"Trump, haz las fiestas grandes otra vez": las pastillas de éxtasis que circulan por algunos países de Europa con el rostro del presidente de Estados Unidos

Donald Trump-shaped ecstasy tablet seized by German police (20 August 2017) Derechos de autor de la imagen Policía de Osnabruck
Image caption Las pastillas tienen estampados, por un lado, el rostro del presidente de Estados Unidos, y por el otro, su apellido.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es el nuevo "rey" de las fiestas ilegales en Europa.

Su rostro, estampado en unas pastillas naranjas con altas dosis de éxtasis, circula desde hace meses por algunos países europeos y ya han llamado la atención de las autoridades.

Y para los que tengan duda de que se trata del inquilino de la Casa Blanca, las tabletas tienen inscrito en su reverso el apellido del mandatario bajo cinco pequeñas estrellas.

La nueva presentación de la droga salió a la luz en julio pasado, cuando la policía y los medios británicos alertaron sobre su consumo en Reino Unido.

Una patrulla de carreteras encontró el pasado sábado un cargamento con más de 5.000 pastillas de este tipo en una inspección a un vehículo con placa austriaca en el poblado Osnabrück, en el noroeste de Alemania.

Según las autoridades de ese país, el paquete podría haberse vendido por unos US$45.000 en el mercado negro.

El éxtasis de Trump

Según informaron medios británicos en julio pasado, las pastillas son elaboradas en Holanda y, desde allí, circulan por el resto de Europa, donde son consumidas por un público mayoritariamente joven.

Al parecer, las tabletas con el rostro del mandatario se comercializan a través de la llamada "red oscura", el mercado ilegal de internet, bajo el eslogan "Trump, haz las fiestas grandes otra vez", en evidente parodia al lema de campaña del presidente: "Trump, haz a Estados Unidos grande otra vez".

Derechos de autor de la imagen Policía de Osnabruck
Image caption La policía alemana confiscó cinco paquetes de las pastillas con el rostro de Trump y otra bolsa con dinero.

Reportes de la policía alemana indican que son generalmente de color naranja y rosa, y están elaboradas con dosis peligrosamente altas de metilendioximetanfetamina (MDMA), la sustancia psicoativa que es base en la elaboración del éxtasis.

El Informe Anual sobre Drogas de la Comisión Europea de 2016 indicó que ese tipo de estupefaciente es el más popular entre la juventud europea (principalmente en España), que lo utiliza en fiestas y centros nocturnos.

Las pastillas de éxtasis, prohibidas por sus efectos nocivos sobre la salud, son conocidas por tener formas peculiares que van desde las caritas felices hasta osos y automóviles.

En junio pasado, la policía de Reino Unido lanzó una alerta sanitaria luego de que una persona falleciera y otro grupo terminara hospitalizado por consumir pastillas de éxtasis con formas de jabón y los colores y el emblema de Ikea, la tienda sueca de productos para el hogar.

Temas relacionados

Contenido relacionado