La desesperada búsqueda de sobrevivientes después del deslave que dejó más de 250 muertos y centenares de heridos en Mocoa, en el sur de Colombia

Soldado rescata a una niña de los escombros. Derechos de autor de la imagen Ejército de Colombia
Image caption "Todavía no lo tenemos (el número de desaparecidos), pero el número de fallecidos, la rapidez con que ha crecido ha sido impresionante", señaló el presidente Santos.

Fue una avalancha de lodo, agua y rocas que sorprendió a los habitantes de Mocoa, en el sur de Colombia, en la medianoche del viernes.

El presidente del país, Juan Manuel Santos, informó a través de su cuenta en Twitter que la cifra oficial de muertos es de 254 y que al menos 43 eran niños.

Sin embargo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, cuya directora general hizo un recorrido por la zona afectada, afirmó que el número de menores muertos asciende a 62.

Aunque las cifras oficiales continúan variando, el número de heridos se da en 203 y la cantidad de damnificados y desaparecidos es indeterminado.

Mocoa es la capital del departamento de Putumayo, donde viven cerca de 45.000 personas.

Por lo pronto, el gobierno colombiano ya declaró a la zona bajo estado de calamidad. Policías, militares, bomberos y personal de emergencias se encargan de las labores de rescate.

Media playback is unsupported on your device
Así lidian con la tragedia en Mocoa, la ciudad de Colombia arrasada por una avalancha

Los organismos de socorro han empleado drones equipados con cámaras térmicas en la búsqueda de personas con vida debajo del lodo, rocas y desechos que cubren varios barrios de la capital de Putumayo.

"Estamos concentrando todos los esfuerzos en rescatar a personas con vida en las primeras 72 horas; todos los organismos de socorro trabajamos coordinados para acelerar al máximo el proceso de búsqueda", dijo el director de Defensa Civil, general Miguel Ernesto Pérez, según declaraciones recogidas por la revista Semana.

Arrasado

Las imágenes de la zona afectada son impresionantes: lodo y gigantescas piedras cubren barrios enteros, gigantescos árboles yacen en el suelo, arrancados por la fuerza de las aguas.

"Dicen que fueron tres ríos que se desbordaron, pero (fue) como si el mar hubiera pasado por el barrio", le dijo al diario colombiano El Espectador uno de los testigos de la tragedia, Octavio Hernández.

Derechos de autor de la imagen Bomberos de Colombia
Image caption El deslave se produjo por el desborde de tres ríos en el sur de Colombia.
Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los organismos de socorro intentan rescatar al mayor número de personas en las primeras 72 horas siguientes al suceso.

"Solo alcanzamos a sacar las niñas. En minutos, la avalancha acabó con todo, nada nos quedó", le contó por su parte al diario El Tiempo Alexander López, un vecino del barrio de San Fernando.

Los ríos que se desbordaron después de una jornada de intensas lluvias fueron el Mocoa, el Mulato y el Sangoyaco.

El agua y el barro se llevaron consigo viviendas, postes de energía, vehículos y árboles, afectando a unos 17 barrios.

Media playback is unsupported on your device
Colombia: así quedó Mocoa después del deslave que le costó la vida al menos a 250 personas

"Hay barrios que desaparecieron por completo", le dijo el alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, a la revista Semana.

Derechos de autor de la imagen Ejército de Colombia
Image caption 17 barrios de Mocoa se vieron afectados.

Mocoa

La magnitud de la catástrofe se agrava por el aislamiento de esta zona de Colombia, situada en la región amazónica, en la frontera con Ecuador, que carece de suficientes vías de acceso, pues solo se puede llegar a Mocoa por vía aérea o por precarias carreteras que la comunican tras varias horas de viaje.

Una de las carreteras que conecta a Mocoa con la localidad de Pitalito, en el aledaño departamento de Huila, fue arreglada y por esta ya transitan vehículos con socorro, según informó el gobierno.

También se supo que siete puentes fueron destruidos, de los cuales cinco han sido habilitados.

Los habitantes de Mocoa están acostumbrados a convivir con una naturaleza de selva y ríos caudalosos. Sin embargo, fueron sorprendidos por el inusual aguacero que precedió al desastre.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La avalancha arrastró postes de luz y árboles.

La gobernadora del departamento de Putumayo, Sorrel Aroca, calificó al desastre natural como una "tragedia sin precedentes".

"Ante la gravedad de situación en Mocoa, Putumayo, declaré 'Calamidad pública' para agilizar operaciones de rescate y ayuda", informó por su parte, a través de su cuenta de Twitter el presidente Juan Manuel Santos.

"Tragedia de Mocoa me duele como Presidente y ser humano. Mis más sentidas condolencias a cada familiar de las víctimas", dijo también el mandatario.

Visitas del presidente a la zona

El presidente Santos hizo dos visitas a la zona del desatre.

El sábado por la mañana, el presidente canceló su agenda para viajar a Mocoa, junto con ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, el ministro de Ambiente, Gilberto Murillo, y otros funcionarios.

Derechos de autor de la imagen Ejército de Colombia
Image caption El municipio de Mocoa fue declarado en estado de calamidad.

"Lo primero que quiero decir es que mi corazón y el de todos los colombianos están con las víctimas de esta tragedia", dijo el mandatario a periodistas poco después de llegar al municipio afectado.

Según el mandatario, se está haciendo un censo de las personas que no han sido halladas, con base en las informaciones que están suministrando los familiares.

El domingo Santos volvió a visitar la zona y anunció que el agua y el servicio eléctrico de la zona será restablecidos lo más pronto posible.

Santos culpó al cambio climático de la ocurrido y refirió que Mocoa recibió en una sola noche un tercio de las lluvias que normalmente se producen a lo largo de todo el mes, lo que provocó que se desbordaran los ríos.

El propio alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, quien no había podido llegar a la ciudad porque estaba en un congreso de municipios en Cartagena de Indias, dijo a periodistas en Bogotá que él también está entre los damnificados porque la avalancha se llevó su casa, pero su familia está a salvo.

Despliegue

De acuerdo a las mediciones del gobierno, sólo en la noche del viernes cayó un 30% de la lluvia que se precipita normalmente durante todo un mes en esa zona de Colombia.

Derechos de autor de la imagen Ejército de Colomboa
Image caption El presidente de Colombia señaló que "hay mucha gente desaparecida".
Derechos de autor de la imagen Bomberos de Colombia
Image caption La avalancha dejó sin electricidad ni agua potable al municipio de Mocoa.

La Dirección Nacional de Bomberos informó que tiene 86 unidades trabajando en Mocoa, donde está colapsado el sistema de energía, de acueducto (provisión de agua potable) y hospitalario.

Junto a ellos están presentes la Cruz Roja, el ejército, Defensa Civil y otros organismos de rescate.

El Ministerio de Defensa envío cinco aviones de la Fuerza Aérea Colombiana, cuatro helicópteros del ejército y tres de la policía con personal médico, como parte de un contingente de 1.120 miembros de las Fuerzas Armadas que ayudan a los damnificados, entre los cuales también hay 150 miembros del Batallón de Ingenieros Militares.

También está interviniendo la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, que envió alimentos, accesorios de aseo y cocina, frazadas y colchonetas.

El agua y la energía son los servicios que más escasean en el municipio. El presidente Santos anunció la construcción inmediata de un nuevo acueducto.

Por ahora, la demanda de agua se está satisfaciendo con carros cisterna y plantas potabilizadoras.

En cuanto a la energía, el presidente expresó que el gobierno analizaba varias opciones, entre las que está la instalación de plantas eléctricas "mientras se construye una nueva subestación".

Además, 370 policías fueron desplegados en la zona. En total, el alcalde de Mocoa estimó que unas 2.500 personas está abocadas a las labores de rescate.

Derechos de autor de la imagen Bomberos de Colombia
Image caption Sólo en la noche del viernes cayó un 30% de la lluvia que se precipita normalmente durante todo un mes.

Solidaridad internacional

Lo ocurrido en Mocoa provocó muestras de solidaridad y apoyo de parte de otros países.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynsky, a través de Twitter, ofreció apoyo ante la emergencia a Juan Manuel Santos.

"Mi profunda solidaridad con la hermana nación de Colombia por el terrible desastre natural en la zona del Putumayo", escribió el peruano.

Juan Carlos Varela, mandatario de Panamá, también envió un mensaje de solidaridad a su homólogo colombiano.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, mandó "solidaridad y afecto" a "los hermanos colombianos" tras la avalancha.

"Por fuertes lluvias, avalancha deja cientos de muertos y desaparecidos en Colombia. Toda nuestra solidaridad y afecto, hermanos colombianos", tuiteó el presidente ecuatoriano a través de su cuenta en la red social Twitter.

Derechos de autor de la imagen Bomberos de Colombia
Image caption La tragedia en Colombia provocó manifestaciones de solidaridad de gobiernos de otros países.

El presidente de España, Mariano Rajoy, envió un telegrama expresando su "gran dolor por las trágicas avalanchas" y ofreciendo ayuda al gobierno de Colombia,

También el Gobierno francés hizo llegar sus condolencias a las familias afectadas por la tragedia.

"En estas circunstancias trágicas, Francia envía sus condolencias a las familias de las víctimas y brinda su apoyo al pueblo colombiano", comunicó el Ejecutivo socialista francés.

Mientras tanto, Naciones Unidas, expresó "su dolor y profunda solidaridad con las personas afectadas por la avalancha".

Derechos de autor de la imagen Ejército de Colombia
Image caption El ejército colombiano, bomberos y la Cruz Roja realizan las labores de auxilio y rescate.

"Reiteramos la total disposición del Sistema de las Naciones Unidas en Colombia de prestar todo el apoyo que las autoridades colombianas estimen necesario para responder a esta tragedia que hoy pone de luto al país", señaló el comunicado de la ONU.

Contenido relacionado