Por qué Brasil, la mayor economía de América Latina, enfrenta su primera huelga general en 20 años

Manifestantes en Brasilia Derechos de autor de la imagen Marcello Casal Jr./Agência Brasil
Image caption La huelga fue convocada por los principales sindicatos del país en protesta por una crucial reforma a las pensiones de los trabajdores.

Los principales aeropuertos están cerrados, los colegios públicos y privados también permanecerán clausurados y la mayoría de los servicios de transporte no estarán operando este viernes.

Es la primera huelga general que se lleva a cabo en el país en 20 años y fue convocada por los principales sindicatos en protesta por una reforma crucial a las pensiones de los trabajadores.

Tal como señalan los corresponsales, cuando el país debería estar comenzando las labores de un día trabajo, en la mayor ciudad del país, Sao Paulo, se veía muy poca gente en las calles y más bien parecía un día festivo.

Se espera que la mayor parte de los sectores público y privado se adhieran al paro.

Según la Central Única de los Trabajadores (CUT), uno de los sindicatos que convocaron al paro, los empleados bancarios de 22 estados suspenderán sus actividades.

Derechos de autor de la imagen AFP/Getty
Image caption Michel Temer es impopular, pero tiene al Congreso de su lado.

Crucial reforma

La protesta es contra de una reforma crucial que se votará la próxima semana en el Congreso.

La propuesta Reforma de Seguridad Social desea establecer una edad mínima de jubilación -65 años para hombres, 62 para las mujeres- y reducir otros beneficios.

La edad mínima de jubilación significaría que muchos de los empleados deberán trabajar muchos más años que en la actualidad.

Por ejemplo, los profesores pueden jubilarse después de 25 años de trabajo, cualquiera que sea su edad, de manera que alguien que comienza a trabajar a los 20 años se jubila a los 45 años.

Derechos de autor de la imagen Paulo Pinto/Fotos Públicas
Image caption Se espera que la mayoría de los sectores públicos y privados se unan al paro del viernes.

El presidente Michel Temer asegura que el actual sistema de pensiones es "insostenible" y está arrastrando a la la mayor economía de América Latina.

Los sindicatos, sin embargo, afirman que el presidente está intentando que los pobres y los necesitados paguen el precio de la actual recesión que atraviesa el país.

También se espera llevar a cabo manifestaciones en las principales ciudades del país.

En los últimos años Brasil se ha visto sacudido por numerosas y violentas protestas en medio de una crisis política, la peor recesión que se ha registrado en el país y varias investigaciones sobre corrupción en el gobierno que han revelado niveles extraordinarios de manejos ilícitos entre políticos.

Tal como señalan los corresponsales de la BBC, los sondeos sugieren que Temer es muy impopular, pero hasta ahora no había enfrentado una manifestación como la de este viernes.

"Cualquiera que sea la participación en el paro, Temer mantiene una posición bastante fuerte en el Congreso", afirma Daniel Gallas, corresponsal de la BBC en Sao Paulo.

"A principios de este semana ganó una votación para sus reformas laborales con un margen más amplio que el que necesitaba".

"Éste ha sido el distintivo de su gobierno: un presidente que es muy impopular en las calles, pero que es capaz de seguir teniendo logros en el Congreso", afirma Gallas.

Temas relacionados

Contenido relacionado