Entre el festejo de Maduro y la protesta de la oposición: así divide a Venezuela la convocatoria a Asamblea Constituyente

El presidente anunció la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente el lunes. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente anunció la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente el lunes.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, entregó personalmente este miércoles en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) el decreto de convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para "reformar el Estado y redactar una nueva Constitución".

"He venido con la Constitución, con la mayor voluntad constitucional de paz, a activar uno de los mecanismos más importantes, quizá el más importante que tiene nuestro país para convocar a un gran diálogo constituyente de paz", declaró el mandatario.

Maduro había anunciado el lunes la convocatoria a una ANC "chavista" que sería conformada por 500 constituyentes elegidos por la "base de la clase obrera" y en un sistema territorial y con carácter municipal.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los manifestantes de oposición aparecen pertrechados con máscaras y escudos.

La decisión del mandatario se produce en medio de la ola de protestas impulsadas por la oposición que denuncia que el gobierno dio un "autogolpe de Estado".

Este miércoles se repitieron las escenas de disturbios y lanzamiento de gases lacrimógenos en una jornada que la oposición denunció como especialmente violenta.

En medio de los enfrentamientos entre manifestantes y los antimotines, falleció el joven de 18 años Armando Cañizales en el municipio Baruta, en el este de Caracas, según confirmó el Ministerio Público (fiscalía).

"El joven recibió trauma penetrante en el cuello sin salida que produjo shock y paro cardiorrespiratorio. Falleció mientras era asistido", informó en Twitter el alcalde de la zona, Gerardo Blyde.

Las manifestaciones masivas comenzaron a principios de abril, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) tomara las atribuciones de la Asamblea Nacional (AN), controlada por la oposición.

Al menos 30 personas han muerto en el marco de las protestas en poco más de un mes, según el recuento de la fiscalía venezolana.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las protestas opositoras volvieron a ser reprimidas por las fuerzas de seguridad.

En redes sociales circularon videos de lo que parecen agentes de la Guardia Nacional dejando caer bombas lacrimógenas a un grupo de periodistas, gesto que fue denunciado como un atentado a la libertad de prensa.

También circuló un video tomado desde una vivienda en el que se contrasta a Maduro bailando en la televisión en el acto del CNE mientras se enfrentan en la calle la Guardia Nacional y manifestantes de oposición.

Y es que Maduro celebró bailando la entrega al poder electoral del decreto de convocatoria de Asamblea Constituyente que a la misma hora miles de personas rechazaban en las calles.

Sin detalles

El presidente presentó un decreto de dos artículos en los que, sin embargo, no se detalla cómo será la Constituyente, aunque ya anunció que la formarán 500 miembros.

En el artículo 2 se dice que serán elegidos en los "ámbitos sectoriales y territoriales" mediante el "voto universal, directo y secreto".

"Que Venezuela decida, si quiere a los violentos y terroristas o quiere al pueblo constituyente que quiere paz y prosperidad", dijo Maduro.

"Venezuela amada, ahora la decisión está en tus manos, en las próximas semanas tendremos elecciones, querían elecciones, tomen elecciones, querían votar, vamos a votar, querían diálogo, tomen Constituyente".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Seguidores de Maduro celebraron en las afueras del CNE la convocatoria a una Constituyente.

Se desconocen cuándo se activará el proceso de selección de los miembros de la Constituyente y los detalles sobre cómo será el método, que ya ha despertado la crítica de constitucionalistas.

El lunes, al anunciar la convocatoria de la Constituyente, Maduro dijo que 250 miembros serían elegidos por sectores sociales, algo que generó la crítica de la oposición, que reclama primero un referendo para poder convocar a la Constituyente.

Desde la oposición lo califican como un "autogolpe" que obedece a la intención de perpetuarse en el poder.

Análisis de Daniel García, corresponsal en Caracas

La jornada de este miércoles volvió a dejar evidente las dos realidades políticas de Venezuela.

Mientras en el CNE el presidente Maduro entregaba el decreto con el aval de la presidenta del ente y los aplausos de su gabinete y de los líderes de su partido, la oposición marchaba en protesta por la convocatoria de la Constituyente.

Pero sigue sin conocerse cómo será la elección de los 500 miembros de la Constituyente, la gran incógnita de un proceso que puede demorar meses.

El decreto habla de nueve propósitos, entre los que destacan la intención del reconocimiento de las misiones sociales y la organización comunal, así como una reforma del sistema de Justicia para ampliar sus competencias y "erradicar la impunidad de los delitos".

El CNE, al que la oposición acusa se actuar al dictado del gobierno, dio el aval al decreto.

"Lo que se inicia hoy (miércoles), un nuevo proceso constituyente, consolidará la República y llevará al país a la paz que todos y todas merecemos", dijo la presidente del CNE, Tibisay Lucena, flanqueada por Maduro y ante la cúpula del gobierno y del partido oficialista PSUV.

Al finalizar el breve acto, Maduro se dirigió a sus simpatizantes: "Es la única convocatoria constitucional y legal que hay hoy por hoy en el país. Nosotros somos la constitucionalidad y legalidad, ellos son la violencia", dijo Maduro.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La Guardia Nacional empleó gases lacrimógenos y perdigones contra los manifestantes.

Más protestas

En otra parte de la ciudad, la policía dispersó con gases lacrimógenos una nueva marcha de la oposición liderada por los diputados de la Asamblea Nacional.

Las fuerzas de seguridad impidieron nuevamente el acceso de los manifestantes hacia el centro de Caracas, la zona gobernada por las fuerzas del oficialismo.

Derechos de autor de la imagen Reuters

En el enfrentamiento se pudo ver a manifestantes que recogían y lanzaban de vuelta las bombas lacrimógenas así como otros valiéndose de cócteles molotov.

También se pudo ver cómo grupos de jóvenes trataban de socorrer a compañeros heridos en los enfrentamientos.

"Hoy estaremos en la calle, mañana estaremos en la calle, hasta lograr derribar los obstáculos y conseguir que sea el pueblo venezolano el que imponga sus derechos", dijo el opositor Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional.

Temas relacionados

Contenido relacionado