El presidente Nicolás Maduro convoca a una Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente venezolano llamó a una Asamblea Constituyente "obrera".

En medio de una profunda crisis política y económica, y semanas de violentas protestas en las calles, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, optó por llamar a una Asamblea Nacional Constituyente.

"Con el pueblo, con la clase obrera, convoco el poder constituyente originario del pueblo", dijo el mandatario, quien firmó el decreto de convocatoria en la noche de este lunes en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

"No dejaron más alternativa", aseguró Maduro en referencia a la oposición.

El presidente explicó que la Constituyente, a la que calificó como "chavista", estará formada por 500 miembros y será elegida por "voto del pueblo".

De esos 500, "aproximadamente unos 200 o 250 serán electos por la base de la clase obrera", indicó.

La iniciativa oficialista fue calificada por la oposición como un "fraude" y un "asesinato al legado de Chávez, que es la Constitución".

Los opositores anunciaron que mantendrán las protestas callejeras, que ya llevan más de un mes, y que no reconocen el llamado a una Constituyente.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La oposición acumula un mes de protestas masivas contra el gobierno de Maduro.

En su discurso, Maduro explicó que los obreros, campesinos, jubilados, mujeres y jóvenes tendrán presencia en el futuro cónclave que será compuesto de manera "sectorizada y territorial".

En la tarde del lunes, durante la celebración del Día Internacional de los Trabajadores, el mandatario hizo el anuncio del llamado a la Constituyente que horas después oficializó firmando el decreto de convocatoria.

Dentro de los objetivos de la Constituyente enumerados por Maduro se encuentran la construcción de un sistema económico "post petrolero" y constitucionalizar a los consejos comunales y comunas.

"Constituyente profundamente comunal"

Maduro citó este lunes en su discurso el artículo 347 de la Constitución venezolana, que habilita al presidente a convocar a una Asamblea Nacional Constituyente en consejo de ministros.

"Convoco una Constituyente ciudadana, no una Constituyente de partidos ni élites, una Constituyente ciudadana, obrera, comunal, campesina, una Constituyente feminista, de la juventud, de los estudiantes, una Constituyente indígena, pero sobre todo, hermanos, una Constituyente profundamente obrera, decisivamente obrera, profundamente comunal. Convoco a los comuneros, a los misiones", afirmó.

Derechos de autor de la imagen VTV
Image caption "No dejaron más alternativa", aseguró Maduro en referencia a la oposición.

Por otra parte, explicó que los pensionados van a tener "por primera vez en la historia" sus constituyentes elegidos directamente por ellos.

También los indígenas, los estudiantes y la juventud, así como las comunas.

De los 500 miembros de la Constituyente, unos 250, dijo, se elegirán "en un sistema territorializado, con carácter municipal, en las comunidades, con voto directo, secreto".

De momento no hay fechas para la elección de los constituyentes.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Miles de seguidores de Maduro y del fallecido expresidente Hugo Chávez, se congregaron en el Día de los Trabajadores.

Maduro anunció la creación de una comisión presidencial, dirigida por Elías Jaua, exvicepresidente, exministro de Comunas y uno de los gestores principales del sistema de asistencia, autogestión y poder local del chavismo.

En la comisión, compuesta por 12 personas, también se encuentran la canciller, Delcy Rodríguez, y la "primera combatiente", Cilia Flores, como jurisconsultas.

El mandatario venezolano también citó el artículo 349 de la Carta Magna que indica que "los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones" de dicha Asamblea.

Análisis del corresponsal de BBC Mundo Daniel Pardo desde Caracas

El anuncio de Maduro deja algunas incógnitas cuyas respuestas pueden determinar el futuro de la actual crisis por la que atraviesa en Venezuela.

Primero, no está claro si la elección de los 500 constituyentes será "directa, secreta y universal", como establece la actual Constitución.

Maduro, de hecho, dijo que sería una constituyente "chavista".

Por otro lado, queda por ver cómo cambia el calendario de elecciones con la nueva Constitución, que en teoría tiene presidenciales pautadas para finales de 2018 y unas regionales y municipales pendientes desde 2016.

El martes y miércoles se esperan nuevas movilizaciones de la oposición, pero es incierto si la gente vaya a atender el llamado a más protestas después de un mes de movilizaciones marcadas por la represión y la violencia.

Reacciones

Líderes opositores criticaron la decisión al considerarla un nuevo intento de marginar a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

El llamado a una Asamblea Constituyente fue calificado como un "fraude constitucional" y una "locura".

Esos fueron los términos usados por Henrique Capriles, uno de los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática y gobernador del estado de Miranda.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El líder opositor Henrique Capriles calificó el anuncio de Maduro como un "fraude constitucional".

Mientras tanto, el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, afirmó que la iniciativa oficialista busca "huir del voto universal, directo y secreto del pueblo que en las calles exige respeto a la Constitución".

"Maduro acaba de matar y asesinar el legado de Hugo Chávez a Venezuela que era la Constitución", indicó Borges.

El asambleísta pidió a las Fuerzas Armadas que se pronuncien, así como "a las otras instituciones, a la fiscal (Luisa Ortega), a los magistrados, a quienes tengan todavía conciencia y les duela el país".

"No se hundan con este golpe de Estado, es el momento de la conciencia, rebélense", afirmó.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Maduro firmó el decreto de convocatoria este lunes por la noche.

"Lo que ha pasado hoy (...) es el golpe de Estado más grave en la historia venezolana, es Nicolás Maduro disolviendo la democracia y disolviendo la república, frente a eso la Unidad Democrática y los diputados de la Asamblea Nacional llamamos a rebelarse al pueblo de Venezuela", añadió.

Los opositores realizaron un "cacerolazo" de protesta el lunes por la noche y anunciaron que el martes por la mañana se realizará un bloqueo de calles y una sesión de la Asamblea Nacional durante la tarde.

El miércoles 3 de mayo está prevista una nueva marcha de los detractores de Nicolás Maduro.

Este lunes se volvieron a repetir los disturbios que han caracterizado la ola de protestas masivas antigubernamentales en el último mes.

Los manifestantes de oposición exigen elecciones anticipadas, la restitución de los poderes de la Asamblea Nacional (declarada en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia) y la liberación de los "presos políticos".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El gobierno de Maduro acusa a la oposición de conspirar para dar un golpe de Estado, mientras que la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) exige elecciones generales.

Las protestas se dan en medio de una aguda crisis económica, con la inflación más alta del mundo y fuerte escasez de alimentos y medicinas, además de altos niveles de criminalidad.

El gobierno de Maduro acusa a la oposición de conspirar para dar un golpe de Estado, mientras que la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) exige elecciones generales.

Desde 1999

La última vez que Venezuela tuvo una Asamblea Nacional Constituyente fue en 1999, cuando el fallecido ex presidente Hugo Chávez apenas iniciaba su mandato, que se extendió por 14 años.

En ese entonces, Chávez promovió la realización de un referéndum constituyente para crear una nueva Carta Magna, que era considerada la piedra angular de su nuevo proyecto de país.

Casi el 88% de los votantes aprobó la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El fallecido expresidente Hugo Chávez promovió en 1999 la creación de una Asamblea Nacional Constituyente.

Dicha Asamblea, encabezada por el político fallecido Luis Miquilena -quien años después criticó al gobierno chavista- redactó una nueva Constitución que dio paso a la República Bolivariana de Venezuela.

Casi 20 años después, el presidente Nicolás Maduro señaló que la Carta Magna vigente debe "perfeccionarse" para que el pueblo, mediante la Constituyente, "tome el poder originario".

El presidente, de 54 años, les pidió este lunes a sus seguidores desde la avenida Bolívar, en el centro de Caracas, que "no le fallen".

"Ha llegado el día, hermanos. No me fallen. No le fallen a Chávez", dijo.

Temas relacionados

Contenido relacionado