"Yo también soy bipolar": cómo la muerte de Carrie Fisher, la legendaria Princesa Leia, inspiró a muchos a hablar públicamente de sus enfermedades mentales

Carrie Fisher Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Carrie Fisher destacó por su papel como Princesa Leia en "La Guerra de las Galaxias".

La actriz Carrie Fisher fue una inspiración por muchos motivos, no todos relacionados con sus papeles en la gran pantalla.

Uno de ellos fue su disposición a hablar abiertamente sobre sus problemas mentales, entre ellos el desorden bipolar que sufría.

Y Fisher sigue inspirando tras su muerte el martes, a los 60 años.

Algunos de sus seguidores y fans decidieron honrar a la actriz contando por primera vez en Twitter sus propios problemas mentales con la ansiedad, la depresión o el desorden bipolar.

Una de ellas fue Ana Marie Cox, periodista de la cadena estadounidense MTV, con 1,3 millones de seguidores.

"Soy bastante transparente sobre el hecho de que estoy en rehabilitación; he sido más circunspecta sobre la enfermedad mental. En honor de Carrie Fisher: yo también soy bipolar", tuiteó Cox.

"Para mí ella era un ícono feminista, un modelo de mujer dura e inteligente. Pero donde ella realmente cambió los límites de lo que se puede o no decir según en qué compañías fue en su enfermedad mental y su apertura sobre ello", dijo luego Cox, reportó The New York Times.

Decenas de otras personas empezaron a tuitear (y siguen haciéndolo hoy) bajo la etiqueta #InHonorOfCarrie (En honor de Carrie).

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Fisher volvió al papel de Princesa Leia en Star Wars: El despertar de la fuerza

La primera persona que tuiteó fue Julie DiCaro, presentadora de radio en Estados Unidos.

"Necesitamos un hashtag. #InHonorOfCarrie He estado en tratamiento por depresión desde mis 20 años".

En pocas horas desde el primer tuit, el hashtag tenía ya 182.000 visitas.

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption "Sufro ansiedad, depresión y soy un alcohólico en rehabilitación y más. Ella permitió que estuviera bien hablar de ello".
Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption "Fui diagnosticada con desorden bipolar el 1/3/07. Fue un alivio descubrir finalmente qué era contra lo que llevaba años luchando".

"Ella vivió de forma valiente e inspiró a la gente para buscar ayuda y declarar su enfermedad. Yo vivo con desorden bipolar desde 1993", tuiteó @issamikel.

"He sufrido en silencio durante demasiado tiempo. Sufro depresión, ansiedad y estrés postraumático. Hay que hablar de ello con amor, no con odio", tuiteó @Elleshia_Haynes.

Valiente por sobrevivir

Además de actriz, Fisher fue una escritora de éxito, publicando varias novelas y libros de memorias y trabajando en guiones de varias películas.

A lo largo de su vida escribió y habló con frecuencia en público sobre sus años de adicción a las drogas y problemas mentales.

En una entrevista con The Associated Press en 2009, Fisher explicó que su intención era eliminar el estigma que rodea a las enfermedades mentales.

"La gente se siente identificada con algunos aspectos de mis historias y eso está bien porque implica que no estoy sola con ello", dijo.

"También creo que el tamaño de tu enfermedad es el de tus secretos. Si esto es cierto, entonces yo soy verdaderamente sana".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Además de actriz, Fisher fue también escritora y guionista.

Algunos de sus fans compartieron con la BBC sus historias de cómo fue conocerla.

Uno de ellos es John Moore, quien trabajaba en una tienda de libros en Londres cuando conoció a Fisher.

"Me ha inspirado al enseñarme que solo porque estás un poco roto o eres un poco diferente puedes seguir siendo una inspiración y brillar como ella hacía. Ella era honesta sobre sus problemas de salud y era ella misma".

Recientemente, Fisher había empezado una columna en The Guardianofreciendo consejos a los lectores con problemas.

La última fue, precisamente, sobre vivir con desorden bipolar. Y en ella, Fisher aconsejaba a un lector llamado Alex que encontrase una comunidad de otra gente con el mismo desorden para poder compartir experiencias y reconfortarse en las similitudes.

"Hay una parte de mí que se sorprende cuando la gente piensa que soy valiente por hablar de lo que he pasado", dijo una vez Fisher.

"En realidad fui lo suficiente valiente para ser capaz de sobrevivir a ello".

Temas relacionados

Contenido relacionado