Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow y otras celebridades que acusan de acoso a Harvey Weinstein en el escándalo que conmociona a Hollywood

Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Las actrices Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow dijeron este martes haber sido acosadas por el productor Harvey Weinstein.

Lejos de difuminarse, las acusaciones contra el poderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein no dejan de multiplicarse.

A la lista de actrices y asistentes que aseguran haber sido acosadas sexualmente por Weinstein en las últimas décadas, se sumaron este martes los nombres de dos grandes celebridades: Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow.

"Si Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow están entre las víctimas de Weinstein, entonces esto es sólo el comienzo. La lista va a ser enorme", escribió la periodista de The New York Times Jodi Kantor en Twitter.

Esa es la sensación que se propaga en Hollywood, al tiempo que aumentan las voces que condenan el comportamiento de quien fuera, hasta el pasado domingo, presidente del estudio cinematográfico The Weinstein Company, del que es cofundador.

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama emitió un comunicado en el que dice que tanto él como su esposa, Michelle, están "asqueados" por las informaciones sobre Harvey Weinstein y elogian la valentía de las mujeres que han denunciado los abusos.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La esposa de Harvey Weinstein, Georgina Chapman, anunció este martes en un comunicado enviado a la revista People que ha decidido divorciarse.

En plena agitación, la esposa del productor, la diseñadora Georgina Chapman, le dijo a la revista People que ha decidido divorciarse.

La publicación cita a Chapman diciendo: "Mi corazón se rompe por todas las mujeres que han sufrido un enorme dolor por estas acciones imperdonables". Chapman y Weinstein tienen dos hijos pequeños.

Testimonios personales

La revista estadounidense The New Yorker publicó este martes un exhaustivo reportaje en el que varias mujeres detallan los abusos que sufrieron por parte de Weinstein.

Los relatos se extienden en el tiempo: algunas de las situaciones ocurrieron en la década de los 90 pero otros casos son tan recientes como el año 2015.

El artículo de The New Yorker, producto de una investigación de 10 meses realizada por el periodista Ronan Farrow, se suma a la información publicada el pasado 5 de octubre por The New York Times donde se decía que Weinstein llegó a acuerdos con ocho mujeres para que no salieran a la luz las acusaciones de acoso.

Aunque no participaron en ninguno de los dos reportajes, Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow decidieron compartir este martes sus propias experiencias.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La actriz Gwyneth Paltrow dice que le contó a su entonces novio, el actor Brad Pîtt, lo que le había sucedido con Harvey Weinstein.

Jolie le dijo a The New York Times que Weinstein hizo avances inapropiados hacia ella en una habitación de hotel. La actriz y directora de cine lo rechazó.

"Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud y, como resultado, decidí no volver a trabajar con él jamás y alertar a otras mujeres cuando lo hicieron", señaló Jolie.

Por su parte, Gwyneth Paltrow describió un desagradable encuentro con Weinstein cuando ella tenía 22 años, también en una habitación de hotel, que posteriormente comentó con su entonces novio, Brad Pitt.

Al parecer, Pitt se enfrentó a Weinstein, quien amenazó con tomar represalias contra la actriz, algo que finalmente no sucedió.

Represalias laborales

Precisamente fue el temor a las represalias de un hombre tan poderoso lo que mantuvo a tantas mujeres en el silencio hasta ahora.

A diferencia de lo que declararon este lunes actrices como Meryl Streep o Judi Dench, que dijeron no haber sabido nada, otras como Kate Winslet o Jessica Chastain han reconocido que el comportamiento de Weinstein era un secreto a voces.

"Fui advertida desde el principio. Las historias estaban por todas partes. Negar eso es crear un entorno favorable a que pase otra vez", escribió Chastain en Twitter.

En el reportaje de The New Yorker, las actrices Mira Sorvino y Rosanna Arquette detallan con precisión cómo fueron acosadas por Weinstein y ambas aseguran que sus carreras fueron afectadas por estos sucesos.

A través de su portavoz, Weinstein niega haber adoptado ninguna medida de represalia hacia las mujeres que lo rechazaron.

Sorvino le contó a Farrow que Weinstein intentó tener una relación con ella e incluso se presentó una noche en su casa. La actriz logró hacerle marchar diciéndole que estaba esperando a su novio (imaginario).

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Mira Sorvino reconoce que le debe mucho a Harvey Weinstein, a quien respeta como artista.

La actriz añadió que no habló antes porque sentía que su encuentro era "leve en comparación con las experiencias de otras mujeres".

Y agregó: "Tengo gran respeto por Harvey como artista, y tengo con él y su hermano una deuda de gratitud por el temprano éxito en mi carrera, incluido el Oscar".

Pese a que apareció en otras películas producidas por Weinstein después de aquello, Sorvino dice que cree que rechazar al productor y contarle lo ocurrido a una empleada de Miramax perjudicó su carrera.

"Puede haber habido otros factores, pero sin duda me sentí relegada y pienso que mi rechazo a Harvey tuvo algo que ver con ello".

Acusaciones de violación

Los testimonios conocidos hasta ahora hablan sobre todo de situaciones de acoso y exposición inadecuada del productor, que recibía a las jóvenes actrices en bata y les pedía que le hicieran masajes.

Tal fue el caso de la actriz Ashley Judd, una de las primeras en aparecer en la información de The New York Times.

Sin embargo, algunas de las mujeres denuncian agresiones sexuales, como es el caso de Ambra Battilana Gutierrez y Asia Argento.

Media playback is unsupported on your device
"Es solo la punta del iceberg", Emma Thompson sobre el escándalo de acoso de Harvey Weinstein en Hollywood

Desde el entorno de Weinstein se niega tajantemente que hubiera actos sexuales no consentidos.

"El sr. Weinstein obviamente no puede hablar sobre acusaciones anónimas, pero respecto a cualquier mujer que lo ha acusado públicamente, Weinstein considera que todas estas relaciones fueron consentidas por ambas partes", escribió su portavoz en un comunicado.

"Weinstein ha comenzado a recibir asesoría, ha escuchado a la comunidad y está en pos de un camino mejor. Weinstein espera que, si hace el suficiente progreso, se le dé una segunda oportunidad".

No obstante, todo parece indicar que el flujo de acusaciones y reacciones de condena no terminará aquí.

Contenido relacionado