La torta de frutas horneada hace 106 años que fue hallada en "excelentes condiciones" en Antártica

Foto de la torta de frutas Derechos de autor de la imagen Antarctic Heritage Trust
Image caption La torta envuelta en papel de hornear que se encuentra en "excelentes condiciones", 106 años después de haber sido dejada en una base científica en Antártica.

El continente de hielo, Antártica, puede ser uno de los ambientes naturales más hostiles del planeta.

Pero tal vez no lo sea tanto para una torta de frutas horneada en Reino Unido hace 106 años.

El pastel fue hallado intacto bajo el hielo por personal del Heritage Trust de Antártica en un sector conocido como Cabo Adare y se cree que perteneció al explorador británico Robert Falcon Scott, conocido como Scott de Antártica.

Aunque la bandeja que contenía la torta estaba oxidada, el equipo señaló que el bizcocho de frutas estaba en "excelentes condiciones" y tenía un aroma "comestible".

El personal del Heritage Trust, que tiene su sede en Nueva Zelanda, encontró la torta en el edificio más antiguo construido en el continente de hielo: la cabaña que levantaron los exploradores noruegos liderados por Carsten Borchgrevink en 1899, que sirvió de refugio para la expedición Terra Nova de Scott en 1911.

El explorador británico, de acuerdo a los investigadores, era amante de estos pasteles, producidos por la compañía Huntley & Palmers.

"La torta de frutas fue un producto bastante popular en la sociedad británica de aquellos años y todavía sigue siendo muy popular", le dijo a National GeographicLizzie Meek, que se encarga de coordinar los artefactos en Heritage Trust.

"Vivir y trabajar en Antártica obliga a comer alimentos altos en azúcar y en grasas, y la torta de frutas encaja perfectamente en esa descripción, sin mencionar que va muy bien con la bebida favorita de los británicos, el té", agregó.

Derechos de autor de la imagen Press Association
Image caption El capitán Robert Falcon Scott, sentado en el centro, con los acompañantes de la expedición a Antártica.

Un equipo de científicos se encuentra buscando artefactos en la cabaña noruega desde mayo de 2016 y ha logrado sacar unos 1.500 objetos.

Estos incluyen herramientas, ropa y, de acuerdo con Meeks, carne y pescado en pésimo estado.

Los objetos encontrados, incluida la torta de frutas, han sido restaurados y regresados a su lugar original.

El hallazgo de la torta de frutas tiene un sabor agridulce debido a que Scott y sus acompañantes no tuvieron un final afortunado. Ellos lograron llegar al Polo Sur, pero solo para darse cuenta que el equipo noruego los había vencido por 33 días. Los exploradores murieron cuando regresaban a la base.

Contenido relacionado