Los riesgos del uso de las píldoras de purpurina para la vagina

Interior del aparato reproductivo de una muer con purpurina Derechos de autor de la imagen Web Pretty Inc
Image caption Una imagen de la página web de Pretty Inc.

Son cápsulas con purpurina que se derriten en tu vagina y están destinadas a utilizarse durante las relaciones sexuales.

La empresa que las comercializa, Pretty Inc, promete obtener un orgasmo "brillante y sabroso", según anuncia en su página web.

Sin embargo, el Real Colegio de Ginecólogos y Obstetras del Reino Unido ha alertado sobre sus posibles efectos secundarios.

La cápsulas en cuestión, conocidas como "polvo en cápsula", se piden a través de la página web de la compañía y el precio de cada una no supera los US$4.

Todos los productos aparecen agotados en su sitio web y según Pretty Inc se terminaron "en tan sólo unos pocos días".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El uso de la purpurina para la piel está extendido.

"Un desequilibrio vaginal"

"Se introducen al menos una hora antes del coito y a medida que comienzas a excitarte, la píldora se calienta y se mezcla con tu fluido vaginal. La purpurina comenzará disolverse extrayendo una líquido brillante, dulce y mágico", de acuerdo con la información que aparece online.

Las instrucciones dicen que puedes introducirte una cápsula en cualquier momento, no sólo durante el sexo y el efecto, aseguran, dura 3 días.

Una portavoz del Real Colegio de Ginecólogos y Obstetras del Reino Unido, la doctora Vanessa Mackay, alertó de los supuestos peligros de esta práctica.

"La vagina tiene un equilibro de bacterias muy sensible, que está ahí para protegerla", asegura Mackay.

"Introducir objetos dentro de la vagina puede romper con ese equilibrio y podría acarrear inflamación e infecciones tales como la vaginosis bacteriana o la candidiasis (los hongos)", apunta la portavoz.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las cápsulas pretenden ser un juguete sexual más.

Polémica en redes

Las redes sociales como Facebook y Twitter también se han llenado de la polémica, al cuestionarse la seguridad de este producto.

Por ejemplo, la doctora Jen Gunterm una ginecóloga canadiense advirtió online: "No pongas una bomba de purpurina en tu vagina".

De acuerdo con Gunterm, "poner azúcar en tu vagina hace que las bacterias se descontrolen y podría incluso acarrear enfermedades de transmisión sexual".

Otros usuarios también han elevado la voz de alarma sobre este producto pero lo cierto es que está agotado en la página web que lo comercializa.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En las redes sociales se debatieron los posibles riesgos del producto.

La empresa se defiende

La empresa advierte en su página web de que las "partículas de purpurina pueden desatar un ataque a la gente que sufre de asma si se ingiere durante el sexo oral".

Aún así, resaltan que el material utilizado "no es tóxico y no tiene bordes afilados como la purpurina corriente para evitar el daño a las paredes de la vagina o a los genitales de tu pareja".

También dice que otros productos como el pintalabios o el maquillaje llevan mayores cantidades de purpurina que las cápsulas que ellos comercializan.

Tras la polémica, la empresa publicó un comunicado: "Debes usar el producto bajo tu discreción (...) Nunca le diríamos a las mujeres que usen nuestro producto desatendiendo un consejo médico" y puntualiza que los riesgos aparecen citados en su página web.

"No pretendemos que ignores los riesgos que supone introducir un agente externo en tu vagina pero esto incluye toda clase de productos", escribieron los responsables de Pretty Inc.

Temas relacionados

Contenido relacionado