El día en que Mickey Mouse dejó de trabajar y otras de las huelgas más extrañas del mundo

Mano empuñada Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En Liberia las mujeres lograron cambiar el curso de la historia.

Los conductores de buses en la ciudad japonesa de Okayama están en huelga, pero no es cualquier huelga.

Se levantan a trabajar todos los días, recogen pasajeros y siguen su habitual rutina. ¿Cuál es la protesta entonces?

Bien simple: no les cobran nada a los pasajeros como mecanismo de presión para que el empleador se siente a negociar mejores condiciones laborales.

A lo largo de la historia ha habido huelgas que fueron bastante poco comunes. Estas son algunas de ellas.

1. Huelga de sexo

El uso de las relaciones sexuales como un arma para conseguir un objetivo ha sido documentado en algunas obras como "Lisístrata", una famosa comedia griega de Aristófanes.

Cansadas de la Guerra del Peloponeso, las mujeres de Atenas hicieron una huelga sexual para obligar a los hombres a negociar la paz.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Leymah Gbowee, líder de la huelga sexual en Liberia, obtuvo el Nobel de la Paz.

La obra ha inspirado acciones similares en tiempos modernos, como lo que ocurrió en Liberia en 2003, cuando las mujeres lideradas por Leymah Gbowee usaron la misma táctica con el objetivo de que se acabara la guerra civil.

Y aparentemente lo lograron. No solo acabó la guerra, sino que además Gbowee fue galardonada con el premio Nobel de la Paz.

2. "La huelga del elefante Dumbo"

En 1941, los animadores de Disney iniciaron una huelga para conseguir mejores salarios y el derecho a tener un sindicato.

Derechos de autor de la imagen BRIDGEMAN IMAGES
Image caption En 1941 los animadores de Disney salieron a la calle por demandas salariales.

En aquel entonces pusieron todas sus habilidades artísticas al servicio de la paralización laboral: diseñaron pancartas que se hicieron ampliamente conocidas.

Por ejemplo, dibujaron a Pinocho declarando "No tengo hilos"; a Pluto diciendo "Prefiero ser un perro antes que un rompehuelgas" y Mickey Mouse preguntando: "¿Somos ratones o personas?".

Derechos de autor de la imagen Disney
Image caption La huelga afectó la producción de la película Dumbo.

La huelga duró cinco semanas y afectó a la producción de la película Dumbo.

Pero los realizadores tuvieron su pequeña cuota de venganza: los huelguistas fueron caracterizados en el filme como payasos que van a golpear al jefe por un aumento de salario.

3. El jefe más querido por todos

En Massachusetts, EE.UU., se produjo una insólita huelga con un final feliz, aunque esta paralización no tuvo nada que ver con demandas salariales o condiciones de trabajo.

Image caption Los empleados de Market Basket exigían el regreso de su jefe.

Los empleados de la cadena de supermercados Market Basket demandaban una sola cosa: el regreso de su popular jefe Arthur T. Demoulas, quien había sido despedido en junio de 2014 en medio de una disputa familiar.

La disputa comenzó a extenderse durante ese verano con pérdidas para la empresa de aproximadamente US$10 millones al día.

Al final se resolvió con el regreso de Demoulas, luego de que los inversores acordaran venderle sus acciones.

4. La huelga deportiva que duró un año

No es fácil imaginar que un deporte cancele todos sus partidos durante un año, pero eso es exactamente lo que ocurrió con la Liga Nacional de Hockey de Estados Unidos en 2004-2005.

La falta de acuerdo sobre un convenio colectivo entre los jugadores y sus empleadores hizo que el conflicto durara un tiempo récord en el campo deportivo.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Por un año no se jugaron los partido de hockey sobre hielo en EE. UU.

La paralización dejó 1.230 partidos sin jugar y a los fans desesperados por no poder ver a sus estrellas en acción.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado