Río 2016: Julius Yego, el atleta autodidacta que aprendió a lanzar la jabalina en YouTube y ahora es subcampeón de las Olimpiadas

Yulius Yego Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Yego es campeón mundial de lanzamiento de jabalina.

El atleta keniano Yulius Yego ganó el sábado la medalla de plata en las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016 en la prueba de lanzamiento de jabalina, disciplina en la que ya se había coronado como campeón en el Mundial de Atletismo Pekín 2015, donde logró la medalla de oro.

Su historia de éxito le debe mucho a la tecnología, pero a una que está al alcance de millones de personas en todo el mundo: YouTube.

Yego es un deportista autodidacta. "Mi carrera comenzó cuando era un niño", le dijo en una entrevista a la BBC. "Lo hacía por diversión ya que era muy bueno lanzando piedras y palos. Comencé a ser profesional en 2004 y esa fue la primera vez que tomé una jabalina de verdad".

Cuatro años más tarde, en 2008, la marca personal de Yego era de 72 metros. "En ese momento Andreas Thorkildsen (Noruega) y Tero Pitkämäki eran las referencias en jabalina, lanzando 91 o 90 metros constantemente", comentó a la BBC.

Se dio cuenta de que tenía que encontrar la manera de mejorar su desempeño. "Tenía que hacer algo y ver lo que ellos estaban haciendo, los ejercicios en el gimnasio, la potencia, los ejercicios con las piernas", dijo.

Fue entonces, cuando encontró en la web de videos la información que requería para avanzar.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Yego comenzó su carrera como autodidacta.

Llevó su marca hasta 78,34 metros y con ella ganó la medalla de oro en los Juegos Africanos en 2011.

A finales de ese año, se fue a entrenar a Finlandia. Ya para entonces era conocido como "El hombre de YouTube".

Siguió progresando y en el Mundial de Pekín se hizo con la medalla de oro gracias a una marca de 92,72 metros, superior a la alcanzada este sábado por el alemán Thomas Röhler, quien se proclamó campeón olímpico en Río 2016 con un lanzamiento de 90,30 metros, pero también mayor a la de 88,24 metros con la que Yego se ha convertido en subcampeón olímpico.

Contenido relacionado