrupción.

Eso gracias a que una iniciativa puesta en marcha en 2012 por un grupo de activistas políticos llevó al banquillo de los acusados a Rodrigo Rato, exministro de Economía y antiguo jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este lunes empezó en Madrid un juicio contra decenas de exmiembros de la junta del banco español Bankia, acusados de apropiación indebida y fraude.

Entre ellos, el premio mayor para los activistas es Rato, que niega todas las acusaciones en su contra.

Hace cuatro años

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En 2014 los manifestantes exigían acciones contra la corrupción.

Todo comenzó en una reunión en Barcelona hace más de cuatro años, que se celebró con motivo del primer aniversario de la protestas del 15 mayo de 2011 por parte de los "indignados" contra la corrupción.

Uno de los asistentes preguntó por qué no intentaban enviar a Rato a prisión.

"Así que elaboramos un plan racional, con un plazo de tiempo razonable hacia ese objetivo", dice Sergio Salgado, miembro destacado del grupo de campaña 15MpaRato, que es directamente responsable de que Rato haya sido llamado a juicio.

"No tenemos nada personal contra él", explica Salgado.

Para Simona Levi, otra dirigente del movimiento 15MpaRato, el exgerente del FMI es un símbolo de la cultura de "puerta giratoria".

Quién es Rodrigo Rato

De 67 años de edad, Rato fue ministro de Economía en el gobierno del conservador Partido Popular (PP) encabezado por José María Aznar entre 1996 y 2004.

A menudo se le atribuye a Rato ser el "cerebro" del auge económico de España, antes de que se derrumbara al estallar la burbuja inmobiliaria en 2008.

A menudo se le atribuye a Rato ser el "cerebro" del auge económico de España, antes de que se derrumbara al estallar la burbuja inmobiliaria en 2008

James Badcock, BBC
AFP

Cuando el PP perdió el poder en 2004, Rato se convirtió en jefe del FMI, cargo que abandonó repentinamente en 2007 por "razones personales".

En 2010, fue nombrado presidente de Bankia, un banco formado por la fusión de Caja Madrid con otras cajas de ahorros públicas, todas afectadas por los problemas que habían dejado años de crédito fácil a proyectos de construcción.

Bajo su dirección, Bankia se convirtió en el banco símbolo la crisis financiera de España.

Cotizó en el mercado de valores en julio de 2011, siendo el cuarto mayor banco de España.

Bankia dijo inicialmente que había conseguido utilidades operativas en 2011 de US$340 millones.

Sin embargo, una auditoría en mayo de 2012 demostró que en realidad había tenido pérdidas sustanciales.

Rato se vio obligado a renunciar como presidente de Bankia y el banco fue nacionalizado.

Y de la noche a la mañana, las acciones adquiridas por más de 200.000 pequeños inversores perdieron todo valor.

¿Qué hicieron los activistas?

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El escándalo de las tarjetas 'black' afectó a Rato.

El pequeño equipo de 15MpaRato empezó a recopilar evidencia de lo que veían como información fraudulenta suministrada a personas con cuentas en Bankia que habían recibido la oportunidad de comprar "acciones preferenciales" antes de la salida a Bolsa.

Animaron a los inversores pequeños "víctimas" a presentarse, demandar a Bankia, y ayudarles a construir una historia creíble para persuadir a los fiscales a tomar medidas.

Bankia finalmente accedió a devolverle1.500 millones de euros a los aproximadamente 200.000 ahorradores que habían comprado acciones preferenciales cuando los tribunales aceptaron un informe del Banco de España que establecía que había habido engaño.

El papel de Rato en este supuesto fraude todavía está siendo investigado sin fecha fijada para ese juicio.

Tarjetas 'black'

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Muchos antiguos accionistas de Bankia protestaron por el escándalo.

Lo que nadie esperaba era el caso de las tarjetas de crédito "black" y es por esa causa que el exministro de Economía español afronta juicio desde este lunes.

La evidencia llegó en 2013, cuando Simona Levi abrió un correo electrónico de denuncia de irregularidades.

En el mensaje, había una lista completa de personas acusadas de usar tarjetas de crédito emitidas en secreto a los consejeros y asesores de Caja Madrid y posteriormente Bankia, así como denuncias sobre la manera en que habían gastado dinero.

Levi recuerda que al principio leían enormes cantidades de información que llegaban a través de esa cuenta y no se las tomaban demasiado en serio. Pero luego empezaron a pensarque estaban ante "un verdadero tesoro".

La lista contenía muchos nombres prominentes de la vida política española, incluyendo representantes de los partidos políticos de izquierda y derecha y de los sindicatos así como altos directivos bancarios, entre ellos Rato.

Y los activistas de 15MpaRato la compartieron con los medios de comunicación españoles.

La suma total gastada entre 1999 y 2012 ascendió a 15,5 millones de euros, dinero supuestamente destinado a cubrir los gastos de asistencia a reuniones de la junta pero supuestamente usado a menudo para artículos personales o simplemente retirado de los cajeros automáticos.

¿Cuáles son las perspectivas de Rato?

El caso de las tarjetas de crédito 'black' ha enfurecido a antiguos accionistas de Bankia.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Rato fue brevemente arrestado en 2015.

Rato se enfrenta a una posible pena de cárcel de hasta 10 años si es encontrado culpable de implementar y expandir el sistema secreto de tarjetas de crédito, y puede ser llevado a juicio en al menos otros tres casos.

La prisión completaría la caída en desgracia de un hombre que alguna vez fue considerado aspirante a ocupar el cargo de presidente de gobierno de España, pero que en 2014 se vio obligado a renunciar a su membresía del PP.

En 2015, se supo que estaba siendo investigado por fraude fiscal tras aprovechar una amnistía fiscal, tres años antes, repatriando dinero que había estado guardando el extranjero.

Esta investigación lo llevó a ser detenido brevemente en abril de 2015.

Él niega todas las acusaciones.

Temas relacionados

Contenido relacionado