El útero artificial que parece una bolsa de plástico que podría salvar la vida de los bebés muy prematuros

Uno de los corderos del estudio Derechos de autor de la imagen Partridge, E. A. et al. / Nature Communications
Image caption Los corderos prematuros, de una edad equivalente a las 23 semanas en los humanos, maduraron en la bolsa durante varias semanas.

Un equipo científico estadounidense logró mantener con vida a corderos prematuros durante varias semanas utilizando un útero artificial que parece una bolsa de plástico.

Los fetos continuaron creciendo y madurando en la bolsa, que actúa como un saco protector de fluido amniótico artificial hecho de agua caliente y sales que se renueva constantemente.

Los corderos también recibían un flujo sanguíneo rico en nutrientes y oxígeno a través de su cordón umbilical, que está conectado a una máquina especial en lugar de la placenta de la madre, según el estudio publicado en la revista especializada Nature Communications.

Los investigadores, delHospital de Niños de Filadelfia, creen que esta estrategia podrá en un futuro no muy lejano aumentar la probabilidad de supervivencia de los bebés prematuros, y esperan poder empezar a hacer pruebas con humanos en un par de años.

La probabilidad de supervivencia de bebés menores de 23 semanas es cercana a 0. A las 23 semanas aumenta a un 15%, a las 24 a un 55% y a las 25 semanas a un 80%.

Temas relacionados

Contenido relacionado