Venezuela: luego de protestas y saqueos, Maduro da marcha atrás y anuncia prórroga del billete de 100 hasta enero

Maduro sostiene una copia falsificada del billete de 100 bolívares Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Maduro prorrogará hasta enero la vida del billete de más circulación en Venezuela, el de 100 bolívares, cuya salida de circulación anunció hace una semana.

De forma sorpresiva, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rectificó la decisión del pasado domingo de retirar urgentemente el billete de 100 bolívares, el de mayor denominación y el más usado.

El papel, fuera de circulación desde el viernes, tendrá validez ahora hasta el 2 de enero, fecha hasta la que también permanecerán cerradas las fronteras con Colombia y Brasil.

"He decidido prorrogar la comercialización del billete de 100 bolívares hasta el ‪2 de enero por decreto de emergencia especial", dijo Maduro, rodeado de sus ministros, en televisión.

La rectificación llega en medio de protestas y saqueos en varias partes del país por la crisis provocada por la falta de efectivo. Los billetes más usados quedaron sin validez antes de que pudieran ser plenamente sustituidos.

En Ciudad Bolívar, en el sureño estado minero de Bolívar, se decretó este sábado incluso un toque de queda y se reforzó la presencia militar.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La retirada del billete de 100 provocó saqueos en Ciudad Bolívar.

En el oeste, cientos de venezolanos cruzaron uno de los pasos fronterizos hacia Colombia, cerrado desde el lunes.

Y mientras, miles de personas volvieron a hacer fila por segundo día consecutivo en torno a la sede del Banco Central de Venezuela (BCV), el único lugar en el que era posible el canje.

De martes a jueves, los papeles pudieron ser cambiados o depositados en las sucursales bancarias del país.

La sorpresiva retirada no vino acompañada de la llegada de seis nuevos billetes de mayor denominación cuya introducción fue anunciada para el 15 de diciembre.

"Sabotaje internacional"

El presidente Maduro denunció este sábado un retraso en su importación y lo atribuyó a un "sabotaje internacional".

"Tengo que denunciar que estamos siendo víctimas de un sabotaje internacional para que los nuevos billetes, que ya están listos, no puedan ser trasladados a Venezuela", denunció Maduro en un acto político en Caracas frente a miles de seguidores que marcharon en su apoyo.

Media playback is unsupported on your device
Por qué me decidí a cruzar la frontera de Venezuela a Colombia

Pocas horas después, dijo que se reprograma la introducción de nuevos billetes, de 500 hasta 20.000 bolívares.

"Haremos una prorrogación del cono monetario (diferentes denominaciones del bolívar), hasta tenerlo y romper el bloqueo internacional", dijo.

El gobierno explicó el pasado domingo por sorpresa que tomaba la medida de eliminar el billete de 100 bolívares con el objetivo de detener a supuestas mafias en Colombia.

Maduro las acusa de usar moneda venezolana para operaciones cambiarias que habrían disparado el precio del dólar paralelo, incrementando la ya la alta inflación.

Tensión

La tensión del viernes se repitió este sábado.

En Maracaibo, la segunda más importante del país, hubo de nuevo saqueos y la policía lanzó gases lacrimógenos.

Y en Ciudad Bolívar, en el sur del país, se produjeron saqueos, lo que provocó que las autoridades locales establecieran un toque de queda que prohíbe la circulación de personas durante la noche.

Al menos 135 personas fueron detenidas por las protestas en el estado Bolívar, informó el gobernador, Francisco Rangel.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El gobierno alega que la retirada del billete de 100 busca frenar las mafias que comercian con él.

"Hacemos un llamado al orden y a la calma", pidió Rangel. El estado contará con refuerzos policiales en las próximas horas.

Ante esta situación, la oposición pidió el sábado en un comunicado la renuncia de Maduro. "Los hechos ocurridos en las últimas horas son producto de un plan elaborado por el Gobierno para sembrar el caos o la consecuencia de su ineptitud", criticó.

Ahora Maduro rectifica en un intento de calmar los ánimos y sofocar la crisis de efectivo en plena Navidad en un país en el que se calcula que el 40 por ciento de la población no tiene cuenta bancaria y paga en efectivo transacciones básicas como la gasolina y el transporte.

Temas relacionados

Contenido relacionado