Cómo un solo puñetazo puede provocar la muerte: el trágico caso del joven británico Oliver Dearlove

Oliver Dearlove junto a su novia Claire. Derechos de autor de la imagen Policía Metropolitana de Londres / PA Wire
Image caption Oliver Dearlove, quien se encuentra en esta imagen junto a su novia Claire Wheatley, murió 24 horas después del golpe.

Oliver Dearlove salió con sus amigos por Londres en la noche del 27 de agosto pasado. En un momento se acercó a un grupo de mujeres y comenzaron a conversar. Era una charla "correcta".

Una de ellas le estaba mostrando a Dearlove las fotos de su bebé cuando, de un segundo a otro, todo cambió.

Trevor Timon se acercó al empleado bancario de 30 años y le preguntó qué estaba pasando.

Andrew Cook, uno de los amigos de Dearlove, dijo que Timon apareció de la nada y que "buscaba pelear": "No entendimos por qué lo golpeó, todo pasó muy rápido".

Timon, un yesero desempleado de 31 años, le dio un puñetazo en la cabeza a Dearlove. Un día después, el joven murió como consecuencia de ese golpe.

"Igual de letal"

Este jueves, en Londres, Timon fue absuelto de los cargos de homicidio doloso, pero enfrentará varios años de prisión por homicidio involuntario.

Pero este no es el primer caso de una persona que muere por un solo puñetazo.

Si bien no hay cifras oficiales en Reino Unido de cuántas personas mueren de un solo golpe, la organización One Punch Can Kill ("Un puñetazo puede matar") tiene registrados más de 80 casos desde 2007.

Derechos de autor de la imagen Policía Metropolitana de Londres / PA Wire
Image caption Timon, quien golpeó a Dearlove, enfrentará varios años de prisión por homicidio involuntario.

Muchos de estos casos tuvieron una amplia cobertura mediática, en gran parte porque parece extraordinario que un único puñetazo pueda matar.

Sin embargo, según Duncan Bew, cirujano traumatólogo en el Hospital King's College de Londres, dijo a la BBC que esta sorpresa refleja una falta de comprensión sobre el tema.

"La gente suele darle mucha importancia a las lesiones penetrantes, pero en realidad golpear a alguien en la cabeza puede ser igual deletal", dijo.

Bew explicó que las muertes por un solo golpe tienden a suceder por tres razones.

A veces el golpe en sí mismo causa un daño fatal al cerebro. En otras ocasiones, provoca una respuesta fisiológica donde la persona deja de respirar y el cerebro se queda sin oxígeno.

Pero en otros casos, el puñetazo puede hacer que la víctima pierda el conocimiento y golpee su cabeza sobre una superficie dura.

El impacto es similar a ser golpeado desde arriba de la cabeza con un bloque de concreto, afirmó Bew.

Circunstancias y culpa

Muchas de las muertes por un solo golpe tienen como protagonistas a hombres jóvenes, a menudo en actos de violencia al azar fomentados por el alcohol.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El mensaje de la organización One Punch Can Kill ("Un puñetazo puede matar"), con sede en Reino Unido, es: "Sé un héroe y apártate de la pelea".

Pero Finola Farrant, criminóloga de la Universidad de Roehampton en Londres, dijo que las circunstancias variaban a menudo dramáticamente de caso en caso.

Las circunstancias pueden ir desde ataques no provocados hasta golpes mortales en defensa propia.

En algunos casos se trata de discusiones entre amigos cercanos que terminan en un golpe fatal.

En octubre pasado, Richard Eveleigh fue a prisión por matar de un único puñetazo a quien fue su mejor amigo por 45 años, Paul Lightowler, en el marco de una "discusión tonta".

Para Farrant, en estos casos la Justicia tiene que explorar hasta qué punto los acusados son culpables de la muerte de alguien cuando no intentaron o no sabían siquiera que un puñetazo podía matar.

En Reino Unido estos ataques suelen ser tratados como homicidios involuntarios, son sentencias de menos de 5 años de prisión.

Sin embargo en Australia, por ejemplo, hay un mínimo de 8 años de prisión por los homicidios provocados por un puñetazo.

Farrant sostuvo que en el choque con esas consecuencias no deseadas, los agresores y sus familias pueden llegar a verse a sí mismos como víctimas también.

Derechos de autor de la imagen Policía Metropolitana de Londres / PA Wire
Image caption Oliver Dearlove junto a su hermano, sobrino y madre, Joy Wright. Ella escribió que este "homicidio brutal e innecesario (...) dejó un enorme hueco en la familia".

"Sé un héroe"

Ann Bartlett de One Punch Can Kill afirmó: "Nuestro mensaje es: 'Sé un héroe y apártate de la pelea'".

Su hijo Kyle, de 21 años, sufrió daño cerebral fatal en 2009 luego de recibir un único puñetazo en una pelea en un bar en Portsmouth, en el sur de Inglaterra.

En un comunicado enviado esta semana por la madre de Dearlove, Joy Wright, dijo que este "homicidio brutal e innecesario (...) dejó un enorme hueco en la familia".

Wright describió a su hijo como "un muchacho discreto y modesto" a quien "le robaron la posibilidad de tener un futuro asombroso".

Y agregó: "Más allá de la sentencia que reciba Timon, nada va a devolverle la vida a nuestro Oli".

Temas relacionados

Contenido relacionado