Lo que tiene que hacer el cine de Hollywood para estar en la selecta lista de 34 películas extranjeras que China permite por año

Cartel de Hollywood Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Solo ingresan 34 películas extranjeras por año a China.

Con más de 1.300 millones de habitantes, China es todo un mundo a conquistar para la industria del cine.

La nación asiática es el mayor mercado fuera de Estados Unidos y Canadá, pero cada año Hollywood y otros países se topan con una muralla: China solo permite importar 34 películas extranjeras.

Además, 14 de ellas deben llegar a las salas chinas en formato 3D o IMAX, según señala el analista Jonathan Papish, de ChinaFilmInsider (CFI).

Hasta 2002, eran 10 películas al año, la siguiente década fueron 20 y recientemente la presión de los grandes estudios ha dado esperanzas para que crezca esa presencia extranjera y aumente la "cuota".

Pero mientras eso no ocurra, los grandes estudios deben buscar las mejores estrategias para conquistar las crecientes salas del país más poblado del mundo.

"El mercado chino es el territorio más importante para los estudios estadounidenses fuera del patio doméstico. Es la mayor prioridad para todos los estudios", dice Tom Nunan, de la escuela de Teatro, Cine y Televisión de la Universidad de California en Los Ángeles..

Acción, fantasía y muchos efectos

La taquilla que generó China en 2016 fue de US$6.600 millones, la segunda más grande después de la de Estados Unidos y Canadá (casi siempre se miden como un solo mercado: Norteamérica) con US$11.600 millones, según CFI.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El mercado cinematográfico chino es el más atractivo para los estudios de Estados Unidos fuera de sus fronteras.

Y para los grandes estudios de EE.UU. y otros países es claro cuál es el tipo de películas funciona.

"La momia", Alien: Covenant, "La mujer maravilla" y "Piratas del Caribe: la venganza de Salazar" son las películas más taquilleras de este momentoen China, de acuerdo a Entgroup China Boxoffice.

Y en los últimos años, entre las que más ingresos generaron y que venían de Hollywood estuvieron algunas similares: "Rápidos y Furiosos 8", "Transformers: la era de la extinción", Zootopia, Warcraft, "Avengers: era de Ultrón".

De hecho, Zootopia y Warcraft registraron más asistencia en los cines en China que en Norteamérica.

"Películas de superhéroes y fantasía son las cintas que más fácil obtienen la aprobación por el gobierno chino porque no tienen nada de relación con la realidad de la vida en 2017", explica Nunan, quien también es un exdirector de NBC Studios.

No es posible saber si las películas de acción, ciencia ficción y fantasía, que tienen muchos efectos, son las que prefieren los chinos por gusto genuino o porque son las disponibles, "pero hoy son las que tienen más éxito", explica.

Más China funciona

Regularmente, menos de 10 películas de los estudios estadounidenses tienen acceso al mercado chino, de acuerdo con una información de The Hollywood Reporter.

De ahí que las grandes productoras y distribuidoras intenten cada año mejorar sus estrategias para llegar al mercado del cine chino.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "Rápido y Furioso 8" fue una de las películas extranjeras que más ganancias generaron en los últimos meses en China

"Transformers: la era de la extinción" es un ejemplo de cómo los estudios de Hollywood están incluyendo cada vez más elementos chinos en sus cintas, según los analistas.

Asociarse con productores del país asiático funciona, como hizo Di Bonaventura Pictures con China Movie Channel para esta película distribuida por Paramount Pictures.

Otro movimiento es incluir a actores chinos con papeles importantes en las historias, como Donnie Yen y Jiang Wen en "Rogue One: una historia de Star Wars", otra de las cintas más exitosas en China.

"Misión Rescate" fue una de las ocho películas que lograron llegar a China en 2015, y, como CFI hizo notar, el programa espacial chino juega un rol en la historia al ayudar a EE.UU. en la operación de salvamento.

De forma más sutil, otras películas introducen ciertos guiños a la cultura china con productos cotidianos de ese país, como la leche Shuhua en "Transformers: la era de la extinción" o el servicio de mensajería QQ en "Día de la Independencia: contraataque".

El analista Jonathan Papish explica que los estudios extranjeros pueden alcanzar solo hasta el 25% de las taquillas que se generan en China, o pueden vender una película por un precio determinado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La película Transformers es otra de las que acumuló éxitos en China.

"El precio de venta rara vez es alto -el récord se cree que es de US$7 millones pagado por Leomus Pictures con 'Resident Evil: capítulo final'- pero por supuesto eso es mejor que nada", dice el analista.

No obstante, algunas cintas ganan más cuando hacen posicionamientos de productos, en inglés product placement.

Lo más importante es...

Contar con algunos elementos chinos en la historia es bueno, pero no lo más importante, explica Nunan.

"Por un lado, deben presentar contenidos al gobierno chino que se ajusten a su estrecha visión de material aceptable", sostiene.

"Por otro, cintas realistas sobre la clase trabajadora en EE.UU. o el extranjero, o películas que hablan sobre problemas personales que son típicamente dramáticas o controversiales, nunca van a pasar a los censores chinos", añade.

El director Martin Scorsese (Kundun) y el actor Brad Pitt (Siete años en el Tibet) fueron vetados en China durante varios años por sus películas sobre el Tibet y el dalái lama.

Eso muestra cómo ciertos temas pueden tener represalias.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Otra estrategia de las productoras de Hollywood es incluir actores chinos en sus películas como Donnie Yen en "Rogue One: una historia de Star Wars".

Un análisis titulado "Hollywood con características chinas", de David Gitter y Elsa Kania, concluye que por ahora los grandes estudios tienen poco que hacer para cambiar las reglas del juego dictadas por el gobierno de Pekín.

"En esencia, como muchas industrias que buscan el privilegiado acceso al mercado masivo chino, se espera que los cineastas norteamericanos se adapten a las 'condiciones chinas'", explican.

"Se asegurarán que sus productos poseen 'características chinas'".

Por ello es probable que los amantes del cine de todo el mundo sigan viendo cada vez más presencia de China en las historias de Hollywood.

Contenido relacionado