Por qué en 2017 cientos de miles de personas recibirán un salario por el que no tuvieron que trabajar

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Una RBU es un pago en efectivo entregado periódica e incondicionalmente a todos los individuos.

Muchos soñamos con poder dejar nuestros empleos y disfrutar de la vida sin necesidad de trabajar.

Hay un concepto cuyo origen se remonta varios siglos que nos permitiría hacerlo, o incluso decidir no hacerlo, pues si se volviera realidad, haría que nos entregaran un salario sin importar si tenemos o no trabajo o ingresos de otras fuentes.

Se lo conoce de muchas formas -renta básica incondicional, garantía básica del ingreso, ingreso ciudadano- aunque el término más común es renta básica universal (RBU).

La RBU es una idea a la que filósofos, economistas y políticos le han estado dando vueltas en diferentes formas durante siglos.

Thomas Paine propuso que se le pagara una subvención de capital a cada individuo en su ensayo de 1797 "Justicia agraria". ç

Y en 1853, el filósofo francés François Huet abogó por transferencias de efectivo sin condiciones para todos los adultos jóvenes, que serían financiadas por los impuestos sobre sucesiones y donaciones.

Una RBU es un pago en efectivo entregado periódica e incondicionalmente a todos los individuos, sin importar sus recursos financieros.

Los partidarios de la RBU aseguran que reduciría la desigualdad, ayudaría a los desempleados y a quienes se ocupan de cuidar a familiares sin ser remunerados, y compensaría el aumento de la automatización de trabajo.

Pero, ¿cómo funciona realmente? Y, ¿cuán viable sería su introducción?

¿Qué es la Renta Básica Universal?

Hombre feliz con carretilla llena de dinero. Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Por supuesto que hay críticas fuertes de quienes piensan que la RBU no es una buena idea.

Esta forma de seguridad social que proporciona el pago regular y uniforme de dinero en efectivo a todos los ciudadanos ha ido ganado apoyo en varias partes del mundo en los últimos años.

Ha recibido la aprobación de economistas de la talla de Joseph Stiglitz y Thomas Piketty, y tiene partidarios en todo el espectro político.

Los oponentes de la RBU dicen que fomenta la pereza y que es inasequible.

Esto último depende del nivel de ingreso garantizado, de si es recibida solo por los nacionales o si también todos los residentes, y de qué beneficios sustituiría.

Pero, ¿hay alguna diferencia entre la RBU y lo que se conoce como salario digno nacional?

Salario Digno Nacional

En varios países del mundo, incluidos muchos latinoamericanos, hay movimientos que presionan con más o menos éxito para que los salarios mínimos se tornen en salarios dignos.

Pero aunque "por una hora de trabajo se reciba una cantidad decente", apunta Linda Yueh, profesora adjunta de Economía en la London Business School, "eso no garantizaría necesariamente que todo el mundo tendría un nivel mínimo de ingresos para vivir".

"La creación del salario mínimo fue un intento por crear un nivel básico de ingreso", añade.

"La RBU y el SDN son ideas similares pero el ingreso básico va más lejos pues trata de asegurar que todo el mundo tenga un nivel mínimo de ingresos para poder vivir. Yo diría que salario digno nacional es probablemente más similar que el mínimo", concluye.

La experiencia con la RBU en el mundo

Varios gobiernos de todo el mundo han discutido la posibilidad de implementar la RBU, con diversos resultados.

Varios planean empezar experimentos con la RBU y estudios de su viabilidad.

He aquí algunas de las experiencias.

Norte América

Norte América Derechos de autor de la imagen Thinkstock

Canadá

En la primavera boreal de 2017, Ontario implementará un plan piloto de US$18 millones de RBU.

"El proyecto piloto pondrá a prueba la creciente opinión en el país como en el extranjero de que un ingreso básico podría aprovechar el éxito de las políticas de salario mínimo y aumentos a las prestaciones por hijos proveyendo una apoyo más consistente y predecible en el contexto del dinámico mercado laboral actual", dice una declaración del gobierno local.

Canadá ya ha sido escenario de uno de los experimentos más grandes y ambiciosos en Norteamérica con RBU, cuando en 1974 los 10.000 habitantes de una pequeña ciudad de agrícola llamada Dauphin recibieron pagos mensuales incondicionales.

El experimento no duró los 4 años planeados pero cuando analizaron los datos recogidos, encontraron que el resultado era prometedor.

Estados Unidos

En Alaska, desde 1982, existe una RBU parcial llamada Alaska Permanent Fund.

La cantidad que recibe cada uno de sus 700.000 habitantes varía cada año: en 2016 fue de US$1.022.

Ese pago es el sistema de bienestar social más cercano en la actualidad a una RBU implementada plenamente.

Europa

Derechos de autor de la imagen Thinkstock

Finlandia

Un poco menos del 70% de la población finlandesa ha expresado su apoyo a la RBU.

Finlandia empezará en 2017 un experimento de dos años en el que 2.000 individuos elegidos aleatoriamente recibirán US$500 al mes.

Alemania

El parlamento alemán concluyó que el sistema de la RBU es "irrealizable" por un número de razones que incluyen un probable aumento de la inmigración, la falta de viabilidad para financiarla y el hecho de que los sistemas de pensiones e impuestos tendrían que ser reconfigurados.

Holanda

Enero de 2017 es la fecha de inicio de un experimento de dos años en el que los ciudadanos de Utrecht y otras ciudades cercanas recibirán US$1.000 al mes.

El experimento se llama Weten Wat Werkt ("Saber qué funciona").

India

Derechos de autor de la imagen Thinkstock

India

El Banco Mundial estima que, debido a los avances tecnológicos, la automatización puede poner en riesgo el 68% de los empleos en India.

El Instituto Nacional de Finanzas Públicas y Política de ese país está apoyando la idea de implementar la RBU como un reemplazo del sistema de bienestar actual, que muchos consideran ineficiente y acusan de beneficiar más a los ricos que a los pobres.

Australia

Derechos de autor de la imagen Thinkstock

Australia

Aunque parece que se está perdiendo el apoyo público para que se dediquen más fondos a los beneficios sociales, el 40% de los australianos están interesados en que se gaste más en el sistema de seguridad social.

Teniendo en cuenta que se proyecta que el 40% de los empleos en Australia desaparecerán debido a la automatización, parece haber un vínculo entre el respaldo a la seguridad social y la pérdida de empleos predicha.

¿Sueño utópico o plan fascinante?

¿Crees que el Estado debía desechar beneficios y pagarle a cada ciudadano una renta básica universal?

Estas son tres de las posibles opiniones... ¿estás de acuerdo con alguna?

  • ¡, es una buena manera de replantear el futuro!
Derechos de autor de la imagen Thinkstock

En un nuevo mundo donde los robots harían un montón de trabajo, la RBU podría tener sentido.

Tradicionalmente, el trabajo y dinero han estado intrínsecamente vinculados.

Si va a haber menos empleos por la automatización en todo el mundo, ¿podrá la RBU podría evitar los estragos de ese futuro cercano?

………………………

  • Hay pros y contras
Derechos de autor de la imagen Thinkstock

No estoy convencido, pero puedo ver que tiene méritos.

La RBU podría beneficiar a la sociedad, ofreciendo más libertad de elección y tornado al sistema de bienestar social que conocemos en una reliquia del pasado.

Además tiene el potencial de reducir la desigualdad.

………………………

  • No, la idea es errónea y no es viable
Derechos de autor de la imagen Thinkstock

Esta propuesta no puede funcionar por muchas razones, y la más importante es que destruiría el incentivo para trabajar.

El trabajo es importante para nuestro bienestar y podría desmotivar a la sociedad.

Además, a largo plazo esta radical idea no es sostenible desde el punto de vista financiero.

Temas relacionados

Contenido relacionado