La sarga de Villoslada: la enorme tela del siglo XVI que hace de espectacular decorado en una inusual obra sobre la pasión de Cristo en España

Obra de teatro
Image caption Los vecinos de Villoslada de Cameros llevan semanas ensayando para representar la pasión de Cristo.

En Villoslada de Cameros, un pequeño pueblo de 376 habitantes en la provincia de La Rioja (España), 40 vecinos participarán en esta Semana Santa en una obra de teatro poco común.

Son todos aficionados y llevan semanas ensayando su representación de la muerte de Cristo para el Sábado Santo.

El montaje, que se llevará a cabo en la iglesia del pueblo, tendrá como decorado un único y especial objeto: una tela del siglo XVI que cuenta en 17 escenas los pasajes más famosos de la pasión.

La tela recibe el nombre de sarga y, tras estar perdida varios decenios, fue hallada durante unas remodelaciones en el tejado de la iglesia en 1994.

Se había dejado de utilizar alrededor de la década de 1950 y la encontraron enrollada en papel de periódico.

El tiempo la había dañado, pero fue ampliamente restaurada por un taller especializado.

Image caption La tela restaurada se exhibe en la iglesia durante la Semana Santa para que la puedan apreciar los visitantes.

Y desde hace unos años, gracias a la tenacidad de la directora de teatro (también aficionada) Virginia Muela, y al entusiasmo de los villosladenses, la sarga ha dado un nuevo e inesperado atractivo al pueblo.

¿Qué son las sargas?

Las sargas son pinturas sobre telas de lino o cáñamo realizadas con un aglutinante soluble en agua.

Su uso comenzó en la Edad Media, pero alcanzó un mayor desarrollo durante los siglos XV y XVI, gracias a que al ser más baratas que los tapicesse preferían para decorar paredes o como cortinas para cubrir los retablos de las iglesias en tiempo de Cuaresma.

Image caption Se cree que el autor principal de la sarga es el artesano Marín de Vos.

"En España hay numerosos ejemplos de sargas, aunque a diferencia de Italia, Flandes o Alemania los temas van a ser esencialmente religiosos", explicó en su informe de restauración de la sarga de Villoslada el Taller Diocesano de Restauraciones de Santo Domingo de la Calzada, en La Rioja.

Y entre las escenas más recurrentes estaban las de la Pasión y Muerte de Cristo.

Llegada desde Amberes

El origen de la sarga de Villoslada no ha podido ser verificado con total certeza, pero en un estudio publicado por la Fundación Caja Rioja, su autor Jacobo Ollero Butler sostiene que:

"Todo hace pensar […] que se trata de una obra realizada en Amberes, donde, además de una potente industria textil, existieron varios maestros de talleres de pintura durante los siglos XV y XVI".

Amberes era entonces un lugar importante de exportación de pinturas y grabados a Europa, España y América.

Ollero apunta además que considerando el estilo, la fecha en que fue enviada a España y la factura de la escena central (la crucifixión de Cristo), su autor principal pudo ser el artista Martín de Vos.

Según Oller, sin embargo, en su pintura debieron haber participado también otros artistas e incluso "varios aprendices de muy poca consistencia artística".

Derechos de autor de la imagen Hulton Archive/Getty
Image caption Amberes era un importante centro comercial en la época de fabricación de la sarga.

En el libro de fábrica de la iglesia del pueblo consta que en el año 1590 por el precio de 42.000 maravedíes (la moneda española de la época) se compró "un paño que hizo traer desde Flandes para el momento de Jueves Santo".

Era una inversión considerable para la época, que Villoslada pudo hacer solo gracias a la riqueza que generaba el comercio de lanas de oveja merina que había en la zona.

La sarga no es única en España, pero sí destaca por varias razones, entre ellas su gran tamaño: 10,8 metros de alto y 8,3 de ancho.

Además, frente a la austeridad tradicional de estas piezas, tiene llamativos colores.

No muy lejos de Villoslada, en la localidad de San Eutropio del Espinar (provincia de Segovia) se conserva otra sarga del siglo XVI que solo se expone en tiempo de Semana Santa y en verano para que la puedan apreciar los turistas.

"Este tipo de pintura es muy frágil, por eso quedan muy pocas", le dice a BBC Mundo Sonia Santos, profesora de la facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid.

"Impactante"

Uno de los objetivos de la representación de la obra es "recuperar la tradición medieval de teatralizar las Sagradas Escrituras para darlas a entender a una población que no sabía ni leer ni escribir", le explica Muela a BBC Mundo.

Image caption La sarga restaurada es el imponente fondo de la obra teatral.

Gracias al montaje, el vestuario de los actores y la iluminación, en varios momentos de la obra "da la sensación de que las escenas pintadas como fondo en la sarga cobran vida en primer plano", afirma el portal de turismo de La Rioja.

De hecho, como explica Muela, en la elaboración de la sarga se permitieron una serie de saltos temporales para acercar a la gente las escenas de la época: los soldados no son romanos, sino turcos, hay burgueses flamencos entre los personajes…

"La sarga como decorado de la obra es muy impactante y con el juego de las luces queda impresionante", indica la directora.

Hace seis años que la compañía de teatro La Colodra representa la pasión de esta manera y la obra ha tenido éxito.

"Los primeros años hacíamos solo un pase, pero empezó a venir gente de los pueblos de alrededor y turistas que visitan la zona por Semana Santa", le explica a BBC Mundo Alejandra Sáenz-Laguna, miembro de La Colodra.

"Desde hace dos años hacemos dos pases el Sábado Santo y hay un lleno absoluto".

Temas relacionados

Contenido relacionado