"No estás sola": las emotivas cartas de apoyo que escribe una joven a las madres primerizas y que deja en lugares públicos

Cartas para las bebés
Image caption Las cartas tienen el mensaje: "Para una madre (sí, tú)", y fueron dejadas en cuartos para cambiar bebés.

"No estás sola. Todo va a estar bien", se podía leer en una tarjeta, escrita a mano, que alguien había dejado en el cuarto para cambiar bebés de un centro comercial en la localidad de York, centro de Reino Unido.

Esa tarjeta, encontrada por una madre primeriza, fue una de las 20 que Ren Benson había colocado en distintos lugares alrededor de la ciudad.

La idea, según la mujer, es darle a otras madres su apoyo.

"Soy madre primeriza, mi bebé tiene 10 meses ahora, y convertirme en madre ha sido bastante difícil", dijo.

Emma Low fue una de las personas que halló uno de los 20 mensajes que Bensonhabía dejado en baños con cambiadores para bebés. Para ella fue un gesto que le alegró el día.

Sobre la maternidad, Benson es clara: "Es bastante exigente y hay momentos en que sientes que estás cayéndote a pedazos".

La primera tarjeta que escribió y dejó en un centro comercial fue después de hacer el mercado, cuando se sentía que estaba en el "límite de la paciencia".

"Pensé que este era un momento en que necesitaba algo de amor. Y pensé que tal vez había otra madre que se sentiría del mismo modo", señaló.

Image caption Emma Lowe, izq., fue una de las madres que halló la carta que escribió Benson.

Cartas

Para compartir sus sentimientos en tarjetas, Benson se inspiró en los actos de amabilidad que se difunden en la comunidad de internet The Motherload.

"Ese pequeño gesto te puede hacer una gran diferencia, muchas veces", explicó.

Así le ocurrió a Lowe, quien encontró la carta cuando estaba cambiando a su hija.

"Primero la ignoré, pero el sobre decía 'sí, es para tí'", señaló Lowe.

"Entonces lo abrí y me encontré con un amoroso gesto que alguien se había tomado el trabajo de escribirme, para decirme 'tú sabes que tienes quien te apoye", añadió.

La carta venía con un corazón dorado y varios mensajes escritos a mano. El sobre decía "Para una madre. Sí, es para tí".

"Ser madre primeriza algunas veces es duro, por eso digo que es muy dulce que alguien haga este tipo de cosas y las deje para que alguien las encuentre", concluyó Lowe.

Contenido relacionado