"Mi mente está llena de agujeros": el conmovedor diario de la mujer que plasmó el avance del mal de Alzheimer 20 años antes de que fuera diagnosticada

Patricia Latto Derechos de autor de la imagen Familia Latto
Image caption Patricia Latto empezó a escribir un diario como una especie de test personal de memoria.

"Escribo esto porque tengo miedo de que pueda tener alzhéimer...". Así empieza la primera entrada del diario de la británica Patricia Latto, que después de cumplir los 60 empezó a preocuparse por su deterioro mental.

Ese párrafo es del 12 de mayo de 1990.

"Y ahora acabé en una especie de tierra de nadie, no, en un limbo en el que no puedo recordar y lo que me causa aún más impacto: desde el que no puedo escribir con claridad", sigue la entrada de hace 27 años.

Ahora Patricia tiene más de 90, pero el diario que acaba de descubrir su hija es una evidencia de que la enfermedad empezó a afectarla más de dos décadas antes de que fuera diagnosticada oficialmente con mal de Alzheimer.

Como un test casero de memoria

Patricia parecía estar usando su diario como una especia de test de memoria.

Image caption Cate Latto descubrió el diario de su madre.

Las entradas están repletas de largos versos y de citas de Shakespeare.

"Esta noche he citado a Yeats, Masefield, Shakespeare palabra por palabra y sin titubeos... pero por qué me resulta tan difícil escribir mi propio nombre. Esto no tiene sentido".

En otra entrada escribió: "Mi mente está llena de agujeros".

Fue su hija, Cate Latto, quien descubrió recientemente los escritos de su madre, mientras recogía sus pertenencias después de llevarla a una residencia para mayores donde le ofrecen un cuidado especializado.

"Debió de ser tan aterrador para ella", le dijo Cate a la BBC. "Ver cómo se te va achicando el mundo y tener tanto miedo que ni siquiera puedes hablar del tema".

La experiencia de Patricia Latto ilustra uno de los desafíos clave para las personas que se enfrentan a esta enfermedad.

Para cuando se diagnostica clínicamente la enfermedad de Alzheimer puede ser demasiado tarde para hacer algo al respecto, porque los daños ya causados en el cerebro son irreversibles.

Buscando la detección temprana

Por eso ahora Cate Latto está participando en una investigación de la Sociedad Británica del Mal de Alzheimer, llamada Prevent Demential Study, que involucra a personas con cierto riesgo de desarrollar la enfermedad, como ciertos genes y antecedentes familiares.

Otro equipo científico de ocho universidades de Reino Unido se está embarcando ahora en un nuevo estudio de un año con 250 voluntarios para encontrar cuales son los signos más tempranos del mal, muchos años antes de que aparezcan los síntomas más obvios, como la confusión y la pérdida de memoria.

Image caption El nuevo estudio está liderado por la universidad de Oxford

Los especialistas creen que ese momento en que la enfermedad es incipiente es el mejor para empezar a usar tratamientos que puedan evitar que progrese.

El estudio, llamado Deep and Frequent Phenotyping Study, incluye la realización regular un un escáner cerebral, pruebas cognitivas y de memoria, imágenes de retina, análisis de sangre y hasta el uso de tecnología wearable o para vestir, que pueda grabar información sobre el movimiento y la manera de caminar de los voluntarios.

Los científicos británicos que participan en este nuevo estudio creen que los resultados podrían marcar un antes y un después en el conocimiento de la enfermedad, porque se van a generar enormes cantidades de datos que será analizados matemáticamente con programas de big data.

El objetivo es saber qué pruebas o qué combinaciones pueden predecir mejor la aparición posterior de la enfermedad de Alzheimer.

Temas relacionados

Contenido relacionado