Por qué está en riesgo la toma de posesión del presidente electo de Haití, Jovenel Moïse

Un grupo de militares escolta al presidente electo de Haití Jovenel Moïse de la Fiscalía el 25 de enero. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los diputados opositores demandan que la investigación se complete antes de que Moïse entre en el poder.

El presidente electo de Haití, Jovenel Moïse, permaneció este miércoles en una sala de interrogación durante cuatro horas respondiendo a las preguntas de un juez sobre supuestos alegatos de fraude en su contra.

Moïse, quien debería juramentarse el mes que viene, dijo que asistió al tribunal voluntariamente y sin abogados.

El empresario bananero niega las acusaciones que lo señalan por lavado de dinero y por haber recibido préstamos a su favor antes de entrar en la política.

Moïse dijo que los alegatos representan una movida política de sus oponentes.

Todavía no está claro si el juez determinará si hay un caso antes de que Moïse tome posesión de la presidencia, el próximo 7 de febrero.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Moïse ganó los comicios celebrados en 2015, pero la elección fue anulada por denuncias generalizadas de fraude.

La investigación se había iniciado en 2013 como un procedimiento bancario de rutina.

El juez encargado no tomó ninguna acción hasta que cuatro senadores de la oposición demandaron información sobre los hallazgos.

Moïse dijo: "Ciertas personas no deberían tener permitido explotar la ley, ni decidir que la única manera de entrar en política es acusando a otros de mentir".

División política

El caso refleja las divisiones políticas que existen en Haití.

Los tres principales rivales de Moïse en la elección impugnaron los resultados ante los tribunales y se rehusaron a conceder la victoria.

Los comicios se realizaron el pasado 20 de noviembre, más de un año después de que las elecciones previas se anularan tras denuncias de fraude generalizado.

El mismo Moïse consiguió la victoria en octubre de 2015, pero su rival opositor, Jude Célestin, reclamó los resultados y, después de protestas violentas, se anuló.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El país todavía se recupera de los destrozos causados por el huracán Matthew el año pasado.

La inestabilidad política lleva mucho tiempo afectando a la economía de un país que ya antes de las elecciones de 2015 era el más pobre de América.

Más del 60% de las personas que viven en Haití sobreviven con menos de dos dólares al día, de acuerdo a los reportes de Naciones Unidas.

Haití tiene una deuda de más de US$2.000 millones y se estima que el crecimiento de su economía apenas alcance el 1% en 2017 debido a la falta de inversión pública y privada.

Casi siete años después de que un devastador terremoto mató a más de 200.000 personas en enero de 2010, unos 55.000 haitianos siguen en campamentos improvisados ​​con condiciones de vida extremadamente pobres, según la Organización Internacional para las Migraciones.

Las esperanzas de recuperación económica se vieron afectadas todavía más a principios de octubre por el huracán Matthew, que dejó daños estimados en más de US$2.000 millones.

Temas relacionados

Contenido relacionado