¿Cuál es el perfil de los que llegan a ser ministros de Economía en América Latina?

Ministros de Hacienda de América Latina: Mauricio Cárdenas en Colombia, José Antonio Meade en México, Mario Guillén (ministro encargado de Economía) en Bolivia y Danilo Astori en Uruguay Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los ministros de Economía, Finanzas o Hacienda están entre los funcionarios más poderosos en América Latina: Mauricio Cárdenas (Colombia), José Antonio Meade (México), Danilo Astori (Uruguay) y Mario Guillén (Bolivia).

¿Quiénes son los encargados de manejar las economías nacionales de los países latinoamericanos?

Los ministros de Economía, Finanzas o Hacienda de la región han sido siempre símbolos de poder. Al manejar las cuentas, a menudo infunden más respeto que muchos políticos o generales.

Pero, ¿cuál es el perfil de los latinoamericanos que llegan a la cumbre de las finanzas públicas en sus países?

BBC Mundo investigó y encontró que algunos mitos sobre estos poderosos están siendo revaluados.

El cargo está frecuentemente en manos de tecnócratas "neoliberales", pero menos que antes.

Menos de la mitad de ellos tienen un título de una prestigiosa universidad estadounidense, pese a que muchas veces se diga que este es prácticamente un prerrequisito para el cargo.

Y la tecnocracia no es ajena al machismo o a otros prejuicios. Para ser ministro de Economía en América Latina el título de doctorado en esa disciplina es opcional, pero es casi indispensable ser hombre.

Carrera profesional

La discusión sobre cual es el perfil más apropiado para estos cargos no se limita a América Latina.

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump generó polémica cuando dijo hace poco que él prefería nombrar empresarios, preferentemente multimillonarios, para manejar la economía de su país, asegurando que los ricos sabían manejar mejor el dinero.

El perfil típico del ministro de economía latinoamericano

7

de los 20 actuales ministros estudiaron en universidades de EE.UU.

  • 4 de los 20 tienen doctorado en economía

  • 5 de los 20 eran empresarios o ejecutivos del sector privado inmediatamente antes de ser nombrados ministros

  • 52 años de edad es el promedio que tenían al ser nombrados ministros

AFP

Pero en América Latina es más común el camino de la tecnocracia.

No es mayor sorpresa que 13 de los 20 ministros de Economía, Finanzas o Hacienda de la región hayan estudiado economía en su pregrado. Otros tres estudiaron la carrera de ingeniería y otros dos, administración de negocios.

La mayoría ocupaban cargos de funcionarios en la rama ejecutiva del sector público antes de llegar a ser ministros de Economía.

Pero hay un número no despreciable que llegó al puesto por otro camino.

Cinco eran empresarios en el sector privado inmediatamente antes de ser nombrados ministros. Otro, el de Uruguay, Danilo Astori, era vicepresidente de la nación, mientras que el de Venezuela, Ramón Lobo, pasó de congresista a ministro de Economía.

Otro más, el ecuatoriano Carlos de la Torre, era profesor universitario y consultor.

Cambio de perfil

El perfil de los ministros de Economía o Finanzas de América Latina ha ido cambiando, le asegura a BBC Mundo Eduardo Dargent, profesor de la Pontificia Universidad Católica de Perú y autor de un libro sobre la tecnocracia económica en la región.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los ajustes económicos enfrentan la oposición de segmentos grandes de la población en América Latina.

"La década de 1990 fue un momento alto de poder tecnocrático por las dificultades económicas y la deslegitimación de muchos proyectos políticos en la región. La imagen del tecnócrata era la del todopoderoso", asegura el experto.

"En algunos países como Chile y Colombia este poder perduró. En otros, hay cambios drásticos. En Venezuela los técnicos económicos fueron enterrados por Hugo Chávez. En Argentina se pasó de técnicos neoliberales a otros más heterodoxos. Más adelante, durante los gobiernos de los Kirchner, ellos fueron controlando más políticamente esas áreas", le dice Dargent a BBC Mundo.

"El caso de Evo Morales en Bolivia es interesante. Construyó un lenguaje distinto pero respetando mucho los límites del manejo económico, para no generar inflación", recuerda el académico.

Entonces, ¿los tecnócratas pierden terreno en la economía?

"La respuesta depende del país y el régimen. Han perdido poder con los izquierdistas, como ocurrió en las presidencias de Lula y Rousseff en Brasil, pero con el retorno de la derecha política en Brasil y Argentina puede haber un resurgimiento de su influencia", le dice a BBC Mundo Judith Teichman, profesora de política latinoamericana en la Universidad de Toronto, en Canadá.

¿Y es este relativo ocaso de los tecnócratas bueno o malo? Dargent le explica a BBC Mundo que todos los modelos tienen riesgos.

Nombrar empresarios del sector privado en vez de tecnócratas en el cargo, como ha ocurrido en algunos países de la región, conlleva el riesgo de entregar el manejo de la economía a personas que pueden tener vínculos demasiados cercanos con intereses privados poderosos y tener estos en cuenta más que el interés general.

Pero, asegura el experto, también es riesgoso el caso de funcionarios ¨tecnócratas" que se aferran demasiado a la ideología en el diseño de sus políticas económicas.

No es tan indispensable un título estadounidense

En la creencia popular, para ser ministro de Economía latinoamericano es casi indispensable tener colgado en el despacho un título de una prestigiosa universidad estadounidense.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Hay algunos exempresarios en el cargo, pero la mayoría de los ministros de Economía tienen trayectoria de funcionarios públicos de carrera.

Desde la época de los "Chicago Boys", los economistas chilenos entrenados en la Universidad de Chicago que transformaron la economía de su país durante el gobierno militar de Augusto Pinochet, ese fue el perfil que muchos asociaban con los mandamases de las finanzas públicas latinoamericanas.

Pero hoy en día el estereotipo no corresponde tanto a la realidad.

De los 20 ministros de Economía, Finanzas o Hacienda latinoamericanos, apenas 7 de ellos son educados en Estados Unidos, y entre ellos, cuatro tienen doctorados en economía de algunas de las mas prestigiosas universidades estadounidenses: Yale en el caso del mexicano José Antonio Meade, MIT para el chileno Rodrigo Valdés, Berkeley para el colombiano Mauricio Cárdenas y la Universidad de Lehigh para la paraguaya Lea Giménez.

De los restantes 13 ministros, hay dos con especializaciones en Reino Unido y uno con estudios en Canadá.

Los otros 10 estudiaron en universidades latinoamericanas, aunque no necesariamente en las de su país: el costarricense Helio Fallas estudió en una universidad colombiana, el ecuatoriano Carlos de la Torre en una mexicana y el dominicano Isidoro Santana en una chilena.

¿Elitismo?

Algunos dirán que es bueno que no sea totalmente cierta esa imagen de elitismo que a veces proyectan los tecnócratas educados en el exterior, frecuentemente provenientes de los segmentos más pudientes de la sociedad.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En Venezuela, el modelo económico cambió sustancialmente.

Pero en algunos momentos son extrañados por el público.

Dargent le dice a BBC Mundo que "no es que el público quiera mucho a los tecnócratas, pero en países donde ha habido hiperinflación, la gente se preocupa cuando nombran a alguien demasiado político para manejar la economía".

No obstante, la catedrática Judith Teichman cree que la tecnocracia no es demasiado popular en la región ahora mismo.

"No he visto encuestas sobre este tema, pero sospecho que no. La clase de políticas que favorecen, como privatización, flexibilización y recortes en el gasto público, ya no son apoyadas por la mayoría de la gente en la mayoría de los casos", recuerda.

Género y edad

Lo que queda claro es que la elite académica o empresarial que maneja la economía de América Latina no es ajena a algunos de los prejuicios de la región, y en especial el machismo.

La única mujer al frente de un ministerio de finanzas en A. Latina

  • 36 La edad que tiene Lea Gimenez, la ministra de finanzas paraguaya, la más jóven del continente

AFP

De los 20 ministros de Economía, Finanzas y Hacienda de América Latina, apenas uno es mujer, la paraguaya Lea Giménez Duarte, quien también es la más joven actualmente en el cargo: tienen 36 años.

El más veterano es el ministro cubano Ricardo Cabrisas, quien roza los 80 años.

La edad promedio es de 52.

En cualquier caso, no hay una receta específica para ser el ministro que maneja las cuentas del país, aunque ayude bastante ser hombre, y no es del todo inconveniente una larga carrera en la administración pública y un doctorado de una reconocida universidad estadounidense.

Hoy, sin embargo, el perfil es un poco más variado.

Como recuerda Eduardo Dargent de la Pontificia Universidad Católica de Chile: "Hay una imagen más diversa. El tecnócrata convive con otros animales políticos".

Temas relacionados

Contenido relacionado