Estados Unidos: California deja atrás la emergencia por sequía

Lago Oroville, norte de California Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El lago Oroville, en el norte de California, estaba a menos del 25% de su capacidad en 2015. Este año, sin embargo, la cantidad de agua amenazó con destruir la represa que lo contiene.

El gobernador de California, Jerry Brown, confirmó este viernes lo que las lluvias de invierno anticipaban: la sequía ha terminado.

En los últimos meses, las tormentas aliviaron grandes áreas de California, estado de la costa oeste de Estados Unidos que padecía los efectos de una severa sequía desde 2012.

Pese a que un pequeño porcentaje de California todavía está en estado de "sequía moderada", el gobernador declaró el fin de la emergencia que supuso la imposición, en 2015, de severas restricciones al uso y consumo de agua.

Cautela para el futuro

"Esta emergencia por sequía ha terminado, pero la siguiente sequía puede estar a la vuelta de la esquina", declaró Brown en un comunicado.

El estado mantiene un veto sobre prácticas derrochadoras como limpiar las aceras con mangueras.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption De un paisaje seco y marrón, se ha pasado a crecidas de ríos y tonos verdes en California.

Pese al alivio que supone la decisión de Brown, varios años de condiciones extremadamente secas han hecho mella en un paisaje que, en algunos casos, puede quedar alterado para siempre.

En partes del valle de San Joaquín, por ejemplo, el terreno se está hundiendo a un ritmo de más de medio metro por año a causa de un excesivo bombeo de aguas subterráneas, según un reciente estudio del laboratorio Jet Propulsion de la NASA.

Temas relacionados

Contenido relacionado