El increíble plan de la NASA para transformar a Marte en un planeta habitable para los seres humanos

Ilustraciones de Marte en el pasado con atmósfera y océanos como la Tierra y actualmente Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption Marte en el pasado y ahora, según una ilustración de la NASA. El planeta rojo tuvo en el pasado una atmósfera y océanos.

Sus propios creadores reconocen que se trata de una estrategia que puede parecer de ciencia ficción, pero aseguran que es viable.

Científicos de la NASA, la agencia espacial de EE.UU., aseguran que Marte podría ser habitable si se crea artificialmente algo que la Tierra ya posee: un campo magnético protector.

Este escudo es fundamental para evitar el impacto de la radiación y los potentes vientos solares.

Y podría generarse un campo similar en torno del planeta rojo, según investigadores de la División de Ciencia Planetaria de la NASA (PSD, por sus siglas en inglés).

La propuesta fue presentada recientemente en taller Visiones para la Ciencia Planetaria 2050, Planetary Science Vision 2050 Workshop, de la agencia espacial estadounidense.

El Marte del pasado

Marte es actualmente un mundo dominado por extremos.

Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption El campo magnético artificial protegería a Marte de la radiación y los vientos solares.
Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption Marte es un mundo de condiciones extremas. Las temperaturas pueden varias de 20 grados a 80 grados bajo cero.

La falta de atmósfera hace que la temperatura pueda pasar de 20 grados diurnos a 80 grados bajo cero durante la noche.

Pero el planeta rojo fue muy diferente en el pasado.

Datos de las misiones MAVEN de la NASA y Mars Express de la Agencia Espacial Europea sugieren que Marte un campo magnético natural.

Pero éste desapareció hace unos 4.200 millones de años y, como consecuencia, la atmósfera marciana desapareció progresivamente durante los siguientes 500 años.

Lo que los investigadores se proponen, entonces, es recuperar mediante tecnología de punta al Marte del pasado, con su atmósfera, mayor temperatura y parte de sus antiguos océanos.

Campo magnético

"En el futuro es bastante posible que se pueda generar un campo magnético de 1 o 2 Teslas contra los vientos solares", aseguró Jim Green, de la división de ciencia planetaria de la NASA.

Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption Cuando Marte perdió su campo magnético natural su atmósfera fue progresivamente eliminada.

Green y sus colegas proponen colocar un dipolo magnético a modo de satélite para que acompañe al planeta en su órbita, protegiéndolo.

Un dipolo es un elemento puntual que produce un campo magnético dipolar (dos polos magnéticos opuestos).

Green asegura que ya se han creado magnetósferas artificiales en miniatura para proteger a las tripulaciones de naves espaciales.

Los investigadores de la NASA realizaron simulaciones según las cuales un campo magnético ubicado en el llamado punto de Lagrange L1 sería suficiente para incrementar el grosor de la atmósfera y la temperatura en 4 grados centígrados.

Los puntos de Lagrange o puntos L son las posiciones en un sistema orbital donde un objeto puede estar estacionario respecto a objetos más grandes.

Colonia humana

La magnetósfera artificial podría desviar los vientos solares al igual que un campo magnético natural.

El aumento de temperatura a su vez podría derretir el dióxido de carbono en el polo norte del planeta.

Y ello crearía un infecto invernadero que aumentaría aún más la temperatura hasta llegar a condiciones compatibles con la presencia de agua líquida.

Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption La NASA prevée la existencia de una colonia humana en Marte para la década de 2030.

"Una atmósfera marciana con mayor temperatura y presión permitiría suficiente agua líquida en la superficie como para mejorar la exploración humana durante la década de 2040", asegura Green.

El escudo magnético facilitaría la llegada de misiones al planeta rojo. La NASA divulgó en 2015 su plan Journey to Mars o Viaje a Marte, en el que prevé la existencia de una colonia humana en el planeta rojo para la década de 2030.

Para Green, si se crea un campo magnético artificial, "las nuevas condiciones en Marte permitirían a investigadores y exploradores estudiar el planeta en mucho más detalle".

"Y si se logra esto … la colonización de Marte no estará muy lejana".

Temas relacionados

Contenido relacionado