Cómo parir en un auto: 10 recomendaciones de matronas para quienes se enfrentan a un parto inminente dentro de un vehículo

Embarazada Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Según las matronas los partos en los coches suelen ser muy rápidos y suelen salir casi siempre bien.

Muchas embarazadas desean tener un parto rápido, pero parir en el auto de camino al hospital es una de las grandes pesadillas que cualquier mujer en gestación puede imaginar.

Es algo muy raro, pero sucede. Hace dos años que Claire Patten dio a luz a su hijo Tyler en el coche, cinco semanas antes de tiempo.

Su compañero conducía a más de 100 km/h hacia el hospital cuando Claire sintió las ganas de empujar.

"Mi hijo salió y cayó en mis pantalones. Yo estaba totalmente vestida", le contó a BBC Mundo esta británica de 29 años.

Derechos de autor de la imagen Claire Patten
Image caption Clarie Patten sacó una foto de su pequeño Tyler a los pocos segundos de haber nacido en el carro, cinco semanas antes de tiempo.

Saber qué hacer y qué no hacer en un caso así puede ser clave para la salud de la mamá y el bebé.

No hay cifras específicas sobre la frecuencia con la que ocurren pero según las matronas consultadas los partos en los coches suelen ser muy rápidos y salir casi siempre bien.

BBC Mundo habló con tres matronas de Suecia, España y Chile sobre cual es la mejor manera de lidiar con un parto inminente antes de la llegada del personal sanitario.

Cómo ayudar a la mamá

Lo primero, según las especialistas, es parar el vehículo en un lugar seguro y ayudar a la mujer a quitarse el cinturón de seguridad, la ropa y adoptar una posición cómoda.

Si es seguro y no hace frío, puede que la mujer esté más cómoda dando a luz fuera del coche.

Marta Bernárdez Carbón, que trabaja como matrona en España desde hace cinco años y se especializa en preparar a las mujeres para dar a luz en casa, le dio a BBC Mundo su propio "decálogo de actuación":

1. Buscar un lugar seguro y cómodo para la madre

2. Llamar a los servicios de emergencia

3. No dejar sola a la madre

4. Garantizar una buena temperatura

5. Ayudar a que la madre se ponga en una postura que sea cómoda para ella

6. Secar al bebé sin separarlo de su madre

7. No cortar el cordón umbilical

8. Dejar al bebé piel con piel con su madre

9. Vigilar el sangrado

10. Favorecer que el bebé inicie la lactancia

Según Bernárdez Carbón, presidenta de la Asociación Galega de Matronas, "el secado suele ser suficiente para que el recién nacido se estimule y empiece a llorar o respirar".

"Si no es así, deben llamar emergencias y seguir sus instrucciones de reanimación, lo mismo que en caso de sangrado excesivo con mareo de la madre tras el nacimiento".

Después, se debe acudir al hospital donde el personal médico puede cortar el cordón umbilical y hacer las revisiones pertinentes del bebé y la mamá.

Cuestiones prácticas en el carro

Derechos de autor de la imagen Claire Patten
Image caption Claire Patten con su hijo recién nacido en la ambulancia que la llevó al hospital tras dar a luz en el carro.

Stina Näslund recomienda llevar en el carro varias toallas y una manta.

Una toalla es para secar al recién nacido y otra para envolverlo después, según le explicó a BBC Mundo esta enfermera, que a principios de año diseñó y lideró un curso en Suecia sobre cómo parir en el auto tras el cierre de un hospital de maternidad regional.

La manta es para envolver a la mamá y al bebé una vez que el recién nacido está sobre su pecho, idealmente piel con piel.

Näslund también recomienda llevar en el coche un protector para la tapicería del auto, que puede ser una funda impermeable de colchón, ya que en algunos países limpiar el vehículo tras un parto puede ser muy costoso.

Además, sugiere tener el depósito de gasolina lleno, batería en el celular y el número del hospital a mano, quizás obviedades que en un momento de apuro se pueden olvidar fácilmente.

Y después...

Anita Román, presidenta nacional del Colegio de Matronas y Matrones de Chile le dio a BBC Mundo una recomendación más tras un parto en el coche: hacerle un seguimiento a la madre, porque puede ser una experiencia muy difícil, aún cuando el bebé nace sano y el parto sale bien.

Derechos de autor de la imagen Claire Patten
Image caption Tyler Farhan, a su salida del hospital.

Hace cuatro años ella misma tuvo que atender un parto en un auto que se había quedado atrapado en medio del tráfico de Santiago de Chile.

"Fue un parto maravilloso", cuenta la matrona, pero "para la madre fue tan violento el proceso que vivió que durante un año y medio no se atrevió a pasar por estas calles porque no quería recordar el instante en el que ella se vio sola y abandonada a la posibilidad de que le pasara algo a ella y a su hijo".

Marta Bernárdez Carbón coincide en que es algo que "sí marca mucho". "Es una experiencia muy intensa y a las madres les cuesta digerirlo", le dijo a BBC Mundo.

Por eso, según Román, en estos casos con mayor razón hay que evaluar las posibilidades de que se desarrolle una depresión posparto.

Nadie se imagina "el estado de vulnerabilidad que tiene una mujer en ese proceso".

Pasado el susto inicial, y viendo que su hijo estaba sano, para la inglesa Claire Patten todo fue bien.

Ahora Tyler es un saludable niño de dos años y su mamá puede recordar lo ocurrido como una gran anécdota.

Temas relacionados

Contenido relacionado