El truculento caso de sexo y poder que derivó en una demanda del magnate Sumner Redstone contra dos mujeres en EE.UU.

Sumner Redstone Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El magnate de medios cumplió 93 años el pasado mes de mayo.

Atrás quedaron años de sexo, poder, fama y dinero, mucho dinero.

La vida que antes transcurría entre mansiones de Beverly Hills y tiendas de la prestigiosa avenida Rodeo Drive en Los Ángeles, California, se ha trasladado a los tribunales.

En el centro de todo, un nonagenario de aspecto inofensivo que hasta hace bien poco era un temido magnate de grandes medios de comunicación en Estados Unidos.

Debilitado y envejecido, Sumner Redstone parece manejado por los intereses de quienes le rodean.

Pero quizá no sea tan frágil como aparenta.

Esta semana, presentó una demanda civil por "abusos a mayores" contra dos mujeres: su exnovia Sydney Holland y Manuela Herzer, quien fuera la encargada de sus cuidados de salud.

Lo que se viene promete ser una tortuosa batalla legal.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Sumner Redstone y Sydney Holland (en la imagen) se conocieron en 2009, cuando el magnate se acababa de divorciar de su segunda esposa.

"Abuso de mayores"

A sus 93 años, Sumner Redstone, que hasta este mismo año era presidente de CBS Corp. y Viacom Inc, (dueña entre otras de Paramount Pictures) es una persona dependiente.

Necesita ayuda para trasladarse por su mansión de la exclusiva comunidad Beverly Park en Los Ángeles y casi no puede hablar.

Se comunica a través de un iPad que reproduce su voz, grabada de los numerosos discursos y entrevistas que ha concedido a lo largo de su vida.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Originaria de Argentina, Manuela Herzer llegó a Estados Unidos en 1966. Conoció a Redstone en 1999.

En la demanda, Redstone alega que Herzer y Holland lo manipularon y se aprovecharon de él.

Los cargos exactos son "abuso a mayores, ruptura del deber fiduciario, fraude e infligir intencionadamente angustia emocional".

Redstone reclama el pago de al menos US$150 millones para recuperar parte del dinero que se gastó en ambas mujeres.

Colaboración entre las mujeres

"Manipularon y abusaron emocionalmente de Redstone para conseguir lo que querían: joyas, ropa de diseño, propiedades en Beverly Hills, Nueva York, París, y dinero, mucho dinero", escribió el abogado Robert Klieger en la demanda de 30 páginas.

La querella presenta un extraordinario cuadro de cómo las dos mujeres se instalaron en la vida de Redstone.

A Manuela Herzer, de 53 años, la conoció en una cena en 1999, cuando se rompía el matrimonio de 52 años de Redstone con su primera esposa, Phyllis Gloria Raphael.

El magnate conoció a Holland una década después, tras el divorcio de su segunda mujer, Paula Fortunato, en 2009.

Poco después de empezar a salir con Redstone, Holland conoció a Herzer, con la que entabló una estrecha amistad.

"Formaron un equipo inverosímil pero ganador: Herzer, en quien Redstone confiaba después de años de conocerse, era la cerebro de la operación, y Holland era la belleza que hacía con Redstone lo que quería", se lee en la demanda.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los demandantes alegan que las dos mujeres conspiraron para retirar a otras novias de la vida de Redstone y lo aislaron de su familia.

Para 2014, habían despedido a personal que llevaba años trabajando en casa del multimillonario, consiguieron que lo tratara un nuevo médico e incluso contrataron a un abogado que ayudó al magnate a revisar su patrimonio.

Ese año, Redstone hizo efectivas una gran cantidad de acciones de Viacom y CBS y traspasó las ganancias a las mujeres que, según la demanda, recibieron US$45 millones cada una.

"Casi todos los días recibían a domicilio bolsas de dinero en efectivo, generalmente en paquetes de billetes de US$100", se lee en el texto.

"Tenían carta blanca con las tarjetas de crédito de Redstone y cargaban en ellas miles de dólares al día".

Según consta en los documentos presentados ante el tribunal superior del condado de Los Ángeles. Holland acumuló más de US$2 millones de gastos y los cargos de Herzer alcanzaron US$1,5 millones sólo en 2014

Redstone alega que estos gastos le dejaron prácticamente endeudado. Sin embargo, la revista Forbes le atribuye en 2016 un patrimonio de US$4.900 millones.

Los representantes legales de Herzer y Holland aseguran que la demanda no tiene fundamento y que Redstone hizo todos los regalos en pleno uso de sus capacidades mentales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En noviembre de 2015, el entonces abogado de Manuela Herzer, Pierce O'Donnell, presentó en Los Ángeles una demanda para que Redstone volviera a contratar a su representada.

Intrigas familiares y empresariales

Para la familia de Redstone, lo que más duele es el impacto emocional que causaron estas dos mujeres.

"Herzer y Holland le dijeron a Redstone que eran las únicas que lo amaban y que si se iban, moriría solo", prosigue la demanda.

Hace unos 14 meses, Redstone averiguó que Holland tenía un romance con otro hombre y la echó de casa inmediatamente.

Unas semanas después, empezó a sospechar de las motivaciones de Herzer y también la expulsó.

En noviembre de 2015, Herzer presentó una demanda para recuperar su trabajo y sus derechos

Herzer detalló en su pleito que desde la casa requerían los servicios de prostitutas para satisfacer el gran apetito sexual de Redstone.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los abogados de Herzer y Holland acusan a la hija de Sumner Redstone (en la foto) de llevar a cabo una vendetta personal.

Un juez de Los Ángeles desestimó en mayo la querella de Herzer y la defensa de las demandadas ven la actual como un contraataque orquestado por la hija del magnate, Shari Redstone.

Caso "sin fundamento"

"Esta demanda no tiene ningún fundamento", le dice a BBC Mundo el abogado de Manuela Herzer, Ronald Richardsi.

La demanda es un intento de distraernos de las alegaciones genuinas de Herzer contra Shari Redstone por haberla desheredado".

Ronald Richards, abogado

"Mi cliente tiene una relación personal de 20 años con Redstone que no puede ser borrada con la presentación de una demanda civil que enumera alegaciones incompletas, engañosas y falsas.

"La demanda es un intento de distraernos de las alegaciones genuinas de Herzer contra Shari Redstone por haberla desheredado.

"Redstone tenía muchos sistemas de control entre abogados, doctores y contables. Estas garantías desmantelan por completo la insinuación de que alguien pudiera manipularlo para que regalara dinero", subraya el abogado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "Redstone es víctima de su hija y sus representantes. Esperamos, en defensa de esta demanda, que su verdadero estado mental salga a la luz", señala el abogado de Manuela Herzer, Ronald Richards.

Por su parte, los representantes de Sydney Holland también rechazan las imputaciones del clan Redstone.

"Los médicos han testificado dos veces en los últimos meses que Sumner Redstone está en sus cabales y, más recientemente, que es mentalmente competente para tomar decisiones empresariales cruciales y complejas.

"Por respeto y cariño a Redstone, Holland se mantuvo al margen de las recientes luchas legales y no inició causas pendientes que tiene contra Shari Redstone.

"Ahora, Holland se verá forzada a exponer públicamente las acciones de Shari y Sumner", añade el comunicado.

Como decíamos, el caso promete no desaparecer sin hacer ruido.

Temas relacionados

Contenido relacionado