Alton Banks, el niño de 10 años que murió con una sobredosis de fentanilo y se convirtió en una de las víctimas más jóvenes de la crisis de opioides en Estados Unidos

Alton Banks Derechos de autor de la imagen Cortesia Familia Banks
Image caption Alton Banks vivía en el barrio de Overtorwn, en el centro de Miami, que tiene altos índices de criminalidad.

Al pequeño Alton Banks lo encontraron inconsciente en su casa. A las pocas horas murió.

Poco menos de un mes después de su fallecimiento, las autoridades de Miami creen que el niño de 10 años sufrió una sobredosis del potente opioide fentanilo, una droga 50 veces más fuerte que la heroína.

Un reporte preliminar de toxicología mostró que Alton Banks tenía una mezcla del analgésico y de heroína en su organismo luego de haber colapsado en una piscina de su barrio.

Los funcionarios dijeron que no creen que el niño haya estado expuesto al fentanilo en su casa pero que pudo haberlo ingerido en otra parte.

Banks podría ser de las víctimas más jóvenes de la crisis de adicción a los opioides que asola a Estados Unidos.

"En este punto, tenemos todas las razones para creer que los hallazgos preliminares muestran que una mezcla de heroína y de fentanilo mató a este pequeño", dijo a medios locales la fiscal estatal del condado de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle.

"No creemos que lo haya ingerido en su casa", añadió. "Pudo haber sido que lo tocó. Pudo haber estado en una toalla en la piscina".

La policía señaló que Banks pudo haber tenido contacto con la droga ilícita en su caminata a su casa en Overtown, un barrio pobre en el centro de Miami que tiene altos índices de criminalidad y que el diario Miami Herald describió como "la zona cero" de la epidemia a los opioides en la ciudad.

Media playback is unsupported on your device
"Consumen heroína como si fueran cervezas": los nuevos adictos a la mortífera droga en EE.UU.

Un portavoz de Fernández Rundle le dijo a BBC Mundo que la fiscal decidió hablar del caso, a pesar de no tener pruebas concluyentes sobre la causa de la muerte de Banks, por su impacto en la comunidad.

"Las sobredosis por consumo de fentanilo están afectando a esta ciudad y a muchas más en Estados Unidos", apuntó Ed Griffith, vocero de la fiscal.

Detalles

Banks volvió a su casa de la piscina el pasado 23 de junio, cuando comenzó a vomitar y fue hallado inconsciente después. Lo trasladaron al hospital y allí murió.

La Oficina Forense del condado de Miami-Dade todavía está llevando a cabo las pruebas y se espera que emitan en las próximas semanas un reporte final que determine cómo murió el niño.

La madre de Banks, Shantell Banks, le dijo al Miami Herald que su hijo era un "niño divertido" aficionado al equipo de fútbol americano las Panteras de Carolina de Norte y que quería ser ingeniero.

A Banks le informaron de los hallazgos preliminares la semana pasada.

Más que homicidios

De las 853 personas en el estado de Florida que murieron por causa del fentanilo o alguna droga relacionada en la primera mitad del año 2016, nueve tenían menos de 18 años, según cifras estatales.

Más residentes de Florida murieron por abuso a los opioides en el condado de Miami-Dade el año pasado que por homicidios, reportó el Miami Herald.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Ohio es uno de los estados más afectados por la epidemia de adicción a los opioides.

El fentanilo es un potente analgésico sintético que recetan los médicos para aliviar el dolor crónico y a menudo se usa para tratar el cáncer.

Pero más recientemente, esta droga, que es 50 veces más fuerte que la heroína, ha ocupado los titulares en medio de una devastadora epidemia de adicción a los opioides en el país.

Los traficantes de drogas suelen vender heroína cortada con fentanilo en las calles y la policía ha advertido que el sedante es tan fuerte que solo tocarlo puede ser tóxico.

Sin embargo, el Colegio Estadounidense de Toxicología Médica (ACMT, por su sigla en inglés) publicó un comunicado la semana pasada que decía: "Es poco probable que la absorción dérmica incidental cause toxicidad por un opioide".

"Hasta la fecha, no hemos visto reportes de funcionarios de emergencia que hayan presentado señales ni síntomas consistentes con una intoxicación por opioide tras haber tenido contacto incidental con la droga", escribió la junta directiva.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El fentanilo es 50 veces más potente que la heroína.

Pero hace dos meses, un policía en el estado de Ohio, uno de los más afectados por la crisis en el país, dijo que sufrió por accidente una sobredosis de fentanilo luego de hacer un arresto por posesión del analgésico.

El agente Chris Green, del Departamento de Policía de East Liverpool (Ohio), dijo que había estado expuesto a la droga al inspeccionar el auto de dos supuestos traficantes.

Green llevaba puestos los guantes requeridos y una máscara para hacer la búsqueda, pero luego se sacudió el polvo blanco de la camisa con la mano, sin llevar guante.

Poco después se desmayó y lo llevaron al hospital.

Temas relacionados

Contenido relacionado