Las dudas sobre el enfrentamiento de policías y maestros que causó 8 muertos en Oaxaca, México

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En el enfrentramiento entre policías y maestros Nochixtlán, Oaxaca, en el sur de México, el pasado 19 de junio, murieron 8 personas, según los informes oficiales.

Al inicio era una operación policial de rutina para retirar un bloqueo de carreteras que duraba varios días.

Pero en unas horas se convirtió en otra crisis política para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

El domingo 19 de junio la Policía Federal y maestros disidentes se enfrentaron en Nochixtlán, Oaxaca, en el sur de México.

La batalla duró varias horas. Oficialmente se informó que ocho personas murieron y más de 100 resultaron heridas, algunas por disparos de arma de fuego.

Pero la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) afirma que la cifra de víctimas aumentó a 11 este martes.

A dos días del enfrentamiento no está claro lo que realmente sucedió, e incluso existen versiones distintas sobre los hechos.

La protesta en Nochixtlán forma parte de la movilización que realiza la CNTE en varios estados en contra de la Reforma Educativa, la cual incluye la evaluación obligatoria para todos los profesores del país.

Las protestas se realizan sobre todo en Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Ciudad de México, y aunque se iniciaron desde el año pasado cobraron más fuerza en mayo.

La demanda de los profesores es una mesa de negociación con la Secretaría de Educación para discutir sobre la reforma.

El gobierno federal se dice dispuesto al diálogo siempre y cuando los disidentes cancelen sus protestas y acepten la nueva legislación.

Tras los últimos enfrentamientos, el presidente Enrique Peña Nieto ordenó la investigación inmediata del caso, mientras que el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, accedió a reunirse con los maestros disidentes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los maestros hacían una huelga en contra la reforma de la educación y para exigir la liberación de 2 de sus líderes en la Ciudad de México.

Algo que desde hace meses solicitó la Coordinadora, y que las autoridades se habían resistido a aceptar.

Mientras tanto prevalece la confusión sobre la batalla en Nochixtlán. BBC Mundo le presenta tres de las principales dudas que existen sobre los hechos.

¿Quién disparó primero?

El domingo del enfrentamiento la Comisión Nacional de Seguridad afirmó, en dos comunicados, que los policías federales y de Oaxaca no portaban armas ni toletes.

Pero luego cambió la versión, cuando en redes sociales se difundieron imágenes de agencias noticiosas que mostraban a los agentes usar sus armas de fuego.

El responsable de la CNS, Heriberto Galindo, explicó después que las policías Federal y de Oaxaca estaban desarmados al inicio del operativo.

Pero después de una escaramuza con los maestros un grupo de desconocidos empezó a disparar contra policías y manifestantes.

En ese momento, señala el funcionario, se ordenó la participación de policías armados, quienes repelieron la agresión.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los maestros realizaron una nueva marcha el lunes 20 de junio para denunciar la muerte de 8 personas en Oaxaca.

Sin embargo, algunos maestros y fotoperiodistas afirman que los agentes portaban sus armas desde el inicio de la operación.

No está claro quiénes dispararon primero, aunque en redes sociales se han publicado fotos de hombres vestidos de civil con fusiles de asalto.

Las imágenes los muestran en una azotea donde aparece un letrero de la Policía Federal.

La CNTE, además, insistió en que sólo los policías dispararon en la escaramuza.

El secretario Osorio Chong y el comisionado Galindo reconocieron que la identificación de los agresores es parte de la investigación en curso.

¿Quiénes son las personas fallecidas?

La Fiscalía General de Oaxaca aseguró que no hay maestros entre las personas muertas en el enfrentamiento.

Pero la CNTE señaló que una de las víctimas es profesor de educación bilingüe, e identifica además a dos estudiantes entre los fallecidos.

El vocero de la sección 22 de la Coordinadora, Eligio Hernández, afirmó que tres de las personas heridas murieron la madrugada del martes. La información no ha sido confirmada oficialmente.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación afirma que las víctimas aumentaron a 11 este martes.

Además de quien se identifica como profesor y los estudiantes, en la lista de los fallecidos se encuentran comerciantes y vecinos de municipios cercanos.

La Coordinadora aseguró que las víctimas murieron por los disparos de la policía.

Pero el fiscal de Oaxaca, Joaquín Carrillo, aseguró que una de ellas murió "por la manipulación de un artefacto explosivo".

La Fiscalía sólo recuperó cuatro balas, que se analizan para determinar su procedencia.

Las personas fallecidas fueron sepultadas en sus comunidades.

¿Hubo un uso excesivo de fuerza por parte de la policía?

Organizaciones civiles, como el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social, denunciaron que se aplicó con exceso la fuerza policial.

Las autoridades respondieron con gas lacrimógeno y disparos a las piedras y palos que les arrojaron los manifestantes.

También impidieron la atención médica a los heridos en la protesta.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Existe una polémica en el país en torno a la regulación del uso de las fuerzas de seguridad en las manifestaciones.

Pero el comisionado Galindo afirmó que en Nochixtlán enfrentaron una embosca "muy estratégica".

"Comienzan a envolvernos, se organiza mucha gente, una gran cantidad. En un momento dado llegan hasta 2.000 gentes a envolver a la policía", dijo en conferencia de prensa.

Entre los heridos hay 25 policías, algunos con disparos y otros por bombas caseras tipo molotov que arrojaron los manifestantes.

Al menos uno de ellos se encuentra grave en un hospital de Ciudad de México.

Por lo pronto, en la polémica tras el enfrentamiento en Oaxaca se discute la falta de regulación sobre el uso de la fuerza policial en el país.

El relator de la ONU sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias, Christof Heyns, lamentó que México no ha atendido sus recomendaciones ante el uso desproporcionado de la fuerza.

"Los actos de violencia cometidos por agentes estatales y no estatales siguen afectando la vida, en particular, de personas vulnerables", dijo al presentar su informe de la visita realizada a este país en 2013.

Un tema no resuelto en el país. Especialistas recuerdan que las propuestas para un reglamento nacional siguen pendientes en el Congreso.

Temas relacionados

Contenido relacionado