“Yo estuve ahí” el día en que nació la televisión hace 90 años

John Logie Baird con su invento: el "Televisor" Derechos de autor de la imagen Science Photo Library
Image caption La gente estaba "asombrada" al asistir a las primeras demostraciones de John Logie Baird.

John Logie Baird fue la primera persona en mostrar una televisión funcionando.

Lo hizo hace 90 años en Londres, frente a un grupo de 50 científicos. Uno de esos testigos de un día trascendental le contó a la BBC cómo el inventor escocés cambió el mundo.

Andy Andrews, de 104 años de edad, dejó la escuela a los 14 años para trabajar como aprendiz de ingeniero con Baird.

El joven londinense con una "pasión por arreglar cosas" habló del extraordinario impacto en la audiencia de esa demostración 1926.

"No podían creerlo... las imágenes eran un poco borrosas, pero fue increíble; quedaron absolutamente asombrados por ella", recuerda.

Image caption Andy Andrews empezó a trabajar con el equipo de Baird cuando tenía 14 años.

Un excitante período le siguió a esa primera presentación del flamante artilugio, en el que Baird envió imágenes de Londres a Glasgow a través de la línea telefónica al año siguiente, y las primeras imágenes de televisión bajo el mar a Estados Unidos en 1928.

Además, el científico organizaba costosas funciones para mostrar su adorado "televisor" en lugares como la elegante tienda de departamentos Selfridges, con la esperanza de cautivar al público, a pesar de que a duras penas tenía para los gastos.

"Fue un momento feliz"

Las imágenes de estas primeras pruebas no siempre eran claras.

Andrews, quien trabajó en los transmisores, recuerda que el equipo utilizó la cabeza de un maniquí con el pelo de color naranja brillante en sus experimentos.

"Era muy divertido estar trabajando en algo tan especial", señaló. "Había una gran expectativa. Sorprendíamos a la gente y muchas personas pensaban que era un truco".

"Fue un momento feliz. Nunca nos importó cuántas horas trabajamos, sencillamente seguíamos trabajando más y más y más".

Image caption "Brisson siendo televisado", es como describieron esta foto en la que aparece el actor danés (derecha) y Baird a su lado.

Lo mecánico contra lo electrónico

La nueva tecnología atrajo el interés de todas partes, y hasta espías.

Un misterioso hombre "siempre trataba de colarse para averiguar de qué se trataba".

Por desgracia para el intruso, la puerta del taller era muy estrecha; Baird, era delgado así que no necesita mucho espacio.

"Perdió todos los botones de fantasía de su chaleco (tratando de meterse en el laboratorio)", dijo Andrews refiriéndose al intruso.

Por desgracia para Baird, también había competencia.

Cuando la BBC lanzó su servicio de televisión en 1936, su sistema mecánico se enfrentó a uno totalmente electrónico de Marconi-EMI.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption John Logie Baird en el Museo de Ciencia de Londres, circa agosto de 1926, con su "televisor".

En llamas

Encima, hubo un incendio en Crystal Palace, donde estaba basado laboratorio de Baird, y gran parte de su equipo y el papeleo se convirtió en humo.

Andrews estaba trabajando en la noche del incendio y trató de salvar lo más que pudo.

Pero fue un "desastre" para Baird, que le costó alrededor de US$6 millones en dinero actual, en un momento crucial para la compañía.

"Hicimos un gran esfuerzo por preservar todo lo que fuera posible, pero perdimos cosas... era inevitable".

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Baird siempre reconocía el trabajo de los demás, señaló Andrews.

En un nuevo golpe para Baird, en 1937 la BBC eligió oficialmente Marconi-EMI como su sistema preferido.

El "profesor loco"

Cuando la Segunda Guerra Mundial estalló, se dejó de transmitir televisión temporalmente y el equipo se fue a la guerra.

Andrews inventó un micrófono que servía para rastrear a los alemanes.

Posteriormente Andrews, afectuosamente apodado por su familia el "profesor loco", porque siempre estaba haciendo cosas, montó su propia fábrica para hacer transformadores.

Hubo altibajos, pero en lo que a él respecta, Baird fue siempre un "gran hombre" que "hizo una maravillosa invención y que se merece todos los elogios".

Derechos de autor de la imagen Samsung
Image caption La tecnología de la televisión "inevitablemente" ha avanzado mucho, dijo Andrews.

No como Marconi

"Era el hombre más agradable con el cual asociarse. Era un buen colega. Si alguien tenía una buena idea, él la desarrollaba por ellos y con ellos".

"Además era muy inteligente, amable y honesto. Me gustaría que hubieran más cómo él. Nunca llegué a cansarme de trabajar a su lado. Siempre reconocía el trabajo de los demás".

"Nunca se atribuyó méritos que no tenía, como Marconi. Marconi nunca inventó nada en toda su vida. Él siempre se apropió de todo diciendo que era él quien pagaba los salarios de sus empleados".

Image caption Andrews se dedicó a pintar en el crepúsculo de su vida.

¿Qué pensaría Baird de la televisión de hoy?

"Creo que se sentiría muy satisfecho, pero también algo decepcionado", dijo Andrews.

"Ha cambiado la forma en la que la gente piensa. Se volvió mucho más abierta a la posibilidad de cambios, muy a menudo para mejor, pero no siempre".

"La televisión ha cambiado mucho. El método ha cambiado inevitablemente. La tecnología era diferente a lo que es ahora. No podemos mirar hacia atrás, tenemos que mirar hacia adelante todo el tiempo".

"Y aún no ha terminado: habrá grandes avances que podrás ver y apreciar con el paso del tiempo".

*Andy Andrews desafortunadamente murió el lunes 19 de diciembre de 2016. QPD.

¿Quién era John Logie Baird?

Baird fue "sin duda alguna, el pionero de la televisión", según Catherine Booth, curadora de ciencias en la Biblioteca Nacional de Escocia.

Nacido el 14 de agosto de 1888 en Helensburgh, fue educado en el Royal Technical College y la Universidad de Glasgow.

Plagado de problemas de salud durante la mayor parte de su vida, Baird fue declarado médicamente no apto para servir en la Primera Guerra Mundial. En lugar de ir al frente, trabajó para una compañía eléctrica.

En 1923 creó un laboratorio en un dormitorio en Hastings para experimentar con la televisión mecánica, pero fue desalojado después de que se electrocutó solo.

Después de dar la primera demostración del mundo de la televisión en enero de 1926, Baird pasó a inventar una cámara para emisiones exteriores a principios de 1930.

Más tarde en esa misma década, la BBC llevó a cabo un ensayo con su sistema de televisión y el sistema alternativo Marconi-EMI.

"Marconi era una gran empresa con una gran cantidad de técnicos y respaldo de Estados Unidos", explica Booth. "Demostró ser más fiable y finalmente fue la elegido. Baird quedó devastado".

"Sin embargo, la compañía continuó haciendo receptores y para 1939 empleaba a 600 personas, así que era floreciente, pero no de la manera que Baird hubiera querido".

Murió a los 57 años de edad el 14 de junio de 1946 en Bexhill-on-Sea en Sussex.

Fuentes: BBC History / National Library of Scotland / Encyclopaedia Britannica

Contenido relacionado