El incidente diplomático que desató Ucrania con el Festival de Eurovisión al no dejar participar a la representante de Rusia en la edición de 2017

Julia Samoilova cantando delante de un telón de fondo llameante. Derechos de autor de la imagen Channel One Russia/ EVN
Image caption Samoilova también participó en la edición rusa de X Factor.

El Festival de Eurovisión, el concurso musical televisado más antiguo del mundo, ha creado un conflicto diplomático entre dos de los países participantes en la edición de 2017, que se realizará en Kiev, capital de Ucrania, el próximo mayo.

Hace unas semanas Rusia eligió como su representante en el concurso a la cantante Julia Samoilova, quien desde hace unos años cuenta con una gran popularidad en el país.

Pero Ucrania ha anunciado que Samoilova, de 27 años y quien padece una enfermedad que la mantiene en un silla de ruedas, no podrá participar en Eurovisión.

Ello se debe a que la artista, sin pedir permiso a las autoridades de Kiev, ofreció en 2015 un concierto en Crimea, el antiguo territorio ucraniano que Rusia se anexó hace tres años.

Desde 2014, Ucrania exige a los extranjeros que quieran visitar Crimea que soliciten autorización y lo hagan cruzando la frontera ucraniana.

Si no es así, como el fue el caso de Julia Samoilova en 2015, en un futuro pueden tener prohibida la entrada a Ucrania.

"Lo que Moscú quería"

La Unión Europea de Radiodifusión (UER), que creó el festival y lo coordina, ofreció a la cadena de televisión rusa Channel One que Julia Samoilova participe en el concurso por medio de un enlace vía satélite, en vivo.

Es la primera vez en los 62 años de historia del Festival que se realiza una proposición de este tipo, como una solución "apolítica" a la prohibición.

Pero Channel One rechazó la propuesta.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Samoilova participó en la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos de 2014 en Sochi.

Cuando se supo la decisión de Ucrania, la UER dijo que estaba "profundamente decepcionada" por la decisión de las autoridades ucranianas.

"Tenemos que respetar las leyes locales del país anfitrión, sin embargo estamos profundamente decepcionados con esta decisión, ya que creemos que va en contra del espíritu del concurso y la noción de inclusión que está en el corazón de sus valores", dijo en un comunicado la UER.

El organismo que está formado por las diferentes radios y televisiones públicas europeas, señaló que "dialogará con las autoridades ucranianas con el objetivo de garantizar que todos los artistas pueden actuar" en Kiev en mayo.

Según Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Moscú, el concurso de Eurovisión "acaba de adquirir tintes políticos".

Rainsford informó que un viceministro de Relaciones Exteriores ruso calificó la decisión de Ucrania de "escandalosa, cínica e inhumana".

Además, un parlamentario ruso exigió que el concurso se traslade a otro país, mientras que otro advirtió que Rusia boicoteará las futuras ediciones de Eurovisión, a menos que los organizadores intervengan para resolver el problema.

"Algunos sospechan que esto es precisamente lo que Moscú quería cuando eligió a Julia Samoilova, ya que sabían que ella había viajado a Crimea", comenta Rainsford.

En respuesta a la prohibición, el Canal Uno de la televisión estatal rusa, que transmite Eurovisión, dijo en un comunicado: "Ucrania ni siquiera ha tenido el sentido común para aprovechar esta oportunidad de parecer un país civilizado".

Relación tensa

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La cantante ucrania Jamala ganó la el Festival de Eurovisión de 2016 con una canción que hablaba de la deportación de tártaros ordenada por Stalin durante la Segunda Guerra Mundial.

Rusia y Ucrania han mantenido una relación tensa desde la anexión de Crimea en 2014 y los combates posteriores en el este de Ucrania, que Moscú está acusado de incitar.

Ucrania fue elegida como país anfitrión del Festival de Eurovisión de 2017 después que la cantante ucraniana Jamala ganara el concurso en Suecia en 2016, relegando al representante ruso -el favorito en las apuestas- al segundo lugar

Su canción "1944" causó el enfado de Rusia porque trataba sobre la deportación en masa de los tártaros de Crimea ordenada por Joseph Stalin durante la Segunda Guerra Mundial.

La propia Jamala es descendientes de tártaros que debieron abandonar Crimea.

Los tártaros, mayoritariamente musulmanes, fueron alguna vez la población más numerosa de la península, pero ahora son solo un 12% de los habitantes. Muchos de ellos se oponen a la anexión al territorio ruso.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Samoilova fue seleccionada justo un día antes del plazo del 13 de marzo establecido por la UER.

¿Quién es Julia Samoilova?

La cantante y compositora Julia Samoilova nació en abril de 1989 en Ukhta, en el este de Rusia.

Su canción Flame is Burning(La llama está ardiendo), con la que iba a participar en Eurovisión, fue compuesta por Leonid Gutkin, quien también escribió los temas de los participantes rusos de 2013 y 2015.

La artista ha estado en una silla de ruedas desde la niñez, ya que sufre de atrofia muscular espinal, es decir un trastorno que causa la pérdida de masa muscular.

La discapacidad de la joven es otro motivo por el que la medida de Ucrania causa indignación, ya que este año el lema de la competencia es "Celebra la diversidad".

Samoilova fue finalista en 2013 en el concurso "The X Factor" de Rusia y actuó en la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos de Invierno de Sochi 2014.

El Servicio de Seguridad de Ucrania ha puesto en una lista negra a por lo menos otros 140 artistas rusos.

A raíz de la polémica, este servicio dijo que verificaría la información sobre la visita de Samoilova a Crimea y tomará una decisión.

La UER dijo a la televisión ​​pública de Ucrania que "se adhiera a los plazos establecidos" a pesar de la polémica e insistió en que el evento continuará como estaba previsto en Kiev.

Temas relacionados

Contenido relacionado