Los políticos que usan hologramas para estar en 7 lugares al mismo tiempo

Holograma de Mélenchon Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ¿Cuál de estas imágenes Jean-Luc Mélenchon es la original?

El candidato izquierdista a las presidenciales francesas Jean-Luc Mélenchon es capaz de "aparecer" en varios lugares al mismo tiempo, pero no es un dios.

Mientras se desplaza por el escenario de Dijon, la capital de la Borgoña francesa, para ofrecer su discurso, se sube también a las tarimas de Nancy, Grenoble, Montpellier, Clermont-Ferrand y hasta en Le Port, en la lejana isla Reunión, en el Océano Índico.

Pero Mélechon no se transporta en carne y hueso; lo hace de forma futurista con una proyección holográfica.

Su imagen es recreada gracias a una ilusión óptica conocida como"Pepper's ghost" (Fantasma de Pepper), la cual fue popularizada por el científico británico John Henry Pepper en el siglo XIX y se ha usado para la "reencarnación digital" de artistas como Whitney Houston.

El efecto se utiliza también en teatros, parques de atracciones, shows televisivos y conciertos (uno de los más recientes fue el de un homenaje al músico Juan Gabriel el pasado mes de febrero).

Pero en los últimos años ha cobrado importancia en el terreno político en diferentes partes del mundo.

No es un capricho de comunicación, sino un símbolo político fuerte

Sophia Chikirou, directora de comunicación de la campaña de Mélenchon

Para Mélenchon no fue un mitin cualquiera; era su último gran mitin antes de las elecciones, que se celebran el próximo domingo 23 de abril.

El candidato de la izquierda radical francesa está en alza desde fines de marzo, codo a codo con el conservador François Fillon y por detrás del centrista Emmanuel Macron y de la derechista Marine Le Pen, según las últimas encuestas.

Y espera que el "efecto holograma" le ayude a conseguir la victoria.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Mélenchon "se subió" a los escenarios de isla Reunión en forma de holograma...
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ... y en otras seis ciudades al mismo tiempo.

La luz adecuada...

Musion Events es la empresa detrás de la tecnología que hizo posible que Mélenchon, de la plataforma de izquierdas Francia Insumisa, se volviera "omnipresente" sobre los escenarios.

Los especialistas usaron una cámara para capturar su discurso en directo y, con ayuda de una luz especial, lograron crear una imagen realista que después se proyectó en forma de holograma sobre las tablas de otras ciudades.

"El truco consiste en fijar la iluminación de la grabación en un haz digital muy similar, y también el ángulo y la luz sobre los escenarios de todos los lugares en que se proyecta", le dijo a la BBC Ian O'Connell, director de Musion Events.

La señal se envió vía satélite a varias ciudades francesas y a la isla Reunión, frente a la costa de Madagascar.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El uso de la luz es fundamental para que el efecto sea más realista, dicen los especialistas.

"Un golpe maestro"

"Creo que es un golpe maestro para Jean-Luxc Mélenchon", le dijo a la BBC Alain Beuve-Méry, periodista político del diario francés Le Monde.

"Fue una estrategia suya para que hablemos de él. Muchos medios de comunicación ya estaban ahí para ver el holograma y comentarlo. Pero no creo que sea la forma en la que haremos política en el futuro".

Sin embargo, el francés no es el primero en probar esta técnica.

Narendra Modi, primer ministro de India, usó un holograma en tres dimensiones y venció a la dinastía Gandhi en 2014.

Derechos de autor de la imagen SANJAY KANOJIA/Getty Images
Image caption Narendra Modi usó hologramas mucho antes que Mélenchon...
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ...y ganó las elecciones de 2014.

Esta tecnología le permitió llegar desde un estudio en la ciudad de Ahmedabad, en el estado de Gujarat (en el oeste de India), hasta personas en más de 100 localidades en todo el país de forma simultánea.

La imagen del político, que cuando "se volvió" holograma tenía 63 años, se retransmitió a través de satélite y viajó 1.000 kilómetros hasta Nueva Delhi y otras ciudades.

"India es un país muy grande;no es posible viajar a todas partes. Los mítines en tres dimensiones nos ayudan a llegar a más gente", dijo Harshad Patel, portavoz del Bharatiya Janata Party (BJP), el partido de Modi.

"A la gente le impresiona mucho cuando Modi se presenta ante ellos y, tras acabar el discurso, se desvanece, desaparece", agregó Patel.

Religión y política

Podría decirse que su aparición tuvo connotaciones místicas, casi religiosas.

"Está escrito que líderes espirituales y semidioses han logrado estar presentes en 53 lugares al mismo tiempo, pues ése el número de cuerpos presentes en toda persona, algo que está demostrado científicamente", le dijo a la agencia de noticias Efe Arun Kumar Jain, secretario de la oficina nacional del BJP.

"Sin embargo, Modi fue capaz de estar presente en 140 lugares al mismo tiempo gracias a la tecnología".

El político hinduista, quien comenzó su vida vendiendo té en la estación de trenes de Vadnegar, es un fanático de las nuevas tecnologías.

Tiene cerca de 30 millones de seguidores en Twitter y escribe mensajes a diario en la red social, que comenzó a usar en 2009.

"La tecnología es la clave para el progreso", se lee en la web de Modi, quien también cuenta con su propio canal de YouTube y fue uno de los primeros políticos de país en abrazar las redes sociales (tiene cuentas en Facebook, Pinterest, Tumblr y Flickr).

Pero hubo otro político que se valió de esta técnica.

Derechos de autor de la imagen YouTube/Polyvision
Image caption El presidente turco Recep Tayyip Erdogan usó un holograma gigantesco en 2014.
Derechos de autor de la imagen YouTube/Polyvision
Image caption La proyección digital tenía tres metros de altura.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan utilizó un enorme holograma en 2014.

Su mensaje fue grabado con anterioridad y las imágenes resultan casi fantasmagóricas.

En este caso, se trató de una proyección tridimensional de unos tres metros de altura que fue ampliamente ovacionada por las masas, asombradas ante tal visión.

Todavía no son muchos los políticos que han explorado la opción de los hologramas, pero algunos esperan que esta técnica futurista cobre fuerza en los próximos años.

"No es un capricho de comunicación, sino un símbolo político fuerte", declaró a medios franceses Sophia Chikirou, directora de comunicación de la campaña de Mélenchon.

El objetivo: volverse omnipresente (y convencer a las masas), una capacidad atribuida a los dioses que cada vez se aprecia más en política.

Temas relacionados

Contenido relacionado