México: cómo el gobierno de Enrique Peña Nieto planea hacer frente a la administración de Donald Trump en EE.UU.

Enrique Peña Nieto Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption "A Estados Unidos le conviene que a México le vaya bien y de igual manera, a México le conviene que le vaya bien a Estados Unidos", dijo el presidente Enrique Peña Nieto.

Sin entrar en detalles, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció los lineamientos para relacionarse con el nuevo gobierno de Estados Unidos.

Ante los planteamientos del presidente Donald Trump, que busca renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan; Nafta por sus siglas en inglés) y construir un muro en la frontera, el gobierno mexicano aseguró que buscará diversificar sus socios comerciales y entablar un diálogo y una negociación con la administración estadounidense.

En un evento este lunes llamado "Posicionamiento en Materia de Política Exterior", donde además del mandatario hablaron el canciller, Luis Videgaray, líderes del Senado, empresariales y sindicales, Peña Nieto dio una idea de qué busca y qué hará su país al anunciar cinco principios y diez objetivos en la negociación con Trump.

"A Estados Unidos le conviene que a México le vaya bien y de igual manera, a México le conviene que le vaya bien a Estados Unidos", dijo Peña Nieto quien señaló que su país "está obligado a tomar acciones para defender sus intereses nacionales".

"Ni confrontación, ni sumisión. La solución es el diálogo y la negociación", agregó.

El comercio

Uno de los aspectos centrales del vínculo entre ambos países es el comercial pues México y Estados Unidos intercambian a diario productos por valor de US$1.400 millones, y EE.UU. es el destino del 80% de las exportaciones mexicanas.

Ante la perspectiva de que sus mercancías puedan encontrar más complicaciones y costos a la hora de ingresar a EE.UU., México piensa en diversificar sus mercados.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption EE.UU. es el destino del 80% de las exportaciones mexicanas.

Es así que Peña Nieto anunció que dará prioridad a las negociaciones de acuerdos bilaterales con distintos países, así como a la Alianza del Pacífico y la actualización de un acuerdo con la Unión Europea, la búsqueda de un convenio con Reino Unido.

Peña Nieto resaltó la importancia de Asia-Pacífico -donde se encuentran cinco de los 10 principales socios comerciales de México- y dijo que buscará un vínculo más estrecho con Argentina y Brasil, y mencionó a África y Medio Oriente.

El presidente señaló que iniciará de inmediato conversaciones para alcanzar acuerdos comerciales bilaterales con los países participantes del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), horas después de que Trump retiró a su país del convenio.

México, Chile, Perú, Brunéi, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Japón, Malasia y Vietnam son los países que ahora integran el TPP.

Peña Nieto además aseguró que "los intercambios comerciales entre los tres países (del Tlcan) han de estar exentos de cualquier arancel o cuota como ha ocurrido desde 2008".

Una de las amenazas lanzadas por Trump ha sido la de poner un arancel del 35% a las importaciones. Pero para ello debería no sólo salirse del Nafta sino violar reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

--------------------------

Objetivos de México en la negociación con Estados Unidos:

  1. Compromiso del gobierno de EE.UU. de garantizar el trato humano y respetar los derechos de los migrantes mexicanos.
  2. Proceso de repatriación de migrantes indocumentados ordenado y coordinado
  3. Compromiso concreto para trabajar de manera conjunta en promover el desarrollo de los países de Centroamérica.
  4. Asegurar el libre flujo de remesas.
  5. El gobierno de Estados Unidos debe asumir el compromiso de trabajar corresponsablemente con México para detener el ingreso ilegal de armas y de dinero de procedencia ilícita.
  6. Preservar el libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México.
  7. Incluir nuevos sectores, como las telecomunicaciones, la energía y el comercio electrónico, al modernizar el marco comercial de América del Norte.
  8. Un nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos debe también traducirse en mejores salarios para los trabajadores en México.
  9. Proteger el flujo de inversiones hacia México.
  10. Trabajar por una frontera que una y no que divida.

--------------------------

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente de EE.UU. prometió la construcción de un muro en la frontera entre ambos países.

Más temprano, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, había dicho en una entrevista con el diario El Universal que las medidas que pueda tomar EE.UU. en materia comercial serán respondidas.

"Si hay alguna acción que castigue las importaciones al mercado norteamericano e incentive las exportaciones estadounidenses, tienes que reflejarlo en una acción espejo para contrarrestar el cambio de incentivos que esto haría para la actividad y la inversión en México", señaló.

Guajardo y el canciller Videgaray se reunirán el 25 y 26 de enero en Washington con los principales asesores de Trump para dialogar sobre comercio, inmigración y seguridad, mientras que el nuevo presidente recibirá Peña Nieto en la Casa Blanca el 31 de enero.

El muro, las remesas y los deportados

Peña Nieto hizo hincapié en que "México no cree en muros", en referencia al que Trump anunció que construirá en la frontera, afirmó que un eventual proceso de deportación de migrantes mexicanos en EEUU. se debe hacer de manera "ordenada y coordinada" y que buscará proteger el "libre flujo de remesas (...) evitando que se dificulte o encarezca su envío".

México recibió el año pasado US$24.000 millones en remesas, la inmensa mayoría de sus migrantes en Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Trump recibirá a Peña Nieto en la Casa Blanca el 31 de enero.

Los cinco principios que guiarán la nueva negociación con EE.UU. serán la soberanía nacional, el respeto al Estado de derecho, la visión constructiva y propositiva, la integración de Norteamérica y la negociación integral.

"Llevaremos a la mesa todos los temas: el comercio sí, pero también la migración y los temas de seguridad; incluyendo la seguridad de la frontera, las amenazas terroristas y el tráfico ilegal de drogas, armas y efectivo", afirmó el presidente mexicano.

El senador del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD) le dijo a BBC Mundo tras el anuncio del presidente que se debe "exigir que no se quede solamente en una declaración (...) esto tiene que aterrizarse de inmediato".

Y destacó que el enfoque en el nuevo vínculo sea integral. "No podemos ir solamente a escuchar lo que tenga que decir Trump, lo que trae México a la mesa es sumamente importante para Estados Unidos, así funcionan las relaciones internacionales. Es una relación muy compleja".

Contenido relacionado