Por qué Walmart dejará de ofrecer la revista Cosmopolitan en sus cajas

Revista Cosmopolitan Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Walmart dijo que la medida era una "decisión de negocios".

Cosmopolitan, una de las revistas con mayor tirada del mundo, no estará a la venta en las cajas de miles de sucursales de la estadounidense Walmart.

La medida, que entrará en vigor esta semana, fue celebrada como una victoria por la organización conservadora sin fines de lucro que ha estado haciendo lobby desde hace años en contra del contenido "hipersexualizado" de la publicación.

Según el National Center on Sexual Exploitation (NCOSE, por sus siglas en inglés), este es el resultado de meses de "diálogo colaborativo" con la empresa.

Mientras que Walmart expresó en un comunicado que el cambio era "primordialmente una decisión de negocios", aunque había "escuchado los reclamos".

La tienda no dejará de vender la revista, pero solo la ofrecerá en la sección designada para la prensa.

La decisión no fue respondida de manera inmediata por Cosmopolitan, cuya audiencia incluyendo su versión en internet alcanza las decenas de millones.

Sexualidad exacerbada

¿Pero qué razones alega el NCOSE para pedir que se retire esta revista fundada originalmente a fines del siglo XIX y que experimentó un renacimiento feminista en los años 60?

Derechos de autor de la imagen Kirsten King y Suzannah Weiss
Image caption Kirsten King (izquierda) y Suzannah Weiss (derecha) concuerdan en que las revistas para mujeres no son perfectas.

Según le explicó a la BBC Hayley Halverson, de NCOSE, la revista Cosmopolitan contiene un mensaje sobre la sexualidad femenina similar al de publicaciones como Playboy.

"Está llena de artículos sexualmente muy gráficos, que alientan a las lectoras jóvenes a enviar mensajes explícitamente sexuales, a mirar pornografía".

"También promueve cosas como 'acciones grupales' u otras formas de sexo riesgoso", asegura Halverson.

En su opinión, con sus portadas brillantes protagonizadas por estrellas de corta edad, como exactrices de Disney, la publicación apunta a un público de "mujeres jóvenes".

La organización a la que pertenece Halverson, conocida antiguamente como Morality in Media (Moralidad en los medios), ha logrado en el pasado que grandes cadenas de hoteles en Estados Unidos, incluido el Hyatt, no ofrezca a sus clientes películas para adultos.

"La revista tiene muchas imágenes de mujeres hipersexualizadas, algunas de las cuales se han vuelto muy comunes en nuestra sociedad", continuó Halverson.

"Pensamos que estas contribuyen a una cultura que está normalizando el privilegio sexual masculino que da lugar a cosas como las discusiones alrededor de la campaña #MeToo".

#MeToo (en español #YoTambién) es la etiqueta que surgió en redes sociales para aglutinar a quienes decidieron romper el silencio sobre el acoso o el abuso sexual a raíz del escándalo con el productor de Hollywood Harvey Weinstein.

Decisión controvertida

Sin embargo, Kirsten King, quien ha escrito para la revista sobre temas de mujeres, y la escritora feminista Suzannah Weiss, no están de acuerdo en que se vea a esta iniciativa como parte del movimiento #MeToo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption NCOSE criticó el uso en las portadas de niños estrellas como lo fue en su momento Selena Gomez (izquierda) o los hermanos Jonas y Myley Cirus.

Según le dijo Weiss a la BBC, esta discusión se había apropiado del lenguaje del feminismo y de la etiqueta #MeToo.

"No puedes mezclar sexo con sexismo y decir que todo lo relacionado con la sexualidad es moralmente malo", señaló Weiss.

"Estoy un poco de acuerdo con ellos en que Cosmopolitan puede ser problemática. Pero no creo que sean los peores".

Para King, la decisión de Walmart es injusta porque crea otro "estándar doble para las mujeres", ya que revistas como Men's Fitness no recibían el mismo tratamiento.

"Cuando las mujeres hablan de sexo, la gente tiende a sentirse incómoda. No creo que sea Selena Gomez en un camiseta corta lo que esté poniendo incómoda a la gente", dice.

"Decir que es no es apropiado que los niños vean cuerpos de mujeres es enseñarle a los niños que los cuerpos femeninos son inapropiados. Tu hija puede andar caminando por la calle en con una blusa corta o en bikini, y no se le debe enseñar que eso eso está mal o es pornografía".

Y agrega: "Cuanto más conversaciones tengamos sobre la salud y la sexualidad de las mujeres, mejor".

"Hay que trabajar más para que (las publicaciones) tengan más matices, pero eliminarlas por completo o considerarlas inapropiadas no nos lleva a ninguna parte".

Acuerdo

No obstante, las tres mujeres concuerdan en que las revistas femeninas pueden y deben hacer más por ampliar su representación de las mujeres y la sexualidad femenina.

"Las imágenes de mujeres que vemos son predominantemente sexualizadas, por eso nos hacemos la idea de que esa es la única manera de ser y que eso es lo más importante de una (mujer)", argumenta Suzannah Weiss.

"Por el momento, no hay tapas de revista con mujeres que no se adapten al modelo convencional", concluye la escritora.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado