Por qué un tribunal del Banco Mundial anuló la compensación de US$1.400 millones que Venezuela debía pagar a la petrolera Exxon Mobil

Movilización de chavistas contra Exxon Mobil. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En 2008, al inicio de la disputa con Exxon Mobil, los partidarios del chavismo se movilizaban en apoyo al gobierno venezolano.

Son unos US$1.400 millones que, por el momento, no cambiarán de manos.

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), el tribunal arbitral del Banco Mundial, anuló este jueves una decisión previa que ordenaba al gobierno de Venezuela pagar ese monto a la petrolera estadounidense Exxon Mobil, como compensación por la expropiación de sus activos y derechos en el país suramericano.

La mayor compañía petrolera del mundo demandó a Venezuela en 2007, exigiendo el pago de unos US$10.000 millones por la estatización de sus activos en los campos Cerro Negro y La Ceiba, en la Faja del Orinoco, el mayor yacimiento de crudo del mundo.

En 2014, un panel de arbitraje del Ciadi emitió una resolución en la que ordenaba a Caracas pagar unos US$1.600 millones a Exxon Mobil.

Esa primera decisión fue objetada por Venezuela, que solicitó la suspensión temporal del pago y la anulación parcial del laudo.

El caso fue analizado por un nuevo panel de expertos, quienes este jueves acordaron la nulidad parcial del dictamen de 2014.

Pero, ¿esto qué significa?

Extralimitación

En su dictamen, el nuevo panel del Ciadi afirmó que el tribunal original "se extralimitó manifiestamente en sus facultades" al determinar que las normas aplicables para el cálculo de la compensación debida a ExxonMobil eran las correspondientes al derecho general internacional, en lugar de las del Tratado Bilateral de Inversiones (entre Venezuela y los Países Bajos).

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La política de estatizaciones impulsada por Chávez derivó en más de una veintena de denuncias contra Venezuela ante el CIADI.

Los árbitros señalaron que las partes del laudo referidas a la compensación adeudada por la expropiación del proyecto Cerro Negro "son tan deficientes con respecto a su razonamiento y a la elección y aplicación de las fuentes apropiadas de derecho (…) que dan lugar a causales de anulación".

De allí, su decisión de dejar sin efecto la parte del dictamen anterior que obligaba a Venezuela a pagar US$1.400 millones a ExxonMobil por haberlo despojado de este proyecto.

Esto no quiere decir que Venezuela no tendrá que pagar nada, sino que el tribunal anuló el cálculo de la compensación por considerar que la elección de la normativa legal sobre la cual se basó no estaba suficientemente sustentada.

Una situación distinta se presentó en el caso de la indemnización estimada para el caso del proyecto La Ceiba, cifrada en US$179,3 millones, que sigue en vigor tras el dictamen del jueves, por lo que Venezuela deberá proceder a su pago.

Doble proceso

Según comentó Russell Dallen, un abogado internacional que encabeza el banco de inversiones Caracas Capital Markets, una de las dificultades para establecer la compensación en esta disputa reside en que Exxon Mobil no solo demandó a Venezuela ante el Ciadi sino también ante la Cámara de Comercio Internacional (CCI)m que en 2012 acordó un pago a favor de la empresa petrolera por US$907 millones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La larga disputa entre Exxon y la petrolera estatal venezolana PDVSA, ha dado ocasiones para celebrar a ambas partes.

El experto explicó que, posteriormente, el primer panel del Ciadi no cotejó los US$1.600 millones con los US$907 millones de la decisión de la CCI, por lo que hay que determinar qué se pagó y qué no.

Gana Caracas

"Es un gran triunfo para Venezuela", dijo Dallen a propósito del dictamen emitido el jueves y destacó que luego de 7 años de litigio, Exxon Mobil había logrado una compensación de US$1.600 millones que ahora seguirá sin poder cobrar.

El economista Francisco Monaldi, investigador sobre política energética latinoamericana del Instituto Baker de Políticas Públicas de la Universidad de Rice (Texas), coincidió con esta valoración y aseguró que ya el gobierno venezolano había salido beneficiado con la decisión anterior.

"Esa decisión de los US$1.600 millones eran muy favorable para Venezuela porque el monto era muy inferior al solicitado originalmente por Exxon Mobil", dijo Monaldi en una conversación con BBC Mundo en la que subrayó que aquel primer dictamen también había establecido que la expropiación realizada había sido legal, lo que también ayudaba al país suramericano.

En el caso de la decisión emitida el jueves, Monaldi apuntó que a Caracas le conviene posponer cualquier pago.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En las calles de Caracas se ha vuelto habitual ver a personas buscando comida en la basura, como consecuencia de la grave crisis económica que vive el país.

"Venezuela está muy estrecha de fondos. Ha estado quemando reservas internacionales que ahora están en un nivel muy bajo, por lo que cualquier posposición de pagos es muy favorable sobre todo tomando en cuenta que para Venezuela los costos de endeudarse son muy elevados", dijo Monaldi.

"Ahora el juego de Venezuela es retrasar lo más que pueda estos procesos hasta que el precio del petróleo suba para así tener cómo pagar cuando pierdan el caso", coincidió Dallen.

El experto destacó que Caracas también resultó muy favorecida por el caso ante la CCI, en el que logró reducir el monto de la compensación de US$3.000 millones a US$907 millones.

El experto advirtió que es casi seguro que Exxon Mobil hará una solicitud para que un nuevo panel revise el caso de sus reclamos contra Venezuela.

Todd Spitler, un portavoz de la compañía, dijo en respuesta a una consulta de BBC Mundo que en la actualidad están evaluando la decisión para determinar los próximos pasos a dar y subrayó que esperan que Venezuela proceda al pronto pago de la compensación correspondiente al proyecto La Ceiba.

Récord de litigios

El gobierno de Venezuela emitió este viernes un comunicado oficial en el que celebraba la "decisión justa" del Ciadi y manifestaba su compromiso para acatarla y cumplirla a cabalidad.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Chávez forjó alianzas con empresas petroleras de países con gobiernos afines como Irán.

Venezuela se retiró del Ciadi en 2012, alegando que la adhesión del país a ese convenio en 1993 fue "decisión de un gobierno provisional débil y desprovisto de legitimidad popular, presionado por sectores económicos transnacionales que participaban del desmantelamiento de la soberanía nacional venezolana".

Además denunciaba que para la fecha, esa instancia había "fallado 232 veces a favor de los intereses transnacionales, en las 234 causas que ha conocido a lo largo de su historia".

La retirada del Ciadi, sin embargo, no sirvió para evadir los numerosos casos que habían sido iniciados allí en contra del país como consecuencia de la política de expropiaciones puesta en marcha durante el gobierno del presidente Hugo Chávez y que convirtió al país suramericano en el Estado que acumulaba más denuncias ante ese organismo.

Según la página web del Ciadi, Venezuela tiene aún unos 24 casos pendientes de resolución.

La mayor de estas demandas presentadas contra Venezuela es la de la petrolera estadounidense ConocoPhillips, que exige el pago de US$31.000 millones.

Temas relacionados

Contenido relacionado