Se debe a "causas biológicas": el controversial manifiesto con el que un programador de Google justificó la poca presencia de mujeres en el campo de la tecnología

Sede de Google en Londres Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Un mensaje interno ha desatado una polémica en Google.

Un ingeniero de Google compartió un mensaje con sus compañeros sin saber que estaba iniciando una polémica que daría la vuelta al mundo.

El progamador, cuya identidad no se ha hecho pública, redactó un manifiesto en el que criticaba los programas implementados por la empresa con el fin de dar más oportunidades a colectivos vulnerables.

Google anunció este lunes el despido del empleado, según confirmó la BBC.

El texto defiende que la falta de mujeres en los puestos técnicos más altos se debe a las diferencias biológicas entre ambos sexos.

"Tenemos que dejar de suponer que las brechas de género implican machismo", escribió en un texto que ha generado mucho rechazo.

Aunque el autor asegura haber recibido "muchos mensajes personales de agradecimiento de colegas de Google".

El mensaje se publicó en un foro interno de la compañía pero fue divulgado posteriormente por el portal tecnológico Gizmodo.

Derechos de autor de la imagen FotografiaBasica
Image caption El ingeniero asegura que la escasez de mujeres en puestos técnicos y de mando se debe a "causas biológicas".

El ingeniero afirmó que "las habilidades de hombres y mujeres difieren, en parte, debido a causas biológicas".

Según él, "esas diferencias pueden explicar por qué no vemos una representación igualitaria de mujeres en el sector tecnológico ni en altos cargos".

"Debate acalorado"

El autor insiste en que las mujeres generalmente "prefieren trabajar en áreas sociales o artísticas" mientras que "hay más hombres a los que les gusta programar".

Ante el revuelo causado, la nueva responsable de diversidad e Google, Danielle Brown, se "vio obligada" a participar en este "debate acalorado", según ella misma admitió.

Brown envió un correo electrónico a la plantilla que luego fue publicado por otro portal tecnológico, Motherboard.

Derechos de autor de la imagen Georgijevic
Image caption Para el empleado, las mujeres prefieren trabajar en "áreas sociales o artísticas".

En él, la directiva declaró que el texto del ingeniero no reflejaba una opinión que ella ni la firma "apoyase, promoviese o fomentase".

"La diversidad y la inclusión son una parte fundamental de nuestros valores y de la cultura que seguimos cultivando", añadió.

"Nuestra creencia de que la diversidad y la inclusión son vitales para nuestro éxito como compañía es indiscutible y continuaremos defendiéndola y comprometiéndonos con ella hasta el final".

Varias mujeres recurrieron a las redes sociales para criticar el mensaje y las actitudes machistas en el trabajo.

Yo pasé por esto en Google y me pareció frustrante que no hicieran nada contra una retórica que estaba dañando a los empleados"

Hay mucha gente en Google que comparte la opinión de este chico. Evalúan a compañeros y entrevistan a gente. Discriminan".

Erica Baker, una antigua ingeniera en Google, dijo en un blog en la página web Medium que estaba "decepcionada, pero no sorprendida".

"Este comportamiento no es del todo nuevo... Lo novedoso es que un empleado se haya sentido lo suficientemente a salvo para escribir y compartir dentro de la empresa una diatriba machista de 8 páginas", escribió.

Un informe de diversidad de Google publicado en junio arrojó que alrededor del 69% de su fuerza laboral era masculina y que el 56% de esta estaba compuesta por blancos.

Derechos de autor de la imagen ERIC PIERMONT/AFP/Getty
Image caption Travis Kalanick tuvo que renunciar a su cargo después de que salieran a la luz denuncias de que Uber no había reaccionado ante quejas de acoso sexual.

Las mujeres sólo ocupan 1 de cada 4 puestos de mando y 1 de cada 5 de las plazas técnicas como la de programador.

Preocupación más amplia

El sector tecnológico ha sido blanco de quejas sobre la cultura sexista y la falta de diversidad que reinan en sus compañías.

El ex director de Uber, Travis Kalanick, tuvo que renunciar a su cargo después de que salieran a la luz denuncias de que la firma no había reaccionado ante quejas de acoso sexual.

En junio, el inversor de Silicon Valley Justin Caldbeck se tomó una excedencia indefinida después de que seis ejecutivas del sector le acusaran de acoso sexual.

"La brecha de influencia entre los inversores y las emprendedoras es espantosa y odio que mi conducta haya contribuido a a perpetrar un ambiente hostil hacia las mujeres", lamentó entonces Caldbeck en un comunicado.

Temas relacionados

Contenido relacionado