Sólo hay uno y se tardó 4 años en fabricarlo: así es Sweptail, uno de los autos más caros de la historia de Rolls-Royce

Rolls-Royce Sweptail Derechos de autor de la imagen Rolls-Royce
Image caption "El Sweptail es alta costura para el sector automotriz", dijo Giles Taylor, director de Diseño de Rolls-Royce.

Un capricho de más de US$12 millones para un cliente de toda la vida.

Sólo existe una unidad y lo único que sabemos es que fue encargada por un hombre que prefiere permanecer en el anonimato.

Así es el Sweptail, un biplaza deportivo inspirado en el mundo de la náutica cuya producción tomó cuatro años al fabricante británico Rolls-Royce.

Hecho a medida

Presentado hace unos días en el italiano Concorso d'Eleganza Villa d'Este 2017, el auto hecho a medida por Rolls-Royce es una auténtica joya sobre ruedas.

Aunque está basado en el modelo de producción Phantom, el Sweptail está configurado al gusto de su propietario, un coleccionista de aviones y yates que quiso ver reflejadas sus dos pasiones en un automóvil.

Derechos de autor de la imagen Rolls-Royce
Image caption La carrocería de este exclusivo biplaza deportivo está inspirada en el mundo de la náutica

Inspirado en las carrocerías que producía la firma en la década de 1920, el auto cuenta con un techo panorámico de cristal y tiene forma de yate deportivo.

En su interior abundan piezas fabricadas en titanio, ébano y cuero, e incluye varias personalizaciones solicitadas por el cliente.

Destacan los maletines insertados en los paneles de las puertas, dos baúles de aluminio ubicados en el maletero y un pulsador que, al estilo de una película de James Bond, hace emerger una botella de champaña con dos copas.

Derechos de autor de la imagen Rolls-Royce
Image caption Los paneles del interior del Sweptail están fabricados en madera de ébano.

Bajo el capó monta el motor del Rolls-Royce Phantom, un propulsor V12 de 6,75 litros con más de 450CV.

Precio astronómico

A pesar de que el fabricante británico no ha desvelado el precio del Sweptail, los rumores apuntan a que el comprador pagó por él cerca de US$12,3 millones.

En una entrevista con la revista especializada Car Magazine, el CEO de Rolls-Royce, Torsten Müller-Ötvös, solo dijo que el auto resultó "sustancialmente caro".

"Podríamos decir que ha sido el coche más caro en años... o quizá el más caro jamás construido".

Derechos de autor de la imagen Rolls-Royce
Image caption El diseño del Sweptail engloba las dos pasiones de su propietario, un coleccionista de aviones y yates.

Temas relacionados

Contenido relacionado