"Exigimos respeto": el presidente de México Enrique Peña Nieto dice que su país no pagará por el muro fronterizo que ordenó Donald Trump

Media playback is unsupported on your device
El presidente Enrique Peña Nieto insiste que México no pagará el muro fronterizo.

"México exige y ofrece respeto, como nación soberana que somos".

Con estas palabras, en un mensaje de video grabado, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, respondió a la orden ejecutiva emitida este miércoles por el mandatario estadounidense Donald Trump para ampliar un muro en la frontera de ambos países.

"México no cree en los muros. Lo he dicho una y otra vez: México no pagará ningún muro", aseguró Peña Nieto.

El presidente mexicano no aclaró si cancela la reunión con Trump en Washington, prevista para el 31 de enero en la Casa Blanca.

Así se lo han pedido legisladores y líderes de partidos políticos desde la noche del martes, cuando Trump adelantó el anuncio de construir el muro en su cuenta de Twitter.

Peña Nieto dijo que decidirá "los pasos a seguir" después de consultar con el Senado, los gobernadores de los estados y el informe final de los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía Ildefonso Guajuardo.

Los funcionarios se reunieron en la Casa Blanca con parte del equipo del presidente estadounidense este miércoles. La reunión duró unas 8 horas.

Sin embargo en una entrevista con Televisa, Videgaray dijo que el encuentro de Trump y Peña Nieto se mantiene.

"La reunión de trabajo entre los presidentes el próximo martes sigue confirmada. La reunión sigue en pie, confirmada", insistió.

Sin embargo, para aumentar la presión, este jueves el mandatario estadounidense escribió en su cuenta de Twitter: "Si México no está dispuesto a pagar el tan necesario muro, entonces sería mejor cancelar la inminente reunión".

"Un día de contrastes"

En su mensaje Peña Nieto dijo que la valla en la frontera con Estados Unidos sólo divide a los países.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Trump firmó la orden sobre la construcción del muro desde la sede del Departamento de Seguridad Interior.

Además, anunció que la cancillería mexicana reforzará las medidas de protección a los mexicanos que radican en Estados Unidos.

"Los 50 consulados de México se convertirán en auténticas defensorías de los derechos de los migrantes", aseguró

La respuesta del presidente Peña Nieto se presenta al final de una intensa jornada en las relaciones de su país con Estados Unidos.

Incluso el canciller Videgaray dijo que fue "un día de contrastes":

"Por un lado tuvimos acciones y señales desconcertantes, y por el otro lado mensajes públicos y conversaciones de trabajo sumamente positivas, alentadoras", afirmó.

Y es que los funcionarios aterrizaron en Washington la noche del martes unos 20 minutos después que Trump anunció, en su cuenta de Twitter, que seguiría adelante con la construcción del muro.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Entre Estados Unidos y México ya existe un sistema de muros y vallas desplegado a lo largo de más de 1.000 kilómetros de la frontera común.

El gobierno mexicano no ha informado si recibió alguna notificación previa sobre ese anuncio.

El canciller Videgaray dijo a la televisora Televisa que el mensaje en Twitter les obligó a modificar la agenda que se había pactado.

La forma como se anunció la construcción del muro, justo el día en que se iniciaban las conversaciones para su relación con la administración de Trump causó polémica en México.

Es uno de los argumentos centrales de quienes exigen cancelar la visita de Peña Nieto a la Casa Blanca.

"Expresamos nuestro grave extrañamiento ante algo que no corresponde a los gestos positivos del gobierno de México a Estados Unidos", insistió el canciller.

"Se nos dijo que no hubo intención de hacer coincidir el anuncio con las reuniones de trabajo, estaba decidido tiempo atrás".

Temas relacionados

Contenido relacionado