Río 2016: el agua en la piscina de clavados se tiñó de verde y los organizadores ya saben por qué

Centro Acuático Maria Lenk Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La piscina de polo acuático y la fosa de clavados tenían un tono muy diferente en las competencias de este martes en Río 2016.

Efectivamente, el agua en la piscina de clavados de Río está verde, y por mucho tiempo no se supo por qué ocurrió esto.

Los clavadistas en el Centro Acuático Maria Lenk compitieron por las medallas este martes en una piscina con el agua verde, algo inédito en los juegos olímpicos.

Los organizadores pasaron el martes y gran parte del miércoles buscando la respuesta de qué fue lo que provocó el cambio del color, aunque desde un comienzo aclararon que el agua no representaba riesgo para los atletas.

"Hicimos las pruebas de agua usando los mismos parámetros de cada día, y los resultados fueron exactamente los mismos que cuando la piscina estaba azul", explicó el portavoz Mario Andrada.

Los organizadores parecen haber resuelto el misterio el miércoles. Culparon del cambio de color a los altos niveles de alcalinidad del agua.

La teoría de la Federación Internacional de Natación (FINA), que expuso en un comunicado, fue que el agua tenía ese color porque "los tanques quedaron sin algunos de los productos químicos utilizados en el tratamiento del agua".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las competencias de clavados continuaron el martes en la fosa que el día anterior tenía un color normal en el Centro Acuático Maria Lenk.

Apenas el lunes, el agua había estado clara, lo que dejó asombrados a clavadistas como al británico Tom Daley, quien el lunes había ganado el bronce con su compañero Dan Goodfellow

Daley publicó una foto en Twitter con el mensaje "emmm.. ¿qué pasó?".

Derechos de autor de la imagen @tomdaley1994

Ya para este martes, sobre el agua verde saltaron las competidoras chinas Chen Ruolin y Liu Huixiaganaron la medalla de oro en los calvados sincronizados desde la plataforma de los 10 metros.

¿Les afectó?

El jefe del equipo canadiense de calvados, Mitch Geller, descartó que la coloración verdosa fuera tóxica, pero dijo que no es lo ideal.

"Los clavadistas acostumbran a ver el agua. La visualización es muy, muy importante en los clavados".

La canadiense Meghan Benfeito dijo que con su compañera Roseline Filion prefirieron no abrir la boca en el agua "por si acaso".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las clavadistas aseguraron que no tuvieron problemas al sumergirse en el agua verde de la fosa durante la competencia por la medalla de clavados sincronizados.

La mexicana Paola Espinosa notó que la piscina se estaba oscureciendo conforme avanzaba la competición este martes, pero aseguró que no había mal olor ni le afectó su piel.

"Nunca había visto algo como esto antes, pero es Brasil y todo es verde aquí, así que pudo ser una decoración", supuso la clavadista.

Algunos expertos en el mantenimiento de piscinas han sugerido que el balance químico en el agua ha sido incorrecto.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Conforme avanzó la competencia de clavados femenina este martes el agua se fue tornando más oscura, según la clavadista mexicana Paola Espinosa.

Temas relacionados

Contenido relacionado