El libro que fue devuelto 42 años después a una biblioteca de Nueva York

Libro "El auge y caída del Tercer Reich". Derechos de autor de la imagen Biblioteca Guilderland
Image caption El hombre devolvió el libro sin dejar su nombre.

El 18 de abril de 1974, un hombre desconocido sacó prestado el libro "El auge y caída del Tercer Reich", de William Shirer, de la biblioteca Guilderland de Nueva York, Estados Unidos.

Y no lo devolvió hasta ahora, más de 42 años después.

Fue el pasado martes, cuando un hombre entró a la biblioteca y le devolvió el libro a uno de los bibliotecarios, como le relató a BBC Mundo el portavoz de la biblioteca, Mark Curiale.

¿La razón de tanta demora? Al parecer fue un largo viaje.

"Dio una pequeña explicación, de que estuvo fuera del país. Habló con el bibliotecario de la recepción y le dijo que había estado en el extranjero", le contó Curiale a BBC Mundo.

"No sé si ahora estaba desempacando o qué, pero lo trajo a la biblioteca".

Eso sí, no dijo su nombre y este tampoco aparecía en la antigua tarjeta de registro del préstamo.

Lo daban por perdido

El texto había pertenecido a la colección de la biblioteca desde 1960, año en que se publicó este bestseller sobre parte de la historia alemana.

Pero hasta que volvió a su "hogar", Guilderland había dado por perdido el ejemplar y solo conservaba otra copia.

Derechos de autor de la imagen Biblioteca Guilderland
Image caption Este sistema físico de registro de préstamos ya no se usa en Guilderland.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El libro trata sobre el régimen nazi instaurado por Adolfo Hitler en Alemania, de 1933 hasta 1945.

La multa que el lector habría acumulado por los 15.531 días de retraso ascendería a US$3.106.

Pero el portavoz, Curiale, explicó que el monto máximo que la biblioteca puede cobrar es US$5 y en caso de que un ejemplar se pierda, solo el costo de la reposición.

Pero el misterioso hombre no pagó nada.

Según aclararon desde la biblioteca, las multas no existen para que el centro gane dinero, sino para estimular la devolución de los libros.

Y en este caso, lo consiguieron de vuelta... más vale tarde.

Contenido relacionado