El esperado regreso de Twin Peaks: cómo se explica el frenesí por la serie de David Lynch que tiene más de 25 años

Cartel de bienvenida a Twin Peals Derechos de autor de la imagen Showtime
Image caption Twin Peaks se convirtió en los años 90 en una de las localidades más conocidas de la televisión estadounidense.

Normalmente las distintas temporadas de una serie de televisión se suceden año tras año.

Con algunas excepciones, como ocurre con el evento televisivo más esperado de este fin de semana: el estreno en Showtime de la tercera temporada de la icónica "Twin Peaks", casi 26 años después del final de la segunda.

La serie, cuya trama gira en torno al asesinato de la adolescente Laura Palmer, regresa a un panorama televisivo muy distinto del que la vio nacer pero que, paradójicamente, ella misma ayudó a crear

¿Por qué tuvo un impacto tan fuerte una serie que apenas duró 15 meses?

Innovadora, valiente y rompedora

Es posible que muchos de quienes lean esta nota no hubieran nacido cuando la cadena estadounidense ABC estrenó "Twin Peaks", un arriesgado proyecto del cineasta David Lynch y el guionista Mark Frost que cambió la forma de hacer televisión.

El público se enganchó desde que el cadáver de una joven envuelto en plástico apareció en la orilla del río de Twin Peaks, una pintoresca localidad del noroeste de Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen IMDB
Image caption La aparición del cadáver de la joven Laura Palmer envuelto en plástico en la orilla de un río dio inicio a una serie de televisión ahora considerada de culto.

A primera vista, la propuesta parecía simple: una serie de misterio con un asesinato como parte fundamental de la trama.

Pero iba mucho más allá: era a la vez una serie policíaca y una telenovela de corte surrealista, con elementos oníricos, psicológicos, sexuales y paranormales.

Mediante dos sencillas preguntas: "¿quién mató a Laura Palmer?" y "¿qué está pasando aquí?", los creadores conectaron inmediatamente con un público que no estaba acostumbrado a este tipo de propuestas narrativas.

La serie ocupó titulares en las noticias, era tema de conversación al día siguiente en el trabajo o centro de estudios y se organizaban eventos para ver los capítulos donde la gente gritaba "¡Queremos saber, queremos saber!".

Cada episodio duraba una hora pero se prolongaba en largas discusiones por descifrar el misterio, no sólo en EE.UU. sino prácticamente en todos los lugares donde se emitió.

Y recordemos que todo esto sucedió en un mundo en el que internet apenas daba sus primeros pasos y por supuesto no había plataformas digitales de difusión de contenidos, YouTube o redes sociales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption David Lynch, quien asegura este será su último trabajo, fue el primer cineasta que se lanzó a hacer televisión y esto marcó el estilo de los encuadres y los planos de la serie.

Inspiró las series actuales

Indudablemente, "Twin Peaks" marcó la pauta para incontables series que han intentado imitar su atmósfera y la forma en que combina distintos géneros.

Entre los descendientes de "Twin Peaks" hay series como Lost, True Detective, Mr. Robot y Westworld.

Todas ellas encajan en un género que se conoce como "televisión de rompecabezas" donde los espectadores se encuentran ante un enigma que resolver, con un surtido de señales certeras y pistas falsas.

"Twin Peaks demostró que no había sólo una forma de hacer televisión", afirma Damon Lindelof, creador de las series Lost y The Leftovers.

Personajes memorables

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Sheryl Lee interpreta a Laura Palmer, una joven muy popular en el instituto de quien vamos conociendo detalles escabrosos según avanza la serie.

En el episodio final de la segunda temporada, emitido el 10 de junio de 1991, Laura Palmer (Sheryl Lee) le dijo al agente especial del FBI Dale Cooper (Kyle MacLachlan): "Te veré en 25 años".

Y así es, aunque sean 26 años en lugar de 25.

Volveremos a ver al agente Cooper, a Laura Palmer (en imágenes retrospectivas), a la mujer del leño o al terrorífico Bob, entre otros.

Y esta es una de las razones por las que los fanáticos de la serie sienten tanta expectación ante su regreso.

Sin espacio para escudriñar todos los personajes, detengámonos en el agente Cooper.

El actor Kyle MacLachlan representa perfectamente a Cooper desde que lo vemos por primera vez grabándole un mensaje a su asistente Diane mientras maneja asombrado ante la belleza de los abetos que conforman el paisaje.

Es la figura más importante y fascinante de "Twin Peaks", con una personalidad multifacética.

Derechos de autor de la imagen Showtime
Image caption El agente Dale Cooper (interpretado por Kyle MacLachlan) es el personaje vertebral de la serie.

Impulsado por la investigación sobre la muerte de Palmer, es el detective que come donuts y sigue pistas.

Al mismo tiempo, Cooper ofrece muchos de los diálogos y situaciones más cómicas y absurdas de la serie.

Y acapara las escenas finales tanto de la primera como de la segunda temporada, que finalizó con un Cooper poseído por el espíritu de Bob golpeándose de frente contra un espejo.

La banda sonora y la escenografía

Un elemento inseparable de la serie es su banda sonora, creación de Angelo Badalamenti.

Es uno de sus sellos distintivos, una sintonía que, en cuanto se escucha, nos retrotrae al mundo de Twin Peaks.

Es además el portal de entrada a un escenario donde aparecen paisajes y lugares que nunca antes se habían representado así.

Twin Peaks es una localidad atemporal, eterna, con lugares entrañables en los que comer pastel de cereza con una taza de café o desconcertantes salas de color rojo en las que tienen lugar los sueños o las pesadillas más terribles.

Derechos de autor de la imagen IMDB
Image caption Desde la emisón del primer capítulo el 8 de abril de 1990, la serie se convirtió en un verdadero fenómeno.

El ritmo de la serie es también peculiar, como si ese pastel de cereza tuviera algo que hiciera más lento el paso del tiempo.

Comunidad de fans

"Los fans mantuvieron vivo el recuerdo y ahora van a ser recompensados", promete Kyle MacLachlan en la página web de Showtime.

Como apunta el actor, la serie le debe mucho a los seguidores que permanecieron fieles pese a que la segunda temporada se canceló antes de tiempo por la pérdida de interés tras revelarse quién era el asesino de Laura Palmer.

Sin embargo, la difusión de la serie en DVD a mediados de la década de 2000 le dio otra vida y atrajo a un público nuevo que se contagió de la "fiebre Twin Peaks".

Hay fiestas previstas para el estreno de este domingo, fans que aseguran verán el regreso del agente Cooper con un pastel de cereza y una taza de café, y será interesante observar la reacción en redes sociales.

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption "Queridos amigos de Twitter: ¡ese chicle que les gusta va a regresar con clase! #damngoodcoffee". Así anunció David Lynch en 2014 el regreso de la icónica serie.

Por el momento, parece que los productores se han adaptado de forma natural a los nuevos tiempos con la creación de hashtags y emojis para promocionar la serie, algo inimaginable en 1990.

¿Será este un dato suficiente para evaluar si la serie supera la prueba del paso del tiempo?

Temas relacionados

Contenido relacionado