Por qué el Ejército de Guatemala bloquea un "barco abortivo" de Holanda

Yates. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Activistas de la ONG desembarcaron del barco en un yate, pero las autoridades no los dejan volver a dirigirse al barco, según denuncian.

El ejército de Guatemala anunció que bloqueará las actividades de un "barco abortivo" sin fines de lucro atracado cerca de sus costas.

El grupo holandés sin fines de lucro, Women on Waves (Mujeres sobre las olas) ofrece servicios gratuitos de aborto a mujeres en países donde el procedimiento está prohibido.

Las mujeres, quienes deben estar en las primeras 10 semanas de embarazo, son llevadas a aguas internacionales, donde se encuentra el barco, para realizarles el aborto.

En Guatemala el aborto está prohibido, excepto para salvar la vida de la madre.

Las autoridades están impidiendo que los activistas desembarquen y bloqueando el paso de mujeres hacia el barco.

Según relató Leticia Zenevich, vocera de la organización holandesa, al diario local La Prensa, representantes de la ONG llegaron en un pequeño bote a Puerto San José, en el pacífico guatemalteco, pero las autoridades no les permiten regresar al barco principal.

A través de un comunicado, el Ejército de Guatemala aseguró que "no permitirá que esta ONG efectúe estas actividades" y amenazó con presentar una "denuncia ante el Ministerio Público contra el personal que viaja en el yate que atracó en Puerto Quetzal, debido a que no informó de sus intenciones al atracar en el muelle".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La fundadora de Women on Waves , Rebecca Gomperts (derecha), ha sido ampliamente criticada por la iglesia católica. En la foto discutiendo con un religioso tras la conferencia de prensa realizada en Guatemala.

Primera campaña en América Latina

Según le explicó Zevich al diario La Hora, esta es la primera campaña que realiza el barco holandés en Latinoamérica y decidieron lanzarla en las costas de Guatemala por el incremento de los casos de zika.

El barco planea quedarse cinco días en el país.

El grupo dice que cada año se realizan más de 65.000 abortos ilegales en Guatemala -unos 180 diarios- y que la mayoría de las mujeres que pone su vida en riesgo a manos de profesionales sin entrenamiento.

"Respetamos las creencias religiosas, pero esto es un derechos fundamental en una democracia", dijo la portavoz a La Hora.

Sin embargo, la Iglesia Católica de Guatemala, y otros líderes religiosos y políticos protestaron contra la presencia del barco.

"Ha llegado a Guatemala el barco de la muerte", dijo el parlamentario Raúl Romero durante una sesión del Congreso el miércoles.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La Armada guatemalteca patrulla las aguas cercanas a donde está el barco.

Temas relacionados

Contenido relacionado