Las aventuras del barco de juguete que cruzó el océano Atlántico y sus dueños temen que se pierda en altamar

Un barco de juguete en el agua Derechos de autor de la imagen PA / Familia Ferguson
Image caption El barco pirata zarpó en mayo de 2017.

Un barco en altamar ha lanzado una alerta de socorro: podría extraviarse para siempre si una nave cercana no lo rescata.

La situación podría ser dramática, si no fuera porque se trata de un barco pirata de juguete que lleva casi un año en altamar.

Es el "Adventure from Peterhead", un barco que los hermanos Ollie Ferguson, de 8 años, y Harry, de 5, lanzaron al mar en las costas de Escocia en mayo de 2017.

La nave inicialmente pasó por la península escandinava y luego llegó a las cercanías de Guyana.

Pero debido a las corrientes, giró hacia el Caribe, según le dijo a la BBC MacNeill Ferguson, padre de los "capitanes" del barco.

Derechos de autor de la imagen PA / Familia Ferguson
Image caption Los hermanos Ferguson llevan un registro de las aventuras de su barco.

Los Ferguson le siguen la pista al galeón en miniatura gracias a que tiene incorporado un sistema que les envía su ubicación.

El padre de los niños, sin embargo, dice que a la batería del rastreador del barco le queda solo un 27%, por lo cual es necesario recargarla.

Una misión en alta mar

El barco de los hermanos Ferguson zarpó como parte de una lista de aventuras que los chicos habían planeado.

Para emprender su travesía por el mar del Norte, los niños le agregaron un contrapeso para ayudar a mantenerlo derecho y lo rellenaron con poliestireno para mejorar su capacidad de mantenerse a flote.

Después de hacer pruebas en una piscina, lo llevaron a la costa y lo lanzaron al agua.

Derechos de autor de la imagen PA / Familia Ferguson
Image caption El barco está en el océano Atlántico, cerca a Guyana.

El barco lleva un mensaje en el que le pide a cualquiera que lo encuentre que vuelva a lanzarlo al mar.

"El rastreador reporta la ubicación del barco dos veces al día", le dijo MacNeill Ferguson a la BBC. "Pero con el 27% restante de la batería necesita ser recargado".

Según el padre, un barco llamado Stena Carron se enteró del viaje del barco pirata.

Derechos de autor de la imagen PA / Familia Ferguson
Image caption Al barco se le hicieron adaptaciones para que pudiera soportar los embates del mar abierto.

Están bastante cerca del barco y según Ferguson, "los 120 miembros de la tripulación han estado vigilando".

"Dijeron que si hay otros barcos en el área, se pondrán en contacto con ellos".

Los Ferguson no creen de que los barcos cercanos hagan demasiados esfuerzos por recargar su juguete, pero no pierden la esperanza.

"Es solo un puerto USB, mientras esté flotando y recargado estará bien".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado