Adiós a Jeanne Moreau, la actriz francesa con la que todos los grandes directores querían trabajar

Jeanne Moreau en "Eva" (1961). Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Moreau tenía un magnetismo excepcional en pantalla, fruto de una combinación de su técnica y tiempos actorales con su sensualidad.

Jeanne Moreau, una de las grandes estrellas del cine francés de los últimos 60 años, murió este lunes a los 89 años.

Nacida en París en 1928, Moreau es famosa por sus papeles en películas como "Jules y Jim" (1962), del director francés Francois Truffaut.

Sin embargo, para el crítico de cine Nick James, editor de la prestigiosa revista británica Sight & Sound, en verdad es al revés: Truffaut es "uno de muchos directores claves que le deben a ella su primer éxito cinematográfico o uno importante".

También les sucedió a los directores franceses Louis Malle con "Ascensor para el cadalso" (1958) y "Los amantes" (1958); y a Jacques Demy con "Fiebre" (1963), de dijo James a la BBC.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Hasta hace 2 años, Moreau seguía engrosando su prolífica carrera, con más de 140 participaciones en películas y series televisivas.

"Su famosa presencia sensual se respaldaba en una técnica y tiempos actorales formidables, tanto que todos los grandes directores querían trabajar con ella: Orson Welles, Michelangelo Antonioni, Joseph Losey y Luis Buñuel, entre otros".

Moreau, quien tuvo una carrera prolífica y continuó actuando hasta hace 2 años, obtuvo numerosos premios como los galardones a mejor actriz en los festivales de Cannes y Venecia y Bafta británico.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Moreau (izquierda) y Brigitte Bardot (derecha) protagonizaron "¡Viva Maria!, dirigida por Louis Malle.

Junto con Catherine Deneuve y Brigitte Bardot era una de las tres actrices francesas más icónicas de su generación, aunque según James, Moreau era la que tenía mayor autoridad en pantalla: "El cine francés posbélico sería impensable sin ella".

En palabras de James: "Ella era quizás el equivalente femenino a lo que Welles llamaba un actor 'rey': alguien que no podía evitar ser el centro de la atención. Ciertamente, con el tiempo, encarnó la idea de la estrella de cine francesa magnética por excelencia".

Temas relacionados

Contenido relacionado