El rockero Alice Cooper encuentra una obra de Warhol valorada en US$10 millones que tuvo guardada sin saberlo por más de 40 años

Alice Cooper cantando en el programa de televisión "Strictly Come Dancing" de la BBC.
Image caption Alice Cooper, de 69 años, se hizo amigo de Andy Warhol en la década de los 70.

¿Imaginas revisar un viejo depósito y encontrar, hecho un rollito, una obra de Andy Warhol valuada en más de US$10 millones?

Eso es lo que le pasó al rockero estadounidense Alice Cooper, quien encontró un Warhol original que llevaba guardado en un tubo durante más de 40 años.

La obra, titulada Little Electric Chair("Pequeña silla eléctrica"), estaba un depósito lleno de equipamiento de giras de los años 70.

"Eran tiempos de rock. Ninguno de nosotros pensaba sobre nada", dijo a la BBC Shep Gordon, el manager de Cooper desde hace casi 50 años.

Little Electric Chaires es una serigrafía en rojo sobre lienzo que pertenece a la serie Death and Disaster ("Muerte y desastre").

Una versión similar a esta pieza fue vendida en 2014 en la casa de subastas Christie's de Nueva York por US$10,5 millones.

El regalo que no llegó

Cooper y Warhol comenzaron su amistad en la década de los 70, una época de "drogas y alcohol", explicó Gordon.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La clásica serie "Death and Disaster" de Warhol incluye numerosas serigrafías de sillas eléctricas en distintos colores. La de Cooper es roja.

Cuando Cooper, cuyo verdadero nombre es Vincent Furnier, y su novia de aquel entonces, Cindy Lang, se mudaron a Nueva York, solían frecuentar junto a Warhol el mítico club nocturno Studio 54.

Lang, quien fue portada de la segunda edición de la revista Interview de Warhol, le pidió a Gordon que comprara Little Electric Chairen en su nombre. El manager contó que pagó unos US$2.500 por la obra.

La idea de Lang era regalársela a su pareja para el cumpleaños. Por aquel entonces, durante sus conciertos Cooper era "electrocutado" en una silla que "se parecía mucho" a la del cuadro de Warhol, explicó Gordon.

Sin embargo, el regalo nunca fue entregado.

"Bebía mucho en aquellos tiempos", dijo Gordon a la BBC, agregando que la carrera de Cooper era "como un cohete en despegue: hacía 100 conciertos al año".

Debido a sus problemas con el alcohol, Cooper luego ingresó a un centro de rehabilitación y la obra quedó escondida entre los equipos de las giras.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Al momento de comprar la obra, "Andy Warhol no era 'Andy Warhol'", dijo el manager de Cooper.

"Nadie más volvió a pensar en ella. La vida siguió", dijo Gordon.

"Ahí estaba... ¡ups!"

Hace unos años, Gordon estaba cenando con un grupo de amigos entre los cuales había un comerciante de arte. La conversación derivó en la venta millonaria de un Warhol.

"Así que llamé a Alice y le dije: '¿Todavía tienen aquel Warhol?'. Él me respondió: 'No creo'", contó Gordon.

Pasaron varios meses antes de que consiguieran localizar el depósito. "Y entonces encontramos un tubo, del tipo que usas para guardar posters, y ahí estaba... ¡ups!".

A principios de los años 70, "Andy Warhol no era 'Andy Warhol'", explicó el representante. El artista plástico alcanzó el éxito años después, pero murió en 1987 a los 58 años.

La obra fue autenticada por Richard Polsky, experto en Warhol.

"Tendrías que haber visto la cara de Alice cuando Richard Polsky estimó el precio", contó Gordon. "Quedó con la boca abierta, me miró y dijo: '¿Es en serio? ¡Soy el dueño de eso!".

Temas relacionados

Contenido relacionado