La piscina verde de las Olimpiadas Río 2016: ¿misterio resuelto?

La piscina cuya agua se puso verde se encuentra en el Centro Acuático María Lenk. Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La piscina cuya agua se puso verde se encuentra en el Centro Acuático María Lenk.

Durante muchas horas un misterio acaparó la atención en las Olimpiadas de Río 2016. Y ahora parece que está resuelto.

Desde el martes, el agua de la piscina de saltos ornamentales mostró un color verde brillante que desconcertó a organizadores y a la audiencia mientras que preocupó a los competidores.

Los mismos clavadistas aseguraron que no podían ver a sus compañeros debajo del agua.

Pero ¿por qué el agua de la piscina se volvió verde?

Según un comunicado oficial de la Federación Internacional de Natación (FINA), el agua tenía ese color porque "los tanques quedaron sin algunos de los productos químicos utilizados en el tratamiento del agua".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La diferencia en el color del agua en las diferentes piscinas es notable.

Y como consecuencia "el nivel de pH del agua estaba fuera del rango normal, causando esta decoloración", explicó la FINA.

Por su parte, el vocero de los Juegos Olímpicos de Río 2016, Mario Andrada, señaló que "hubo una repentina disminución de la alcalinidad", según la agencia Reuters.

"Probablemente fallamos en percatarnos de que con más atletas el agua se ve afectada", agregó.

El Comité de Medicina Deportiva de la FINA llevó a cabo pruebas sobre la calidad del agua y aseguró que no hay peligro para los deportistas.

"No existe ningún riesgo para la salud y la seguridad de los atletas y no hay razón para que la competencia se vea afectada", concluyó en un escueto comunicado.

Temas relacionados

Contenido relacionado