Cómo logró Australia tener 25 años consecutivos de crecimiento económico sin caer en recesión

Economía Australia Derechos de autor de la imagen bubaone
Image caption El gobierno australiano proyecta que el PIB crecerá un 2,75% en el período 2017-2018.

La economía australiana sigue su marcha triunfal, según las últimas cifras oficiales.

Las exportaciones y el gasto doméstico tomaron impulso en el último trimestre de 2016 y le permitieron a la al país rico en recursos naturales extender su racha de 25 años sin entrar en recesión.

A pesar de que la economía australiana (la número 13 del mundo en cuanto a su PIB) se contrajo en el tercer trimestre de 2016, el sorprendente repunte del 1,1% registrado entre octubre y diciembre del año pasado apuntaló el balance anual, que volvió a ser positivo: 2,4% de crecimiento anual.

Los expertos atribuyen la recuperación al incremento de las exportaciones, sobre todo de minerales y productos agrícolas, y al aumento del gasto doméstico.

El de la minería es un caso cuanto menos sorprendente, teniendo en cuenta que el sector australiano lleva meses sufriendo por la reducción de los pedidos procedentes de China.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La economía de Australia depende en gran medida de los precios mundiales de las materias primas.

El descenso de la demanda china de hierro y carbón, los dos minerales que más exporta Australia, afectó considerablemente a la economía del país durante los tres primeros trimestres de 2016.

Roza el récord de Holanda

Sin embargo, los nuevos datos económicos son alentadores.

El buen estado de las finanzas del país lo acercan al récord que mantiene Holanda, cuya economía creció de forma ininterrumpida entre 1982 y 2008.

Y es que Australia no entra en recesión -crecimiento económico negativo durante dos meses- desde junio de 1991.

Si su economía crece durante el primer trimestre de 2017, Australia arrebatará el récord que ostenta Holanda desde hace casi una década.

Temas relacionados

Contenido relacionado