Los cuestionamientos de la BBC sobre los "pagos secretos" de la icónica empresa Rolls-Royce

Motor fabricado por Rolls-Royce. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El programa Panorama, de la BBC, investigó a la icónica empresa Rolls-Royce.

Una investigación de la BBC y el diario británico The Guardian encontró nueva evidencia que sugiere que la icónica empresa británica Rolls-Royce estuvo involucrada en prácticas corruptas.

El programa de investigación de la BBC Panorama entiende que la empresa hizo pagos secretos de cerca de más de US$12 millones (£10 millones) a un agente indio no registrado oficialmente.

Y Panorama halló evidencia de un pago sospechoso en efectivo que pudo haber ayudado a Rolls-Royce a conseguir un gran contrato de motores para aviones Hawk.

Rolls-Royce, por su parte, asegura tener tolerancia cero hacia los sobornos y la corrupción.

Aunque es ilegal pagar a intermediarios secretos para que obtengan contratos de defensa en India, la investigación de Panorama sugiere que Rolls-Royce pagó ese dinero a empresas vinculadas con Sudhir Choudhrie.

La investigación de la BBC y The Guardian sugiere también que Choudhrie está vinculado con negocios del sector armamentístico.

Rolls-Royce emplea a 23.000 personas en Reino Unido y en la actualidad fabrica motores para aviones comerciales y militares, así como sistemas de energía utilizados por barcos, plataformas petroleras y trenes.

El negocio de autos con el mismo nombre, conocido mundialmente, se separó de la empresa de motores aéreos en 1973, tras haber sido nacionalizada por el entonces gobierno conservador de Ted Heath para evitar que la empresa colapsara.

Desde 1998, la marca de autos de Rolls-Royce pertenece a BMW.

En la lista negra

Choudhrie está en la lista negra del gobierno indio de gente sospechosa por "prácticas corruptas o irregulares".

Esa lista de "Hombres de contacto indeseables", avisa a los funcionarios indios y a los ministros del gobierno para que tengan un cuidado adicional cuando traten con estas "personas inescrupulosas".

Los abogados de Choudhrie le dijeron a la BBC que él "nunca pagó sobornos a oficiales del gobierno o actuó como intermediario ilegal en acuerdos comerciales de defensa".

También aseguraron que Choudhrie no tiene "conocimiento del contenido" de esa lista.

Choudhrie, un millonario que vive en Londres, ha sido fotografiado recogiendo un premio de negocios de manos de la actual primera ministra Theresa May.

La fundación Stellar International Art, de su familia, posee más de 600 obras de arte de artistas como Picasso, Renoir y Andy Warhol.

Él y su familia dirigen un imperio de negocios global que incluye hoteles, aviación y asistencia sanitaria.

Derechos de autor de la imagen ALPHA PRESS
Image caption Sudhir Choudhrie está en una lista negra del gobierno indio.

Choudhrie es asesor sobre India para el líder del partido Liberal Demócrata de Reino Unido, Tim Farron, y su familia donó más de US$1,9 millones a este partido.

La investigación conjunta entre la BBC y The Guardian también encontró evidencia de un pago sospechoso en efectivo.

Este pago concierne al hijo de Choudhrie, Bhanu, quien acompañó a un ejecutivo del sector del armamento llamado Peter Ginger en un viaje a Suiza en 2007.

Durante ese viaje, Ginger hizo un ingreso en efectivo de cientos de miles de libras esterlinas a una cuenta bancaria secreta.

La cuenta se abrió bajo el nombre de "Portsmouth" y diversos documentos bancarios examinados por Panorama mostraron luego un saldo en esa cuenta de un millón de francos suizos.

Ginger fue un negociador clave en la venta de aviones Hawk al gobierno indio. Todos los aviones tenían motores Rolls-Royce y el acuerdo supuso unos ingresos de unos £400 millones (US$489 millones) para la empresa.

Los abogados de Bhanu Choudhrie le dijeron a la BBC que nunca ha recibido pagos a cambio de conseguir ventas para Rolls-Royce en India, tampoco en la venta de los aviones Hawk.

Image caption India compró 123 aviones Hawk con motores fabricados por Rolls-Royce.

"El señor Choudhrie nunca ha pagado un soborno al señor Ginger ni a nadie", dijeron sus abogados.

"El señor Choudhrie no tiene conocimiento de qué cuentas bancarias se han abierto o han sido operadas por el señor Ginger o qué sumas, si es que ha sido el caso, ha depositado en ellas en efectivo".

Ginger le dijo a la BBC que nunca a actuado en nombre de Rolls-Royce ni ha tenido acuerdos financieros con ellos. Dice que nunca "ha aceptado ni pagado ningún soborno".

En 2014, tanto Sudhir como Bhanu Choudhrie fueron arrestados como parte de una investigación a Rolls-Royce de la Oficina de Casos Graves de Fraude (Serious Fraud Office) de Reino Unido.

Ambos fueron puestos en libertad sin cargos.

Rolls-Royce dice que está "cooperando completamente con las autoridades" y que "no puede comentar investigaciones abiertas".

Petrobras

Por otro lado, un fiscal brasileño le dijo a Panorama que Rolls-Royce está cooperando con una investigación sobre acusaciones de sobornos en Brasil.

Una de las acusaciones es que Rolls-Royce pagó sobornos para lograr un contrato de US$100m para vender sistemas energéticos a la empresa estatal petrolera Petrobras.

Pedro Barusco fue uno de los ejecutivos de Petrobras que supuestamente recibieron pagos ilegales por parte de Rolls-Royce.

En documentos oficiales vistos por la BBC figura que Barusco le dijo a las autoridades que los pagos de Rolls-Royce se dividieron y que él recibió al menos US$200.000.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Motor XWB Tren fabricado por Rolls-Royce.

Rolls-Royce asegura que llevó a cabo una revisión en profundidad de sus políticas anticorrupción, incluido el uso de asesores e intermediarios.

La empresa dijo: "Hemos dejado claro que Rolls-Royce no tolerará malas conductas en la forma de hacer negocios ni comportamientos inapropiados de ningún tipo, y en los últimos años hemos intensificado nuestro foco en la ética y el cumplimiento, los cuales son fundamentos de nuestra cultura".

La BBC entiende que hay 30 personas trabajando en la investigación de la UK Serious Fraud Office.

Rolls-Royce podría enfrentarse a multas elevadas y sobre sus trabajadores, antiguos y actuales, podrían caer condenas de prisión si son condenados por algún delito.

Además, hay una investigación separada sobre la empresa en Estados Unidos.

Temas relacionados

Contenido relacionado