Oscar Munoz, director de United Airlines, se disculpa por el episodio del pasajero sacado a rastras de un avión de la compañía, pero dice que no renunciará

Media playback is unsupported on your device
VIDEO: El momento en que sacan a un hombre a la fuerza de un avión de United Airlines.

"El acontecimiento realmente horrible que ocurrió en este vuelo ha suscitado muchas respuestas de todos nosotros: indignación, enojo, decepción".

Así comenzó Oscar Munoz, director ejecutivo de United Airlines, su carta de disculpas publicada el martes tras el escándalo que provocaron las imágenes del pasajero David Dao, de 69 años, sacado a rastras de un avión de la compañía aérea estadounidense.

Los abogados de Dao introdujeron una solicitud de emergencia este miércoles en una corte del estado de Illinois con el objetivo de preservar grabaciones de vídeo y otras evidencias relacionadas con el incidente, según informaron agencias de noticias.

El ejecutivo de la aerolínea dijo seguir "perturbado" por lo ocurrido y pidió disculpas al afectado y a las demás personas a bordo del vuelo 3411, que el domingo cubría la ruta de Chicago a Louisville.

"Nadie debe ser maltratado de esa manera", afirmó. "Quiero que sepan que asumimos la plena responsabilidad y que trabajaremos para arreglarlo".

En una entrevista posterior con la cadena televisiva ABC, cuando se le preguntó si ha considerado dimitir tras el escándalo, Munoz fue claro: "No. Fui contratado para hacer United mejor, y esto es lo que seguiré haciendo", afirmó.

Derechos de autor de la imagen JAYSE D ANSPACH
Image caption David Dao, quien se identificó como médico, sangraba por la boca mientras era arrastrado fuera de la aeronave.

Sangrando

El episodio comenzó con un vuelo de United sobrevendido. Al no encontrar suficientes voluntarios para dejar en tierra, la aerolínea estadounidense eligió a cuatro pasajeros al azar.

David Dao, quien luego se identificó como médico, se negó a descender y fue bajado a la fuerza.

En un comunicado interno que se filtró a la prensa más temprano el martes, Munoz defendió que los empleados en Chicago "siguieron los procedimientos establecidos para lidiar con situaciones como esta".

Sin embargo, las imágenes del hombre siendo arrastrado por el pasillo e incluso sangrando por la boca recorrieron el mundo y provocaron indignación. Incluso hubo quienes catalogaron la acción de discriminatoria, ya que el pasajero parece ser asiático.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Munoz dijo estar "perturbado" todavía por lo que sucedió en el vuelo 3411 de Chicago a Louisville.

De hecho, en Weibo, una red social considerada "el Twitter de China", el incidente atrajo la atención de más de 480 millones de usuarios, que comentaron sobre el tema entre el lunes y martes.

En el mensaje interno, Munoz había defendido el accionar de los empleados de la compañía y descrito al pasajero como "disruptivo y beligerante".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El valor de mercado de United se redujo en un momento en cerca de US$1.000 millones, aunque luego los títulos se recuperaron.

De las redes a la bolsa

Fue tal escándalo que este martes las acciones de United cayeron hasta 4,4%, provocando que el valor de mercado de la compañía se redujera en un momento en cerca de US$1.000 millones, aunque luego los títulos se recuperaron.

Al cierre de los mercados, las acciones cayeron 1,1%.

Por otra parte, según informó la agencia Reuters, más de 16 millones de acciones de United cambiaron de manos, el mayor traspase registrado para cualquier sesión en el último año.

Temas relacionados

Contenido relacionado