El regreso de Florence, el asteroide más grande que se ha acercado a la Tierra desde que existe la NASA (y que no volverá hasta el 2500)

Recreación de un asteroide que se dirige a la Tierra Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Florence es el asteroide más grande en acercarse tanto a la Tierra en más de un siglo.

No es el meteorito que más cerca ha pasado de la Tierra, pero sí el más grande de los que han pasado tan cerca desde que se llevan registros.

Este 1ro de septiembre el asteroide Florence estará a "nada más" 17 millones de kilómetros de nuestro planeta.

Y con un tamaño estimado entre 4,4 km y 9 km -es decir, el de al menos 30 pirámides egipcias apiladas unas encimas de otras- se podrá seguir avistando con simples telescopios en los días siguientes.

"Es el asteroide más grande en pasar tan cerca de nuestro planeta en cien años, desde que el programa de la NASA comenzó a rastrear asteroides", explicó el director del Centro para el Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra, Paul Chodas.

Eso significa que ofrece una oportunidad única para los modernos astrónomos: la última vez que Florence pasó tan cerca fue en 1890, y la próxima vez que los científicos tendrán una oportunidad igual será en el año 2500, lo que explica el entusiasmo de la NASA.

"Ha habido muchos asteroides que han pasado más cerca de la Tierra que Florence, pero ninguno tan grande como este", destacó la institución en su comunicado.

Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption Florence llegará a estar a "nada más" 17 millones de kilómetros de la tierra.

El asteroide fue descubierto en 1981 por el astrónomo Schelte «Bobby» Bus del Siding Spring Observatory, en Australia, y bautizado en honor a Florence Nightingale (1820-1910), la fundadora de la enfermería moderna.

Por qué el asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios cayó "en el peor lugar posible" de la Tierra

"Potencialmente peligroso", pero...

Un asteroide es considerado "potencialmente peligroso" cuando mide más de 140 metros y la distancia mínima a la que pasa del planeta Tierra es 19.5 veces inferior a la distancia entre la Tierra y la Luna.

Y, según la NASA, Florence pasará a 18 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna, lo que lo coloca definitivamente en esa categoría.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Todo asteroide de más de 140 metros que pase a menos de 19.5 veces la distancia entre la Tierra y la Luna es considerado potencialmente peligroso.

"Si un asteroide de 1 km se estrellara contra la Tierra,su energía sería igual a la de 5 millones de bombas atómicas", explicó en rueda de prensa Karina Cervantes de la Cruz, del Instituto de Geofísica de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).

Y la experta destacó que Florence es casi tan grande como el cuerpo de 10 km de diámetro que generó el cráter de Chixculub, hace 65 millones de años, en lo que hoy es el norte de la península de Yucatán.

Fue ese asteroide el que causó la extinción de 3/4 de las especies que había sobre la Tierra en aquel entonces, incluidos los dinosaurios no aviares.

Pero, afortunadamente para nosotros, no hay peligro de que Florence -que se desplaza a una velocidad de 13,53 kilómetros por segundo- impacte contra nuestro planeta.

Derechos de autor de la imagen DigtialStorm
Image caption Florence es uno de 57 asteroides de más de un kilómetro de diámetro.

Igual que Florence hay otros 827 cuerpos celestes, señaló Guadalupe Cordero Tercero, también de la UNAM, pero sólo 57 tienen más de un kilómetro de diámetro.

"Estos son a los que la NASA nos les quita ojo", aseguró la experta.

Una oportunidad para científicos

Además de por su tamaño, la roca será muy fácil de ver porque tiene una superficie muy brillante que refleja más del 20% de la luz del Sol.

Su brillo se compara al de una estrella de la novena magnitud -la escala que se utiliza para determinar cuán brillantes son los cuerpos espaciales.

Y aunque su máximo esplendor lo alcanzó en la madrugada de este 1 de septiembre, seguirá siendo fácilmente observable con telescopios y radares, le confirmó la NASA a BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen Goldstone Radar
Image caption Imágenes del asteroide Florence captadas por el radar Goldstone.

Serán los científicos, sin embargo, los que mejor aprovecharán la visita de Florence.

"Podrán estudiarlo de cerca y será un objetivo perfecto para hacer observaciones desde radares terrestres", explicó Paul Chodas de la NASA.

Como esta es la primera vez que un asteroide así pasa tan cerca de la Tierra, un radar de espacio profundo permitirá obtener datos importantes: su tamaño exacto, forma, rotación, características superficiales, rugosidad, y además, podrá determinarse de forma más precisa su trayectoria orbital.

"Es importante conocer sus propiedades espectrales (espectro de luz y colores); podremos establecer cuánto mide y cómo es su estructura", apuntó la investigadora Karina Cervantes, del Instituto de Geofísica de la UNAM en su rueda de prensa.

Espectralmente Florence es un asteroide tipo E compuesto de un mineral rico en sílice, hierro y magnesio, apuntaron desde el Instituto de Geofísica de la UNAM.

Temas relacionados

Contenido relacionado