"Definitivamente fue un tocamiento": el juicio que enfrenta a la cantante Taylor Swift contra el DJ David Mueller por supuestamente agarrarle el trasero durante un concierto

Ilustración del juicio de Taylor Swift Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Taylor Swift estuvo en el juicio acompañada por su madre, Andrea Swift, que también ha testificado.

Una misma imagen, dos versiones.

La cantante Taylor Swift acudió este jueves a un tribunal en Denver, Colorado (EE.UU.), en el marco de un juicio en el que acusa al DJ de radio David Mueller de tocarla mientras posaban para una foto en uno de sus conciertos en junio de 2013.

La fotografía del encuentro se filtró en internet y ambas partes sostienen que esta respalda sus argumentos.

La estrella de pop, que describió en la corte el momento en que se tomó la imagen, asegura que Mueller deslizó su mano debajo de su vestido mientras posaban juntos.

"Definitivamente fue un tocamiento. Uno muy largo", dijo la cantante, de 27 años en la audiencia del jueves.

"Fue una cosa muy impactante con la que nunca había lidiado antes. Después de que esto sucedió, fue como si una luz se apagara en mi personalidad", agregó.

Pero Mueller niega que haya ocurrido algo inapropiado.

"Levantó mi vestido"

El DJ fue invitado a un encuentro con Taylor Swift durante la gira Red de la estadounidense en 2013.

Se reunieron en los bastidores del Pepsi Center en Denver, con la novia de Mueller, Shannon Melcher, y después de una pequeña conversación, posaron para una fotografía.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El tour Red de Taylor Swift fue una de las giras que reunió mayores ganancias en 2013, con ingresos por más de US$150 millones.

La defensa de Mueller resalta que Swift está sonriendo en la imagen y, si bien la mano del hombre está detrás de ella, "está claro que su falda está en su lugar y no está siendo levantada".

La demanda de Swift simplemente dice que "la fotografía de Swift con (Shannon) Melcher y Mueller habla por sí misma".

"Levantó mi vestido y me agarró una nalga, y por más que me movía, seguía ahí", cuenta Swift en documentos judiciales.

Por su parte, en el juicio, Mueller describió su encuentro con Swift como "raro y torpe".

"Sé que mi mano estaba tocando su costilla o su falda", dijo en la corte. "Y estaba detrás de ella, y su mano o brazo estaba detrás de mi brazo".

Preguntado por su propio abogado, Gabriel McFarland, si había agarrado el trasero de Swift, Mueller dijo rotundamente "No, no lo hice".

"Estoy aquí para demostrar que soy inocente. Tenía una buena reputación en la radio y me gustaría recuperarla", concluyó.

Reserva

Cuando este jueves se le preguntó a Swift qué había hecho ella, la joven dijo: "Sólo dije con una voz monótona: 'Gracias por venir' y se fueron".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El juicio está abierto al público.

Aunque el supuesto tocamiento pudo haber sido considerado un delito bajo la ley de Colorado, Swift no reportó el hecho a la policía.

Su abogado, Douglas Baldridge, dice que quería mantener la situación "discreta, tranquila y confidencial".

La artista también dijo que no informó de inmediato lo ocurrido porque tenía otros fans esperando para conocerla.

El abogado de Mueller le dijo que pudo haber tomado una pausa para informar de lo sucedido, a lo que Swift respondió: "Y su cliente pudo haberse tomado una foto normal conmigo".

Añadió que "la razón por la que fue un acto tan furtivo es que había una pared detrás de mí".

Despedido

Mueller era locutor en el programa matutino de radio Ryno and Jackson, en la estación KYGO, y ganaba US$150.000 al año.

Pero fue despedido el 4 de junio de 2013, dos días después del supuesto incidente.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Taylor Swift dijo que quedó "sorprendida, molesta, ofendida y alarmada" por el supuesto incidente.

El locutor de 55 años afirma que esto se debió a la presión del equipo de Swift, que entregó la fotografía a sus jefes.

"La estación de radio recibió la evidencia inmediatamente después del incidente", dijo el portavoz de Swift a la revista People. "Tomaron una decisión independiente".

Sobre el despido de Mueller, Swift le dijo al abogado del DJ: "No voy a permitir que tu cliente me haga sentir que es mi culpa porque no lo es".

Más de dos años después del incidente, en setiembre de 2015, Mueller demandó a Swift, alegando que sus acusaciones le habían costado su trabajo y dañado su reputación profesional.

"La afirmación de que Mueller levantó la falda de Swift y tocó su trasero, mientras estaba con su novia, frente al fotógrafo y al personal de seguridad altamente capacitado de Swift, durante una reunión VIP patrocinada por la compañía, no tiene sentido", escribió su abogado en documentos judiciales.

El DJ agregó que había conocido a "cientos de celebridades" en el pasado y que nunca había sido acusado de mala conducta física. Además, acusó a un compañero de trabajo de ser el que tocó a Swift.

Un mes después, la cantante demandó a Mueller por asalto y agresión, diciendo que se había sentido "furiosa" y "angustiada" después del incidente.

En una declaración presentada en 2016, Swift dijo "sentirse violada de una manera que nunca había experimentado antes".

¿Que quiere cada uno?

Mueller quiere que se limpie su nombre y US$3 millones por daños.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La madre de Swift dijo que quiso "llorar y vomitar" cuando su hija le contó sobre el supuesto incidente.

Swift está buscando una reparación simbólica de US$1 por daños, pero espera que el caso sirva como "ejemplo para otras mujeres que busquen evitar revivir públicamente actos indignantes y humillantes similares", según documentos judiciales.

Se espera que el juicio dure nueve días.

Andrea Swift, la madre de la artista, también testificó el miércoles y dijo cómo había querido "vomitar y llorar" cuando Swift le contó sobre el presunto incidente.

Para la defensa, declarará la entonces novia de Mueller, Shannon Melcher, sobre la fotografía y la personalidad del DJ.

Contenido relacionado